Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Renovación de cara al futuro

El Galgo, empresa dedicada a la fabricación de pinceles, pinceletas, rodillos, espátulas y accesorios, entre otros, el año próximo, invertirá 600.000 dólares en modernas maquinarias de carácter tecnológico, en sus dos plantas fabriles, ubicadas en Ramos Mejía y Mataderos

Lunes 23 de noviembre de 2015

El año próximo la firma El Galgo, dedicada a la fabricación de pinceles y rodillos, incorporará nuevas tecnologías en sus plantas industriales de Ramos Mejía y Mataderos. La empresa fundada hace 60 años, adquirirá modernas maquinarias cuya inversión superará los 600.000 dólares. En la compañía, trabajan 300 personas y produce de forma integral en la Argentina más de 8 millones de unidades anuales de pinceles, pinceletas, rodillos, espátulas y una vasta línea de accesorios como bandejas, extensores, abridores, con lo cual lidera en ventas con un 60% del market share. Cuenta con una cartera de 2500 clientes y tiene presencia en más de 10.000 puntos de ventas a nivel nacional, entre cadenas de pintura, ferreterías, corralones de materiales, homecenters e hipermercados.

Recientemente, El Galgo ha desarrollado una nueva línea de productos Neón, que ofrece alternativas de pinceles para los diferentes tipos de pintura. En los dos últimos años ha generado un importante crecimiento a nivel local y regional, como consecuencia del relanzamiento de la imagen de la marca conjuntamente con la presentación de más productos especiales para el mercado, y por las acciones de capacitación y relación con clientes y profesionales. Esta situación no sólo ha incrementado la venta de sus clientes sino, que son más los proveedores nuevos atraídos por estas novedades.

El gerente general de El Galgo, Guido Hajtmacher, comentó: "Contamos con dos plantas, las oficinas junto con la de pinceles e inyección, está en Ramos Mejía desde 1978; la otra se encuentra en el barrio de Mataderos desde 1986, donde se producen las líneas de rodillos de lana y sintéticos. Ambas instalaciones totalizan 12.000 m2".

En la planta de Ramos Mejía también se desarrolla la logística, distribución y las oficinas comerciales y administrativas de finanzas, recursos humanos y compras. Mientras que, en Mataderos se hace toda la producción de rodillos.

"El 90% de nuestra facturación es al mercado local, y, un 10% es lo que exportamos a países de la región como Paraguay, Uruguay, Perú y desde octubre último, Bolivia. Los productos exportados son pinceles, rodillos, espátulas y accesorios. En el pasado también lo habíamos hecho a España, Alemania, Brasil, Colombia, Venezuela y El Salvador", agregó Hajtmacher.

Una característica de la empresa es que cuenta con una línea de producción integrada verticalmente. "Significa que la mayoría de los componentes de nuestros productos son fabricados en la misma planta desde las materias primas básicas como el plástico, el alambre, la hojalata y la cerda. Para esto disponemos de una línea de inyección, que nos permite elaborar nuestros cabos y mangos con matrices exclusivas y máquinas automatizadas", expresó Hajtmacher.

Sobre el futuro, Hajtmacher, analizó: "tenemos buenas expectativas. El Galgo tiene más de 60 años en el mercado y eso se debe a la constante re inversión en la mejora de sus productos y sus procesos. Las industrias debemos realizar importantes inversiones, que rindan en el mediano y largo plazo, y creemos que el nuevo gobierno debe apoyar al sector con préstamos que dinamicen. También debe existir un apoyo a los exportadores con reglas claras y estables, que brinden previsibilidad".

La empresa opera en el mercado de la construcción, forma parte de los insumos requeridos para el proceso y su actividad está ligada al segmento de la pintura. "Se caracteriza por mantener un nivel de actividad estable. Esta es una plaza madura con leves subas o bajas, dependiendo del momento del económico. Los últimos años, realmente, fueron muy positivos, con buenos indicadores de actividad. Entendemos que para los próximos el mercado tendría que seguir expandiéndose con tasas más altas de crecimiento y, esperemos, que la adecuación del tipo de cambio nos pueda ayudar a seguir creciendo a nivel regional", opinó.

Para el año próximo, el objetivo es reformar el layout de los procesos productivos y logísticos para optimizar el espacio disponible.

Te puede interesar