Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

En los ambientes, el mundo es de papel

En Casa

Sin prejuicios. Los negocios de decoración también incluyen este material

En la actualidad es necesario encontrar recursos económicos para decorar un hogar. Económicos quizás haya muchos, pero que además sean originales y embellezcan los ambientes no es tan común. Aquí está la solución: el papel y sus derivados (cartón piedra y papel maché, entre otros) son buenas opciones. Desde objetos de iluminación hasta cortinas se lucen en los más modernos negocios.

Pero, atención: hay más... Sillones de cartón corrugado; figuras de papel maché, y floreros de cartón piedra.

Sus derivados

De lo que precise encontrará una versión en papel. Además, no hay que preocuparse por el estilo; se consiguen tanto piezas rústicas como modernas e innovadoras. Pero, en general, combinan con todos.

Además de las distintas variedades de papel existen algunos derivados con otras texturas. ¿Cuáles son?

  • Papel maché: se llama de esa manera al arte de trabajar la pasta de papel. Fue creada en Persia e India. A mediados del siglo XIX, también se utilizó mucho en Inglaterra y Francia. Aunque muy simplificadas, las técnicas modernas requieren de paciencia.

La pasta de papel puede adaptarse a las formas más caprichosas y sorprendentes. Algunos de los objetos que podemos realizar son: prensalibros, cuencos y adornos, entre otros.

  • Cartapesta o cartón piedra: es una técnica muy antigua que permite crear cualquier tipo de formas con materiales económicos (cartón, papel, telgopor, y la lista continúa). El material resultante es bastante rígido y resistente. Con él se pueden realizar diversos elementos como, por ejemplo, candelabros, cajas y jarrones.

Cuando de elegir se trata

Basta dar un paseo por las calles de Recoleta y Palermo Viejo para encontrar lo que uno busca. Pero, un secretito: en el barrio conocido como Chino (por los alrededores de Montañeses y Mendoza), se consiguen algunos objetos a precios muy accesibles.

Aquí, algunas ideas:

  • Se hizo la luz: las lámparas son los accesorios decorativos de los que más variedad se encuentra. Hay chinas, asiáticas, artesanales (en general, realizadas con papel reciclado), y también existen piezas más sofisticadas. Es posible conseguir algunos modelos diseñados por el alemán Ingo Maurer, que se ha inspirado en las famosas lámparas del que fue uno de los primeros en utilizar el papel en forma decorativa: el norteamericano Isamu Noguchi (ver recuadro). Quizá su ventaja no sea el precio, pero se trata de artículos particularmente atractivos.

¿La variedad? De colgar, de pie, apliques de pared y veladores. Todas se consiguen en varios colores. Pero las que más se utilizan son las naturales.

Una buena alternativa son los modelos de apoyo. Algunos tienen forma oval, base de madera y pantalla de papel plisado. También hay cuadradas con estructura de bambú, pantalla incorporada y base de madera.

Aunque tienen que ver con la iluminación, los accesorios para las velas merecen atención especial debido a la amplia gama de posibilidades. Los portavelas y los farolitos coloridos son una interesante opción para darle un toque veraniego al hogar.

  • Ideal para cubrir: el papel también sirve para vestir una ventana o embellecer una pared. En el primer caso las más habituales son las cortinas chinas. Son de papel de arroz, en tono natural, y tienen varillas de bambú. No se recomiendan para evitar que entren los rayos del sol, pero brindan una luz difusa que forma un clima muy cálido. Aunque un poco delicadas, son económicas. También es posible encontrar otras artesanales.

¿Sabía que se puede empapelar las paredes con algunos tipos de papel que se venden en las librerías? Para eso existe una cola especial. La variedad de diseños es muy amplia, algunos son serigrafiados (por ejemplo, la reproducción de un pentagrama de Mozart), pero también hay lisos, pintados a mano o con motivos batic. El resultado será un ambiente divertido y realizado por sus propias manos. Otra idea original es enmarcar un pliego y colg arlo a modo de cuadro.

  • A la hora de comer: hoy existe una gran variedad de diseños y coloridos de servilletas, que se adaptan a cada estilo. Algunas, al tacto, parecen de tela. También hay individuales, bols de cartón piedra, y hasta platos de sitio de cartapesta.
  • El arte de adornar: objetos hay de distintos tipos. Por ejemplo, las figuras de cartón piedra. Algunos artesanos realizan piezas con reminiscencias del escultor Fernando Botero, ideales para los que quieran darle un toque divertido al hogar. También hay cajitas, tutores (palitos para las macetas), adornos para la heladera y móviles. Un detalle original para tener en cuenta a la hora de vestir una pared: los barriletes.
  • En cartón corrugado: no es el mismo con el que envuelven las manzanas en los cajones. Se trata de un material especial que luego de ser muy trabajado parece madera. Con él se realizan muebles. El primero en emplearlo fue el diseñador Frank Gehry en las décadas del 70 y 80. Para el que desee saber cómo son esos muebles hay un sillón que aparece en la película que protagonizan Robert Redford y Demi Moore, Propuesta indecente .

Pero en la Argentina también se reproducen. Hay sillas de diferentes tipos, sillones, mesas principales y de apoyo. Aunque son muy resistentes (se demostró que 4 de esas sillas pueden sostener un auto), en general se las utiliza como piezas escultóricas por sus diseños de vanguardia. Por esa razón y la mano de obra que implican no resultan muebles demasiado económicos.

  • El papel reciclado: es rústico, pero muy delicado. Se pueden encontrar veladores, lámparas de colgar, cajas y portarretratos. Algunos vienen con incrustaciones de pétalos de flores.

Modelos y precios

  • Bols: de cartón piedra, desde $ 7 (Babel).
  • Barriletes: de papel. Distintos diseños, desde $ 15 (Babel).
  • Figuras: de animales en cartón piedra, desde $ 42 (Babel).
  • Lámparas: de papel de seda trabajado, desde $ 25 (Babel).
  • Cortina colgante: con hojitas, $ 75 (Babel).
  • Portarretratos y cajitas: de papel reciclado, desde $ 20. Jarrón de cartón piedra, $ 100 (Babel).
  • Móviles: con palomitas de cartón piedra, $ 5 (Babel).
  • Rollos: de papel de arroz: para dibujar con tinta china; $ 25, las 8 unidades (Bepinel).
  • Lámparas: de varias formas, de papel de arroz; desde $ 5. Cortinas con varillas de bambú, desde $ 22 (Bepinel).
  • Sillas de cartón corrugado: desde $ 450. Mesas, tres en una, desde $ 500 (Gropius).
  • Lámparas: de cartulina, reciclada, $ 35 (P. Palermo).
  • Cajas de cartón: forradas en papeles serigrafiados, desde $ 6 (Papelera Palermo).
  • Pliegos de papel: serigrafiado, desde $ 3 (P. Palermo).
  • Papel pergamino: para hacer biombos o lámparas, $ 3. Papel hecho a mano; $ 6 (Papelera Palermo).

FUENTES CONSULTADAS: Mariana Pereyra Iraola, decoradora: 4793-8531. Babel: Serrano 1542. Bepinel: Arenales 1143. Papelera Palermo: Honduras 4945. Gropius: Honduras 5851. Iluminación Agüero: 4777-6030. Concepto Urbano: Soler 5858; 4777-2292. .

Paula Halperín
TEMAS DE HOYMedios y políticaTemporal en Buenos AiresControl de la SUBEBrittany MaynardElecciones 2015