Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Identificaron al primer terrorista de los atentados de París: es un kamikaze francés con vínculos jihadistas

Es procedente de los suburbios de la capital francesa y estaba fichado por los servicios de inteligencia por sus nexos con el fundamentalismo islámico; anoche, ocho extremistas murieron, siete de ellos suicidas, y buscan a sus cómplices

Sábado 14 de noviembre de 2015 • 11:29
0
Escenas de pánico, sangre y muerte tras el ataque en el Bataclán
Escenas de pánico, sangre y muerte tras el ataque en el Bataclán. Foto: Reuters

PARÍS.- Ocho terroristas murieron anoche en medio de los múltiples atentados en distintos puntos de París, siete de ellos haciéndose explotar a sí mismos. Uno de los suicidas, que participó del ataque en el teatro Bataclán, fue el primero en ser identificado hoy. Se trata de un ciudadano francés, que ya estaba en la mira de los servicios de inteligencia franceses por presuntos vínculos jihadistas.

Por lo menos 128 personas murieron y unas 300 resultaron heridas por la ola de ataques en la capital de Francia.

El terrorista fue identificado por sus huellas dactilares, ya que estaba fichado por la policía por su cercanía al fundamentalismo islámico, indicaron hoy medios locales.

Se lo consideraba, en el alto nivel de vigilancia, una "persona de riesgo", indicaron fuentes de seguridad locales, reproducidas por la prensa parisina.

El atacante tenía alrededor de 30 años y era procedente de la localidad de Courcouronnes, a unos 35 kilómetros al sur de París, precisaron fuentes cercanas a la investigación.

Es uno de los cuatro terroristas que, según los primeros elementos de la investigación, fallecieron en el asalto al Bataclán, tres de ellos tras haber accionado sus cinturones de explosivos y el cuarto por los disparos de los agentes.

En el ataque en el teatro, donde estaba tocando una banda de rock, murieron al menos 82 personas.

Según el sitio del diario Le Figaro, los terroristas que actuaron en el Bataclán hablaban en francés, tal y como se desprende de las grabaciones de sus conversaciones durante el atentado.

Un pasaporte sirio

Por otro lado, los investigadores encontraron un pasaportes sirio cerca del cuerpo de uno de los terroristas suicidas que provocaron explosiones cerca del Estadio de Francia cuando se disputaba un partido amistoso de fútbol contra la selección de Alemania.

El pasaporte sirio se hallaba "a proximidad del cuerpo de uno de los atacantes", afirmó una fuente policial. En este momento se están haciendo las comprobaciones pertinentes sobre la identidad del terrorista de acuerdo con este documento, señalaron las fuentes.

Hacia las 21.20 hora local (17.20 en la Argentina), cerca del campo en el que las selecciones disputaban el partido ante la presencia del presidente François Hollande , se registraron tres explosiones, perpetradas por los terroristas, que murieron en esas operaciones.

La "pista siria" es una de las hipótesis de trabajo de los investigadores, dijeron las fuentes, que están verificando esos elementos con los de servicios de inteligencia extranjeros, en particular europeos.

La identificación de los kamikazes

La investigación sobre los atentados de París, que se prevé larga, deberá primero determinar cómo pudieron coordinarse los suicidas para perpetrar esas matanzas en París, en nombre del grupo jihadista Estado Islámico (EI).

Para eso, los restos de los suicidas que se hicieron explotar en el boulevard Voltaire, en la sala de espectáculos Bataclan y en el Estadio de Francia, serán trasladados al Instituto de Medicina Legal.

Una fuente policial aseguró que los autores de los ataques eran "a primera vista unos tipos curtidos y perfectamente entrenados, que los testigos describen como bastante jóvenes y seguros de sí mismo".

Los investigadores se plantearon "bastante rápidamente" la cuestión de su entrenamiento y una eventual estadía en zona de jihad, según fuentes policiales, que agregaron que se trata de "los primeros elementos de la investigación" que aún hay que "afinar".

En busca de cómplices

Los ataques de anoche suponen un antes y un después respecto a anteriores atentados, como el de Charlie Hebdo en enero. Cambió el "modus operandi" (ayer muchos fueron kamikazes), sus objetivos (atentados indiscriminados y no contra un grupo determinado) y también su escala (ataques simultáneos en varios lugares).

En agosto, un francés detenido a su regreso de Siria, donde había pasado unos días en Raqqa, un bastión del EI, mencionó unas instrucciones para atentar contra un sala de conciertos.

La localización de apoyos logísticos y posibles comanditarios dependerá de las huellas que dejaron los kamikazes. El uso de cinturones explosivos es inédito y deja suponer la presencia de un especialista en este tipo de dispositivos.

Las autoridades francesas solicitaron la cooperación de servicios extranjeros, sobre todo de sus socios europeos.

Además, Interpol anunció hoy que ha creado un gabinete de crisis en la sede de su secretariado general en la ciudad francesa de Lyon para coordinar la respuesta a los atentados.

Como parte de su célula de crisis, su centro de coordinación y mando, activo las 24 horas del día, ha estado en estrecha colaboración con su delegación en París "para proveer la asistencia requerida por las autoridades francesas" sobre la investigación en marcha, indica la organización policial en un comunicado.

Interpol recordó que cuenta con bases de datos con ADN, nombres y huellas dactilares y medios para reforzar la seguridad en las fronteras.

Agencias AFP, ANSA y EFE

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas