Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Macri prepara dos agendas

Por un lado prevé adoptar medidas rápidas a través de decretos y resoluciones ministeriales; por el otro, construye un piso de consenso político para proyectos que serán enviados al Congreso

Domingo 13 de diciembre de 2015
Alicia Kirchner y Macri, ayer, en Olivos
Alicia Kirchner y Macri, ayer, en Olivos. Foto: Presidencia
0

El presidente Mauricio Macri tiene una "agenda del consenso" para lograr gobernabilidad en el Congreso, acordada con todos los partidos y gobernadores. Y también una agenda de medidas inmediatas, que serán tomadas por decreto de necesidad y urgencia en los próximos 90 días, algunas más populares y otras conflictivas. Todas dirigidas a superar los problemas económicos.

El mandatario no llamó a sesiones extraordinarias: cuida su "luna de miel" y busca construir un piso de consenso. El año parlamentario comenzará en marzo. Por decisiones del Poder Ejecutivo se aplicará la salida del cepo cambiario, la unificación del tipo de cambio, la negociación con los holdouts, la quita de subsidios y suba de tarifas (pero no a los sectores más pobres) y la rebaja del gasto público con salida de empleados públicos "ñoquis".

Según confiaron a LA NACION en el Gobierno, la agenda dura busca la normalización financiera (con baja de tasas al 6,5% a fin de año) y el ingreso de dólares vía créditos e inversiones. Pero estará acompañada de una agenda "positiva".

También por decreto o normas ministeriales, tal vez esta semana se comenzará a anunciar la eximición al aguinaldo del impuesto a las ganancias para sueldos menores de $ 30.000; se rebajarán y eliminarán las retenciones a distintos granos; se ampliaría la asignación universal por hijo a un millón de niños; se anunciará un plan de obras de US$ 10.000 millones al año; se prorrogará el plan Precios Cuidados, y se buscará que los empresarios retrotraigan precios a noviembre.

Más adelante convocarán a paritarias libres y a un consejo económico y social; se acordará con los bancos por el pago de los dólares futuros; se aplicarán metas de inflación decreciente y se normalizará el Indec, entre otras decisiones.

El diálogo con ex candidatos y con gobernadores busca generar consenso. La coparticipación, las obras públicas y la reforma política tiende a crear acuerdos básicos.

Macri necesita capital político para tener apoyo a las medidas duras. Por eso la agenda parlamentaria reforzaría ese objetivo: para marzo se incluye la reforma de las escalas de ganancias, del monotributo, devolución del IVA a sectores vulnerables; reforma política, corrupción, narcotráfico, jubilaciones, educación, pobreza, independencia judicial y crédito.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas