Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El ritual de la Pachamama y un deseo optimista

El candidato rindió culto a la Madre Tierra y pidió sabiduría si es presidente

Viernes 20 de noviembre de 2015
0

HUACALERA, Jujuy.- El sol pega fuerte en esta localidad a 2600 metros de altura, en plena quebrada de Humahuaca. De la mano de Juliana Awada, Mauricio Macri escucha a María Inés, una indígena que conduce la ceremonia de la Pachamama. María Inés le pide que tome cuatro hojas de coca y que pida un deseo.

"Pedí fortaleza y sabiduría para conducir la Argentina", dijo después, antes del acto de cierre en el Monumento a los Héroes de la Independencia.

Al igual que hace dos semanas, el líder de Cambiemos disfrutó del contacto con la cultura norteña y del respaldo de una provincia en la que los números comienzan a sonreírle. "Te vamos a sacar bueno a vos", bromeó el gobernador electo de Jujuy, Gerardo Morales, cuando Macri intentaba encontrarles el gusto a las hojas de coca que las indígenas le habían dado para mascar.

"¡Dios te ha ungido presidente!", le gritó un muchacho vestido con la remera de Boca Juniors, sin reparar en que la ceremonia de "conexión y agradecimiento a la Madre Tierra" todavía no había terminado. En la primera fila había mucha presencia radical: además del anfitrión Morales, el gobernador de Corrientes, Ricardo Colombi; el ex candidato santacruceño Eduardo Costa; el santafecino Mario Barletta, y el tucumano José Cano. Más tarde llegaron el cordobés Mario Negri y el formoseño Ricardo Buryaille. Tanta presencia radical tenía otra explicación. "Están todos atentos a los cargos que vienen", susurró un macrista.

Mientras todo se preparaba para la ceremonia, Macri y Morales tuvieron un encuentro a solas del que no trascendieron detalles, pero en el que los borradores sobre eventuales miembros del gabinete sobrevolaron las conversaciones. "Marcos [Peña] y Emilio Monzó están a cargo de las negociaciones. Pero Mauricio no deja que nada trascienda hasta el 23", contó uno de los eventuales candidatos a ministro. Monzó sólo aclaró que los intendentes massistas Joaquín de la Torre y Jesús Cariglino "ya están trabajando con nosotros", sin indicar si hay algo más que una ayuda electoral.

En el hotel Huacalera, adonde Macri llegó junto a su esposa a las dos de la madrugada de ayer, hubo tiempo para una conferencia de prensa con algunas definiciones políticas, pero también para más muestras de afecto. Jesús, un niño de ocho años, le dedicó un poema que Macri escuchó muy serio. Macri lo abrazo a él y al grupo de compañeritos, que le dedicaron al candidato un carnavalito que hablaba de "la primavera que llegó".

En la delegación que acompañó a Macri en su gira de cierre por la quebrada de Humahuaca dominó la cautela al ser consultados sobre el resultado de la elección. El secretario de Gobierno, Marcos Peña, fue moderado cuando un periodista le preguntó si la elección "ya estaba ganada". El funcionario, mesurado, respondió: "Con mucha prudencia, pero la sensación sobre la elección es positiva".

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas