Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Un fuerte temporal puso al límite a la ciudad y a distritos bonaerenses

En la Capital, cayeron 30 mm en una hora; hubo anegamientos, árboles caídos y problemas en trenes y subtes; en algunas zonas de la provincia llovieron más de 100 mm

Viernes 13 de noviembre de 2015
Sánchez de Bustamante y Libertador, bajo el agua
Sánchez de Bustamante y Libertador, bajo el agua. Foto: Twitter
0

Durante dos horas, un intenso temporal de lluvia y viento castigó ayer a los vecinos de la Capital, el conurbano y el interior bonaerense, aunque las consecuencias no fueron tan graves como en tormentas anteriores. Anegamientos de calles, caída de algunos árboles, el sistema de desagüe hidráulico al límite, interrupción de trenes y subtes y semáforos fuera de servicio fueron las principales trastornos registrados.

Por lo menos 30 milímetros caídos en una hora, entre las 18.30 y las 19.30, pusieron al borde del colapso al arroyo Medrano y la zona del Parque Sarmiento, por el ingreso de 20.000 metros cúbicos por segundo. Hasta las 21, se habían reportado 50 milímetros de precipitación en la ciudad.

Saavedra, Núñez, Belgrano y otros barrios del corredor norte de la Capital fueron los más afectados. Completamente anegadas quedaron las avenidas Del Libertador y Udaondo, por donde debieron salir los hinchas del estadio de River cuando se suspendió el partido entre Argentina y Brasil (ver Deportiva). Cientos de personas caminaban con el agua por encima de las rodillas, enfundadas en rompevientos, pilotos, botas y gorros. Debían hacer un gran esfuerzo para no caer en las pequeñas olas que se formaban.

La esquinas de Arismendi y Combatientes de Malvinas, en Villa Urquiza, y Bulnes y Salvador, en Palermo, por citar algunas, también presentaron complicaciones en los momentos más intensos de la tormenta. También los vecinos de Nueva Pompeya y otros barrios de la zona sur registraron inconvenientes.

Movilizarse por la ciudad en medio del temporal fue un verdadero problema. Los vehículos transitaban a paso lento por las autopistas y los principales accesos, como la General Paz y la Panamericana, debido a un tránsito cargado y a la cortina de agua que dificultaba la visibilidad.

Un río en el cruce de General Paz y Libertador
Un río en el cruce de General Paz y Libertador. Foto: Enrique Villegas

La cantidad de agua caída obligó también a suspender el servicio en dos ramales del ferrocarril Mitre y de la línea C de subterráneos. Las formaciones de la línea D, en tanto, no paraban en la estación Scalabrini Ortiz y se filtraba agua en los andenes de la estación Moreno de la línea C. También hubo demoras en algunos vuelos en Aeroparque y Ezeiza.

En Lanús, San Justo, Avellaneda, José C. Paz y otros puntos del conurbano se registraron lluvias intensas y algunos anegamientos, según mostraron algunas fotos reproducidas por usuarios de las redes sociales.

La situación en otras ciudades bonaerenses fue dispar. En Arrecifes cayeron unos 100 mm de lluvia, y el río Arrecifes crecía con el correr de las horas; anoche se encontraba en 3,90 metros. La misma cantidad de lluvia se registró en Pergamino, donde se esperaban más lluvias durante la madrugada.

En Ramallo, San Nicolás y San Pedro el panorama fue bastante similar, con lluvias durante gran parte de la jornada, aunque las condiciones mejoraron durante el transcurso de la tarde y la noche.

El río Luján, en tanto, no había desbordado, por lo que hasta anoche no había evacuados en la zona y tampoco se esperaba un giro en la situación. Sin embargo, todos los equipos de emergencia se encontraban preparados para cubrir una eventual crecida.

Según datos del Servicio Meteorológico Nacional, se trató de una tormenta que avanzó del noroeste al sudoeste de la provincia de Buenos Aires, con el pico de actividad entre las 19.30 y las 21 de ayer.

Los meteorólogos informaron que no está previsto que el fenómeno se repita durante el fin de semana. Para hoy se espera una temperatura de 24°C con cielo parcialmente nublado, mientras que para mañana y el domingo las máximas llegarán a 28° y 30°, respectivamente.

Sin embargo, anoche se mantenía una alerta meteorológica por tormentas fuertes y ocasional caída de granizo. Abarcaba las provincias de Buenos Aires (Arrecifes, Baradero, Campana, Pergamino, Ramallo, San Nicolás, San Pedro y Zárate), Santa Fe (Castellanos, Constitución, Garay, Iriondo, La Capital, Las Colonias, Rosario, San Cristóbal, San Javier, San Jerónimo, San Justo, San Lorenzo, San Martín y Vera), Corrientes (Curuzú Cuatiá, Esquina, Goya, Monte Caseros y Sauce); Córdoba Justo y Tulumba), y Entre Ríos (Colón, Concepción del Uruguay, Concordia, Diamante, Federación, Federal, Gualeguay, Gualeguaychú, Islas del Ibicuy, La Paz, Nogoya, Paraná, Feliciano, San Salvador, Tala, Victoria y Villaguay).

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas