Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El adiós a Natalie Cole: por qué fue más que la hija de Nat King Cole

La hija de Nate King Cole falleció por complicaciones en su trasplante de rinón

SEGUIR
LA NACION
Viernes 01 de enero de 2016 • 17:09
0

Natalie Cole logró esquivar el destino de ser apenas la hija del gran Nat King Cole. Hizo una carrera que reverenció la labor de su famoso padre pero no estuvo construida ni sustentada únicamente por los logros heredados. Natalie, que tenía una magnífica voz y que grabó una veintena de discos, falleció por una insuficiencia cardíaca en la noche de Año Nuevo, luego de luchar contra una Hepatitis C y de complicaciones en un reciente trasplante de riñón. Tenía 65 años.

Allá lejos y hace tiempo, a mediados de la década del 30, cuando Nat King se hacía conocido a fuerza de talento como pianista en el influyente mundillo jazzístico de Chicago, un día salió de gira, llegó hasta California y se instaló en Los Angeles. Allí, en 1950, nació Natalie, la primera hija de su segundo matrimonio.

La niña pudo canalizar sus inquietudes artísticas con apenas 11 años, cuando participó en la grabación de un álbum navideño de su padre. Pero cuando tenía 15 la muerte de Nat King hizo que su mundo adolescente se desmoronara y la joven promesa quedara postergada casi por una década donde no faltaron adicciones al alcohol y las drogas. A los 25 años comenzó su carrera discográfica con el álbum Inseparable. Luego siguieron otros diez títulos en la senda del jazz, el soul y el R&B que le dieron cierta trascendencia en los Estados Unidos, pero recién a los 31 años logró saltar a la fama y hacerse mundialmente conocida al publicar el CD Unforgettable, merecedor de un Grammy, con ventas superiores a las 5 millones de copias.

Foto: Archivo

En ese trabajo hizo un dúo con su padre, gracias a una vieja grabación de audio y video.

El efecto de la colaboración de padre e hija se repetiría años más tarde con otros temas, como "When I Fall In Love", que publicó en su álbum de standards Stardust.

Su talento para los duetos también quedó retratado en programas televisivos de Frank Sinatra, grabaciones con Tony Bennett o reuniones con Whinet Houston.

En 2008 publicó un disco de canciones navideñas, Caroling, Caroling: Christmas with Natalie Cole, casi un guiño a aquella primera grabación que había realizado con su padre, cuando todavía era una niña. En 2013 comenzó a incursionar especialmente en el mercado hispanohablante con su primer disco en castellano. Luego se acentuó el deterioro de su salud.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas