Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Los trabajos mejor pagos devorarán la vida de los empleados

En el futuro, el personal altamente capacitado cobrará sueldos cada vez más altos, pero rara vez estará en su casa lo suficiente para disfrutar de sus elevados ingresos

SEGUIR
Fast Company
Lunes 14 de diciembre de 2015
0

Para tener una visión del futuro del trabajo, especialmente en los puestos con sueldos elevados, basta mirar las compañías financieras y de alta tecnología. Algunas de las más grandes ofrecen salarios altos combinados con comidas gratis en el trabajo, transporte sin costo en ómnibus de lujo y extras tales como servicio de tintorería que pasan a buscar la ropa por su lugar de trabajo y se la devuelven en el mismo lugar. Esto puede parecer el fruto de beneficencia corporativa. En realidad, junto el correo electrónico y otras tecnologías digitales, estas propuestas apuntan a maximizar la eficiencia y el tiempo dedicado al trabajo, lo que permite que los empleados trabajen la mayor cantidad de horas posibles sin tener que tomarse tiempo para comer o hacer otras cosas.

Si bien esto se ve actualmente como una anomalía, las tendencias económicas imperantes obligarán a otras compañías a adoptar modelos similares: un futuro de alta paga combinada con muchas horas de trabajo.

Investigaciones muestran que las horas trabajadas se redujeron a partir de la Gran Depresión pero empezaron a aumentar nuevamente en la década de 1970. El incremento de las horas trabajadas que comenzó entonces se concentraba inicialmente entre los hombres de salarios elevados y alta calificación.

Mientras que hace 30 años los trabajadores mejor pagos en EE.UU. eran mucho menos proclives a trabajar muchas horas que los trabajadores de bajos sueldos, para 2006 la relación se había invertido: los que reciben mejor paga son dos veces más proclives a trabajar muchas horas que los que cobran poco.

Hoy tanta gente trabaja en "horarios enloquecidos" que las revistas publican guías para saber manejarse. "Hoy la tecnología significa que todos estamos disponibles las 24 horas del día los siete días de la semana", le dijo David Solomon, cojefe global del banco de inversión Goldman Sachs a The New Yorker el año pasado. "No hay límites, no hay descanso".

Horarios extendidos

¿Por qué querrán las empresas extender las horas de trabajo? Tiene que ver con aumentar las ganancias. La mayoría de los trabajadores solo piensa en lo que se lleva a casa cuando analiza cuánto le cuesta a la compañía. Sin embargo, el salario del trabajador es sólo una parte del costo total del empleado. Los beneficios, la capacitación y el espacio físico que se necesita para dar cabida a cada trabajador representan un gran porcentaje del costo total.

Un ejemplo de los costos de los beneficios es la seguridad social, el sistema de pensión estatal de EE.UU. Casi todos los trabajadores pagan un impuesto a la seguridad social. Pero en realidad el empleado sólo paga la mitad del impuesto a la seguridad social; la otra mitad la paga el empleador. Si una compañía paga a dos personas para que trabajen 40 horas semanales cada uno con una paga de US$ 125.000 al año, la compañía debe al estado un poco más de US$ 7300 por cada persona.

Sin embargo el impuesto para la seguridad social sólo se cobra a ingresos de hasta US$ 118.500 anuales. Los ingresos por encima de este nivel no pagan impuesto a la seguridad social. Si una compañía fuera a combinar dos puestos de trabajo y lograra que una sola persona trabajara 80 horas a la semana por US$ 250.00 al año, ahorraría alrededor de US$ 7300 en impuestos para la seguridad social. Contratar a una persona para un empleo de muchas horas con salario elevado permite a la compañía ganar más.

Las compañías además ahorran en sus costos con otras elementos a la hora de contratar una persona con sueldo muy elevado, comparado con dos personas.

Para los trabajadores capacitados casi todas las compañías ofrecen servicios de salud, de dentista y otros beneficios como seguro de vida. Los planes familiares de salud de primera cuestan más de US$ 27.500 anuales por empleado. Por cada dos puestos que se combinan la compañía aumenta sus ganancias por el equivalente de lo que hubiera gastado en salud, dentista y seguro de vida para un empleado.

El espacio también es un costo elevado para muchas compañías, especialmente aquellas ubicadas en las áreas urbanas importantes o en ubicaciones deseables en Sillicon Valley. El espacio para oficinas clase A cuesta US$ 100 por pie cuadrado en la zona media de New York, US$ 60 el pie cuadrado en Boston y US$ 58 el pie cuadrado en San Francisco.

Un cubículo estándar de 75 pies cuadrados le cuesta a una compañía entre US$ 4350 y US$ 7500 en estas tres ciudades aún antes de que se hagan las particiones. Al combinar puestos de trabajo y aumentar las horas para cada empleado, las compañías pueden reducir el número de cubículos y ahorrar dinero en espacio alquilado. La reducción del número de cubículos también reduce la necesidad de computadoras, teléfonos, sillas, archivos y otros equipos adicionales.

Sueldos elevados

Es simple explicar por qué habrá puestos de trabajo con horarios más prolongados en el futuro. ¿Pero por qué se verán las empresas obligadas a pagar salarios muy altos? Parte del motivo es que con el paso del tiempo el trabajo se vuelve más especializado.

La época del generalista que hace todo tipo de trabajo pasó hace mucho. Capacitarse para muchas tareas lleva muchos meses o. directamente, años. A veces los trabajadores pagan esta capacitación. Por ejemplo, los trabajadores a menudo obtienen títulos especializados universitarios o pagan de su bolsillo para obtener capacitación avanzada. A veces la compañía hace la capacitación. Como sea, debido a la creciente complejidad del trabajo, las compañías dedican cada vez más tiempo a la capacitación o a buscar el candidato adecuado para manejar este nuevo mundo híper especializado.

Cuando una compañía ha invertido mucho esfuerzo en capacitar un trabajador o mucho tiempo en encontrar un trabajador con las capacidades adecuadas, a menudo no quiere perderlo. Una manera simple de evitar la rotación del personal en el trabajo es asegurarse de que se le pague más que lo que ofrecen otras compañías. Si una compañía siempre paga más que la competencia, no hay razón monetaria para que sus empleados cambien de compañía.

La paga es el soborno que las compañías usan para mantener motivados a los trabajadores y lograr que aparezcan todos los días. Al volverse más especializado el mundo, las compañías que necesiten ese trabajo especializado seguirán elevando ese soborno para conservar a sus trabajadores.

Impacto en la gente

¿Cuál será el efecto en la gente de esta tendencia a horarios más prolongados y paga más elevada? Las investigaciones han identificados problemas como menos tiempo para dormir, mayor tensión, menos felicidad, productividad más baja, peor salud y mayores posibilidades de sufrir lesiones al expandirse el día laboral, implicancias que pueden ser peligrosas en cualquier empleo, sea o no especializado.

Un estudio reciente mostró que los trabajadores de más bajos ingresos con dos empleos son los que menos duermen. Pero Daniel Hamermesh, profesor de economía de la Universidad de Texas en Austin y la Royal Holloway University de Londres, analizó los datos más recientes de uso del tiempo y descubrió que la gente de más altos ingresos duerme menos que los pobres. (Teoriza por qué parece tan fuerte la relación entre ingresos y sueño: cuanto más puede ganar, más sentido tiene sacrificar horas de sueño para trabajar.)

Con altos salarios, los trabajadores demasiado cansados pueden mitigar ese problema en parte contratando trabajadores de bajos salarios en situación de empleo precario para limpiar sus hogares, cocinar su comida y hacer sus tareas del hogar. Pero el impacto va en detrimento de la vida familiar y la amistad porque el dinero no compra amor.

Hace cien años los activistas sindicales hacían campaña por una idea radical: la semana laboral de 40 horas. Ahora vamos en dirección opuesta. Algunos trabajadores ahora tienen horarios de 80 o 100 horas semanales a cambio de una elevada paga como un modo de "pagar sus deudas" y lograr un alto cargo en una compañía financiera o un estudio de abogado, hasta que logren trepar lo suficiente como para tener tiempo de descanso.

En el futuro los trabajadores bien pagos seguirán con estos horarios tremendos en la medida que las compañías busquen reducir costos combinando puestos de trabajo. En ese punto los "muertos que caminan" no serán sólo una fantasía televisiva sobre zombis sino un término aún más apropiado para describir trabajadores con alta paga pero privados de sueño.

Traducción Gabriel Zadunaisky

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas