Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Florianópolis: récord de turistas argentinos por los bajos precios

Impulsados por la devaluación del real, se prevé que viajen más de un millón de turistas, un 8% más que el año pasado; afirman que ya hay un 75% de reservas confirmadas

Martes 22 de diciembre de 2015
SEGUIR
LA NACION
0
Ilha do Campeche, en Florianópolis
Ilha do Campeche, en Florianópolis. Foto: Alberto Armendáriz

FLORIANÓPOLIS.- Por sus bellísimas playas y encantos naturales, a la isla de Santa Catarina, donde se encuentra Florianópolis, se la llama Ilha da Magia. Pero este verano, la gran devaluación del real promete ayudar con la hechicería y hacer aparecer a más de un millón de argentinos.

Sin muchos trucos, la invasión ya comenzó: desde el 15 pasado y hasta el fin del Carnaval, el 10 de febrero, ya hay confirmados 260 vuelos entre Buenos Aires y Florianópolis (Aerolíneas Argentinas, Tam y Gol), y casi 220 ómnibus (Flecha), además de largas caravanas de autos. La respuesta es prácticamente la misma cuando se pregunta por el hospedaje en los hoteles, posadas e inmobiliarias esparcidas por la avenida das Nações y Madre Maria Villac, en el centro de Canasvieiras, el barrio más popular entre los argentinos: "Después de Año Nuevo va a ser muy difícil conseguir alojamiento; está casi todo tomado", afirmó a LA NACION Dionatas Machado, gerente del pequeño apart hotel Francesco, a poco menos de 30 metros de la playa, y donde ya se escuchan familias hablar con tonadas cordobesa, misionera y porteña.

Hasta el 20 de enero, la tasa de ocupación confirmada es de más del 75%, según informó Samuel Koch, presidente de la Asociación Brasileña de la Industria de Hoteles de Santa Catarina. "Con la devaluación del real en más de un 40% frente al dólar desde el año pasado, los argentinos han vuelto con toda la fuerza", subrayó.

La expectativa de los lugareños es enorme. Tanto las autoridades locales como el Consulado argentino esperan una temporada récord e hicieron preparativos importantes. En las calles, hasta los "trocadores" de dinero se hacen eco de las noticias político-económicas de la Argentina y aseguran que, efectivamente, "se volvió a los años 90", cuando los argentinos invadían y compraban todo.

"El verano pasado, el estado de Santa Catarina recibió 6,2 millones de turistas, de los cuales 15,7% eran argentinos. Para este año prevemos 8 millones de turistas, de los cuales esperamos que el 23% venga de la Argentina, o sea en torno de 1,1 millones", explicó a LA NACION Filipe Mello, secretario de Turismo de Santa Catarina, que detalló que, además de la duplicación de la famosa ruta BR 101 y de la revitalización de la BR 282, el Estado entrenó en español a 450 recepcionistas turísticos. Por otro lado se distribuirá una nueva guía sobre restaurantes, bares y atracciones enfocadas en el turismo del Mercosur.

El cónsul argentino en esta ciudad, Alejandro Verdier, que comanda un grupo de ocho personas, recibirá refuerzos desde Buenos Aires para afrontar la agitada temporada.

"El mayor problema son siempre los accidentes en las rutas", resaltó el diplomático, aunque no restó importancia a otras desgracias típicas del verano, como las personas que se ahogan en el mar por querer tomar fotos sobre las piedras resbaladizas, o los robos en las posadas o en los autos.

Antes de que llegue el gran aluvión, ya la última semana se podía ver a muchos argentinos tomando mate en familia en Praia Mole, parejas paseando por el cada vez más animado centro de Lagoa da Conceição y adolescentes entonando canciones de los Enanitos Verdes en el boliche Barracão. Todos los consultados -ya sea en Canasvieiras y Cachoeira, o en las playas más exclusivas de Jurerê y Lagoinha- coinciden en que veranear en Brasil es más barato que hacerlo en la Argentina, incluso después de la devaluación del peso la semana pasada.

Reservas

De cualquier forma, la mayoría de los argentinos (cerca de un 80% según los hoteles, las posadas e inmobiliarias visitadas) se aseguró un precio mejor al pagar sus reservas de hospedaje por anticipado. Ya aquí prefirieron abonar todo en efectivo o con tarjeta de débito, nunca de crédito.

"Me vine con desconfianza y sin reales, apenas con pesos para cambiar acá. Pero por las dudas todo lo pago en débito, nunca sabés con qué impuesto te pueden «vacunar» a la vuelta", comentó el empleado transportista cordobés Cristian Pezoa, de 38 años y de Carlos Paz, quien ya desde septiembre alquiló por $ 9683 un departamento por 15 días para él, su esposa, Noelia, y los hijos de ambos, Abril y Conrado. Habían pensado cocinar bastante, pero al final los precios con los que se encontraron en restaurantes y paradores los invitaron a evitar el supermercado.

"¡Está igual o más barato que comer en Cañada de Gómez!", se sorprendió la ingeniera química santafecina Rebeca Fernández, de 28 años, que con su novio, Guillermo Burzani, de 37, ingeniero agrónomo, estaban parando en un hotel a una cuadra de la playa, en Canasvieiras. "Pagamos 50 dólares con desayuno incluido. ¿Dónde en la costa argentina conseguís un hotel por 750 pesos?", se preguntó Fernández.

El electricista bonaerense Miguel Sarmiento, de 42 años, de Tigre, se inclinó por alquilar una casa sobre el mar para traer a su familia, su esposa, Paula, y sus tres hijos. Por ser diciembre pagaron apenas 200 reales por día [poco más de 600 pesos] y prefirieron economizar cocinando en la casa para poder hacer más compras.

"Con 50 reales [alrededor de 160 pesos] de supermercado comemos perfecto. En relación a la última vez que vine, ocho años atrás, los precios más o menos se mantuvieron; nada que ver con lo que sucede en la costa argentina o en la Patagonia", comentó. "Originalmente habíamos pensado ir unos días a San Martín de los Andes, pero acá nos salía más barato", agregó.

Lo único que amenaza con quitarle la sonrisa a los visitantes argentinos es el clima. Por el fenómeno de El Niño, este verano el sur brasileño promete ser bastante lluvioso. De hecho, gran parte de los días de este mes estuvieron nublados o con lluvia en Florianópolis.

Los valores del verano

¿Cuánto saldrá comer, alojarse, viajar y moverse en el destino?

Alojamiento

R$ 300 por día ($ 957)

Departamento para cuatro personas

R$ 350-500 ($ 1115-$ 1600)

Hotel para dos personas

Viajar

R$ 3,2 el litro ($ 10)

Nafta

R$ 2,5 el litro ($ 8)

Gasoil

Comer

R$ 40 ($ 127)

Rabas

R$ 60 ($ 190)

Plato de pescado para dos personas

R$ 65 ($ 200)

Pizza grande

R$ 15 ($ 48)

Trago con alcohol

R$ 5 ($ 16)

Gaseosa

R$ 25 por día ($ 80)

Sombrilla y dos sillas

R$ 3 ($ 10)

Agua

R$ 10 ($ 32)

Caipirinha

R$ 10 ($ 32)

Hamburguesa

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas