Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Los vecinos podrán portar QR con su historia clínica

Ante un accidente, brindarán datos sobre tipo de sangre y alergias del portador

Miércoles 09 de diciembre de 2015
SEGUIR
LA NACION
0

Los instantes posteriores a un accidente de tránsito son cruciales. Existen multiplicidad de circunstancias y mayor cantidad de decisiones para tomar en muy poco tiempo. Por eso, próximamente los ciudadanos podrán llevar en sus teléfonos celulares, cascos, autos o billeteras un sticker que aporte información sobre su historial clínico.

La iniciativa de emplear códigos QR -quick response o respuesta rápida- para emergencias médicas en la vía pública fue aprobada en las últimas semanas por la Legislatura porteña. Su objetivo es que, ante un accidente o urgencia, el código sea escaneado por un profesional médico y contribuya con información como nombre completo, grupo sanguíneo, alergias, enfermedades, recomendaciones y contactos de su portador.

Los diputados oficialistas Roberto Quattromano, Cristian Ritondo y Cristina García de Aurteneche impulsaron el proyecto.

Según prevé la ley aprobada, en una página web con un software especial se cargarán los datos que luego serán procesados para generar un archivo con tres tamaños de códigos y un carnet que podrán ser impresos por el mismo usuario, sin costo y en tres idiomas: español, inglés y portugués.

"Saber cómo actuar después de un accidente requiere información sobre el tipo de sangre y medicamentos que no se pueden utilizar, entre otros. Son la clase de datos que permiten a un médico actuar con mayor eficacia y ganar tiempo", destacó Quattromano a LA NACION.

La base de datos en la que se condensará la información estará a cargo del Ministerio de Salud de la ciudad. El usuario, mediante un consentimiento firmado, dará su aprobación para que los profesionales médicos puedan acceder. Portar el sticker será voluntario.

Consultado, el coordinador ejecutivo de Seguridad Vial en la Dirección Nacional de Vialidad, Eduardo Balza, consideró: "La intención del proyecto es adecuada, pero la colocación del QR de ninguna manera debería ir en la luneta del vehículo o en el casco, sino en el documento de identidad de cada persona".

El texto de la ley detalla que, al escanear el código, el médico "encontrará en forma instantánea los datos personales y clínicos más importantes del paciente".

Incertidumbre

Mientras aguarda la reglamentación del Poder Ejecutivo, aún genera diferentes respuestas. En el caso de Federico Sánchez, un taxista de 43 años, fue desconocimiento. "Voy a llevar en la luneta del auto un código con mi información médica, pero ¿qué va a pasar con los datos de mis pasajeros? Debería ser obligatorio y exigido para todos. En la billetera y en el auto", apuntó.

Alicia de la Corte, aparadora de zapatos, que viaja todos los días en su auto desde el sur del conurbano hasta la Capital para trabajar, comentó: "Si bien no tengo parámetros para medir si funcionará bien, ni los tiempos que tardará en ponerse en práctica, el uso del código es una buena manera de ayudar a los paramédicos ante una urgencia en la calle. Todo lo que ayude a salvar vidas es un avance".

Junto con los ministerios de Transporte y Salud, se deberá diagramar una campaña de concientización para los ciudadanos. Entre los planes, figura que el SAME pueda acceder a un sistema con historias clínicas que sea digital rápido, seguro, portable y flexible.

El desarrollo del código QR aplicado a la salud fue patentado en la Argentina por el médico Pablo Tregnaghi, que preside el Comité de Informática Médica de la Sociedad Latinoamericana de Infectología Pediátrica. Según explicó a LA NACION, hay importantes diferencias entre este sistema y otros generadores de códigos QR simples. Por ejemplo, se tratará a la historia clínica de una manera dinámica: la información podrá ser modificable y adaptable, sin necesidad de reimprimir el código cada vez que se haga algún cambio.

Además, tiene naturaleza escalable: se puede modificar la puerta de entrada, o sea, que el código un día podría ser ovalado y adaptarse a modificaciones o exigencias futuras.

Con respecto a la articulación e instrumentación del programa, la diputada porteña por el Frente para la Victoria Claudia Neira dijo: "Debe estudiarse minuciosamente la capacitación por brindar a los médicos sobre el funcionamiento del código QR. También, la concientización a los ciudadanos para que consideren los beneficios del empleo del sistema y no se sientan ajenos, sino que conozcan e interioricen los códigos. En general, desde el FPV vemos con buenos ojos que esta iniciativa tecnológica ayude al SAME en los accidentes en la vía pública".

El uso de los códigos QR cada vez se extiende más en diferentes ámbitos de la vida cotidiana. Publicidades, información tributaria, información en museos, datos sobre sitios históricos y habilitaciones de comercios emplean estos extraños cuadrados con puntos blancos y negros. Francia, Estados Unidos y España ya los aprovechan con historias clínicas en caso de emergencias. Un nuevo aliado que se suma al fenómeno apodado mobile health o salud apoyada en dispositivos móviles.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas