Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El testimonio de Cristina, violada por ser la mujer de un periodista amenazado por narcos

Contó que los violadores le preguntaron "si sabía lo que es un sicario" y que los habían mandado "para hacerlos boleta"

Lunes 14 de diciembre de 2015 • 12:20

Esta mañana, LA NACION publicó en su versión impresa la trágica historia de la familia de Sergio Hurtado, el dueño de la radio FM Luna, de San Antonio de Areco. Su mujer, Cristina, fue violada durante un asalto en su casa. Al irse, los dos violadores le avisaron a Hurtado: "No te metas más con el tema de la droga; dejá de hablar de eso en la radio... Teníamos la orden de matarte, pero sólo nos vamos a llevar esto". Se referían a los 4 mil pesos, los anillos de casamiento y otros bienes con los que escaparon.

Esta mañana, Hurtado y su mujer reiteraron sus denuncias en televisión. "Mi marido me despertó de un codazo y me dijo «Parece que quieren entrar». Yo salto de la cama y me acerco a la cocina. Uno de ellos ya había entrado y yo pregunto: ¿Qué hacen chicos? -comenzó a relatar. Me llevaron a punta de cuchillo a la habitación... Lo primero que hacen es pedir una suma de 27 mil pesos que supuestamente nosotros teníamos, mi marido le decía que no la teníamos, y ellos le contestaban que sabían quién era, y que dejara de hablar de la droga", contó.

"Me preguntó si sabía lo que era un sicario y me dijo que a ellos los habían mandado para hacernos boleta"
Cristina, víctima

"Varias veces lo reiteraron: «A nosotros nos mandaron para hacerlos boleta». Uno de ellos me preguntó si sabía lo que era un sicario. Estaban tan sacados que, tratando de ser lo más suave posible, les dije que no tenía ni idea. «Son los que matan por encargo. A nosotros nos pagaron para que los hagamos boleta, pero si colaboran no les vamos a hacer nada», me dijo".

"Mis hijos estaban durmiendo en la habitación. El más chico no se enteró de nada, gracias a Dios. El más grande, sí. Después él me contó que se levantó con los gritos y ve cómo a Sergio lo estaban apuntando y que a mí me tenían con la cuchilla. Volvió a su cama y se hizo el dormido" contó Cristina quien incluso se animó a contar acerca de cómo fue atacada sexualmente.

"Mientras estábamos en la habitación, uno de ellos se queda conmigo y... abusa de mí. Después agarra las sábanas y me limpia diciéndome: «Para que no queden rastros». Lo llama al otro, que lo tenía a Sergio y se hacen el intercambio. El otro chico me lleva al baño y yo creí que era para buscar más plata... me agarró de los pelos, me tiró contra el inodoro y contra el bidet... y bueno... hizo lo que hizo...", narró la mujer.

"Ahí a Sergio, que tiene la presión alta, le da como una crisis. Quedó pálido, con la boca abierta. Yo le hablaba y no me respondía. Lo tomaba de las manos y le tocaba la cara y no reaccionaba. Uno de ellos se asustó y me trajo un vaso de agua, se lo dí, pero se le caía porque no podía cerrar la boca. «Loco, es para asustarte, no te vamos a matar», le decían ellos, mientras lo abofeteaban y decían «yo no quiero cargar con una muerte»".

Foto: Captura TN

En ese momento pasó un patrullero policial, contó Cristina en la entrevista con TN. El vehículo se encontraba patrullando la zona a raíz de una denuncia al 911 por dos "encapuchados" que habían sido vistos ingresando a otra vivienda del barrio. A pesar de que eran las 4 y media de la mañana, que las ventanas estaban abiertas de par en par, y había un auto con las puertas abiertas afuera, ningún policía se bajó ni a cerciorarse de que estuviera todo bien.

Poco después, la policía detuvo a dos jóvenes, Miguel Ángel Paraná, de 18 años, y Santiago Leiva, de 21, vecinos de las víctimas. Los atraparon cuando dormían; en la casa tenían dos celulares y una de los anillos del matrimonio, según informaron el comisario Pablo Lescano y el subcomisario Marcos Coluccio.

Miguel Ángel Paraná había sido liberado siete horas antes: había pasado unos pocos días en la cárcel, acusado del asalto a los Draghi, otra familia de la ciudad. La mujer de Hurtado los conocía de vista. "Son vecinos nuestros, todos los conocen: venden drogas", explicó el periodista en el programa radial Dinámica Matinal.

En esta nota:
Te puede interesar