Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Intrapreneurs: los que ayudan a refundar las empresas

Domingo 06 de diciembre de 2015
SEGUIR
PARA LA NACION
0

Quienes hasta ahora se habían hecho ricos ofreciendo un servicio personalizado de intermediación entre el oferente y el comprador, hoy están agarrándose la cabeza, viendo cómo reinventarse. Nuevos productos o plataformas tecnológicas vinieron a reemplazarlos y su desafío por adaptarse es, en este momento, brutal. Te hablo de inmobiliarias, agencias de viaje, consignatarias de hacienda, etcétera. ¿Morirán?

Quienes se reinventen tendrán que mantener el servicio, pero modificando el canal, ofreciéndole al consumidor una solución directa, en la que pueda acceder al producto desde cualquier lugar y en cualquier momento.

Basta con mencionar a Mercado Libre, ZonaProp y DeMotores para decir que esto comenzó hace años, pero vale remarcar que hoy ya está penetrando en todos los rincones de cada uno de los sectores a pasos agigantados.

Y quienes no se suban a la ola, en gran parte, agonizarán. Sin embargo quedará espacio para unos pocos de la vieja escuela, cuyo valor agregado será un intangible que pocos puedan pagar.

¿Esto quiere decir "me pongo a estudiar programación"? No necesariamente. ¿Me busco otro trabajo? Tampoco.

Necesitamos que las empresas se reinventen. Necesitamos intrapreneurs; es decir, emprendedores dentro de las compañías. Y que los conceptos Lean Startup, Design Thinking y Canvas dejen de ser sinónimo de start up únicamente y pasen a ser implementados en estructuras grandes o ya establecidas, hasta incluso en las entidades estatales.

Tenemos que aprender a trabajar de una forma distinta. Hace falta volver a escuchar al consumidor y entender qué es lo que quiere o necesita.

Necesitamos volver a repensar lo que ya estaba probado y comenzar a validar nuevos caminos. Es fundamental desarrollar un MVP (producto mínimo viable) barato y rápido para lanzarlo y luego ir mejorándolo continuamente con foco en lo que el cliente necesita. Es importante volver a reformular. Mientras más rápido lo hagamos, menos tardaremos en corregir.

Los equipos que lleven adelante estos proyectos deben ser necesariamente interdisciplinarios. La novia ideal de quien desarrolle el producto es quien pueda venderlo, sea a clientes como a socios, inversores, empleados.

Un sinfín de emprendedores (o personas con ideas) se acercan a nuestra empresa suponiendo que encontraron la solución a un problema, cuando en definitiva no es más que lo que ellos suponen.

Nuestro valor radica en validarlo, en producirlo bien y producirlo rápido, pero por sobre todo escalable, para responder con altura a medida que el usuario o consumidor final demande cada vez más nuevas funcionalidades.

El paradigma cambió y los elefantes tienen que ocuparse de convertirse en perdices.

Emprender no sólo es comenzar una empresa nueva, es un estilo de vida.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas