Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Carlos Kunkel: “La mayoría del PJ quiere que Cristina lo conduzca”

El diputado defiende a la Presidenta, aunque desliza que no pretende liderar el partido; fuerte defensa del fallo sobre la coparticipación

SEGUIR
PARA LA NACION
Sábado 05 de diciembre de 2015
Foto: Hernán Zenteno
0

La entrevista con el diputado nacional del Frente para la Victoria se realizó en su despacho, en el Congreso de la Nación.

–Después de 12 años el kirchnerismo deja el poder...

–Andá a preguntarle a Alberto Fernández, que fue el que creó el kirchnerismo. Yo siempre me identifiqué como peronista.

–¿Fue Alberto Fernández?

–Claro, porque él decía que no alcanzaba con el peronismo, y que entonces había que hacer otra cosa. Ahora hay gente que dice que al peronismo "le dio la espalda la ciudadanía". ¡Salimos 51 a 49! El que gana por un voto es legítimo. ¿Pero eso de que el pueblo no nos quiere más?

–¿Qué análisis hace de lo que ocurrió en las urnas?

–El 51% votó por un cambio. Vamos a ver si cuando el cambio se concrete, como se está concretando ya en las góndolas, están contentos. Y el 49% votó por la continuación de un proyecto.

–¿De qué forma intentará conservar poder el peronismo?

–El Estado nacional no lo va a conservar. Lo vamos a respetar. Ésa es la diferencia con los liberales: nosotros nunca hemos complotado ni hemos participado de golpes de Estado contra gobiernos constitucionales.

–¿Y a De la Rúa? Hasta Adolfo Rodríguez Saá admite la participación de sectores del peronismo bonaerense en la caída de 2001.

–El que lo subió al helicóptero fue Lombardi, no fui yo. El helicóptero no podía aterrizar en la terraza porque no le daba el peso. Lombardi me contó que lo ayudó para que subiese. Y cuando los Carapintadas salieron a darle un golpe a los radicales, los que salimos a la Plaza fuimos nosotros.

–¿Así que usted no cree que ahora haya habido un cambio de humor social?

–Cristina en el momento de mayor apogeo electoral nuestro sacó el 55%, y en este momento de retroceso sacamos el 49%. No hubo un cambio tan grande.

– ¿Y por qué perdió Daniel Scioli?

–Esas cosas se dicen dentro del partido. Como las empresas dicen determinadas cosas dentro de sus directorios y cuando el director de tu diario te da instrucciones, supongo que vos después no las publicás.

–¿Pudieron haber fatigado un poco las cadenas nacionales?

–No creo que sea un tema del que tenga que opinar.

–Pero qué medido que está, Kunkel. No opina nada...

–(Sonríe). Tenemos que reagrupar a todo el peronismo para dentro de un año y medio.

–¿Y cómo está eso?

–Encaminado.

–¿Cuál cree que va a ser la base de operaciones del kirchnerismo ahora que no estará Olivos y se perdió la Provincia?

–Preguntáselo a ellos. Yo no sé quiénes son. Yo soy peronista. Mi base de operaciones va a ser el Partido Justicialista.

–¿Pero dónde va a estar el cuartel general? ¿En el Calafate, en el Parlamento?

–Yo creo que estamos en la etapa que Perón anunciaba pero que no llegaba nunca que es la etapa institucional del movimiento peronista.

–¿Cómo sería eso?

–Yo creo que hay que escuchar a los líderes provinciales como representantes de los vecinos de sus provincias, a los intendentes del conurbano, a los dirigentes sindicales. Reagrupar al movimiento. Y luego pasar a la elección interna, que tendría que ser en el otoño que viene.

–¿Quién tiene que liderar el peronismo a nivel nacional?

–Quien se decida y tenga el consenso.

–¿Y quién podría ser?

–Un montón de cuadros hay.

–¿Cristina va a ser la líder del peronismo?

–Si ella quiere y asume la responsabilidad, sí.

–¿Y ella quiere?

–Hay que preguntárselo. Yo lo deseo. Pero después me enteré de que el mismo día, ella estaba diciendo que no quería ser. Eso es lo que dicen que les dijo a los diputados.

–¿A usted qué le parecían Forlón y Julián Álavarez en la AGN?

–Yo voté, como correspondía, a favor.

–¿Y votó convencido?

–A pesar de que voté por un radical como Julián Álvarez

–Se dice que había muchos que no estaban de acuerdo con votarlos. ¿Puede ser?

–Puede ser.

–¿Y qué pasó que igual los votaron?

–Fue una decisión que se tomó.

–La obediencia a la líder fue más fuerte...

–Yo no diría obediencia a la líder. Diría la convicción de que hay que tomar los ejes centrales de la política y acompañarla aún en aspectos muy secundarios como la designación de dos personas.

–¿Cree que el centro de gravedad del poder del peronismo está corriéndose de Cristina hacia otro lugar?

–Cristina tendrá que definir qué es lo que se siente en condiciones y con ganas de hacer. Todos queremos que nos conduzca al conjunto.

–¿Todos los peronistas quieren que Cristina Kirchner conduzca?

–La mayoría, seguramente.

–¿Y Urtubey?

–Hay que preguntárselo a él.

–¿Y dónde se imagina a Scioli?

–Ayudándonos a mantener vivo al peronismo bonaerense.

–¿A usted le gustaría que lidere el peronismo bonaerense?

–Me parece que es la persona que mejor lo sintetiza y puede ayudar a reunir a los peronistas que no nos acompañaron en este proceso electoral.

–¿Y a Massa donde lo ve?

–Se lo devolvemos a María Julia Alsogaray. Que se quede ahí, donde mostraba con orgullo el carnet de la UCEDE que le había firmado Álvaro.

–¿Lo sorprendió el fallo de la Corte Suprema que obliga al gobierno a devolver a las provincias fondos de la coparticipación?

–Los partidos opositores planteaban que había que devolverles a las provincias el 15% de la coparticipación. Si la Corte lo estimó oportuno, me parece que lo que hizo Cristina Fernández fue cumplir el fallo de la Corte.

–Y qué rápido lo cumplió...

–¿Y dónde dice que hay que cumplir tarde las sentencias?

–La Corte dijo que había que restituir al procurador Sosa, de Santa Cruz, y que debían mostrar el contrato con Chevron y ambos fallos fueron desoídos.

–¡Y yo qué tengo que ver con eso! ¿Yo lo tenía que mostrar?

–¿Pero cómo hay que interpretar semejante velocidad en el cumplimiento del fallo?

–Eso hay que preguntarle a Lorenzetti, que tiene muy buena llegada a las autoridades del diario donde vos trabajás.

–Son 100.000 millones de pesos que se le recortan al nuevo gobierno...

–Es lo que los partidos que ahora van a ser gobierno estuvieron exigiendo todos estos años. Ahora se hace. Ya está.

–¿Y qué piensa de los cientos de pases a planta permanente de los últimos días?

–Yo creo que el próximo gobierno va a ajustar los salarios de acuerdo con el índice de Patricia Bullrich y de Pinedo. Si dicen que la inflación es del 40%, espero que den el 40% de aumento a todos.

–El cuestionamiento es: ¿por qué nombran gente que no van a tener que pagar ustedes?

–Es la continuidad jurídica del Estado. También pagamos una deuda que no habíamos contraído nosotros.

–Los nombramientos y los decretos hasta el 9 de diciembre son legales. ¿Pero están obrando de buena fe?

–Si está dentro de las facultades que alguien tiene para ejercer el gobierno... (silencio) Las intenciones subjetivas las analizan los psicólogos. Yo no soy psicólogo, soy abogado portador sano.

–El 10 de diciembre, ¿cuál es para usted la ceremonia central: la asunción de Macri o la despedida de Cristina?

–El traspaso de mando. Por un instante están los dos en un pie de igualdad.

–¿Cristina le va a entregar el bastón y la banda?

–Supongo que sí, salvo que renuncie para que se la entregue Boudou (se ríe).

–¿El traspaso lo va a hacer ella?

–Supongo que sí. Va a firmar las actas también.

–Macri quería que se hiciera en Casa Rosada...

–¿O en Barrio Parque? El juramento y el traspaso del mando se hace en el Congreso. Lo dice la Constitución. Lo que pasa es que los consultores extranjeros no tienen por qué conocer las normas argentinas.

–Algunos hablan de "resistencia" al gobierno de Macri. Bonafini va a hacer una marcha.

–Tengo el mayor de los respetos por Hebe de Bonafini, ¿pero qué tiene que ver con el Partido Justicialista? Yo no me puedo hacer cargo.

–La idea de la "resistencia" es criticable porque no es un gobierno impuesto sino elegido.

–En todo caso, lo que puede haber es resistencia a determinadas medidas. No votar un proyecto de ley que nos parece que va en contra de nuestros principios, ¿es resistir eso?

–¿Cree que la Justicia, después del 10 de diciembre, va a investigar con más fuerza a algunos funcionarios kirchneristas?

–Si ahora avanzan y antes no lo hicieron, no merecen ser jueces. Porque si había que avanzar tendrían que haber avanzado desde el primer momento. Y si avanzan de golpe, tarde... Si un juez dice "me llamaron por teléfono y me presionaron", ¿Quién lo presionó? ¿Qué es eso de presionar? A mí me encapucharon y me hicieron tres simulacros de fusilamiento cuando estaba preso y no me sentí presionado para decir lo que ellos querían que dijera. Cada cual tiene que asumir su responsabilidad.

–Acá está el Nestornauta. ¿Usted pondría su mano arriba y juraría por él que nadie del gobierno en estos 12 años levantó el teléfono para presionar a un juez?

–Yo lo que puedo jurar es que ningún juez que se deje influenciar por un llamado telefónico merece serlo.

–No me está diciendo que ustedes no llamaron a jueces...

–Yo no llamé a ninguno. ¡Pero qué sé yo quién llamó o no llamó!

–Dejamos acá.

Historia clínica

Kunkel, Carlos Miguel

Edad: 70

Ocupación: Diputado del Frente para la victoria, con mandato hasta 2017

Observaciones: Frontal, cuidadoso de exhibir las diferencias internas, orgánico del Partido Justicialista

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas