Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Microcentro: no se cumple la prohibición de estacionar en la calle

Funcionarios del Gobierno, policías y jueces son los que más violan esta normativa; faltan controles

SEGUIR
LA NACION
Domingo 10 de enero de 2016
En la Plaza de Mayo, los vehículos se estacionan durante todo el día
En la Plaza de Mayo, los vehículos se estacionan durante todo el día. Foto: Fernando Massobrio
0

En la esquina de Bolívar y Alsina, en el microcentro porteño, dos policías de la metropolitana dialogan a la sombra. Es poco después del mediodía y el sol quema. Sobre Alsina, varios durmientes de hierro negro anticipan que la calle se convierte en peatonal. Por allí, dos autos estacionados, uno negro y otro gris, están en infracción. En el vehículo negro, que a los pocos minutos se va del lugar, se ve sobre la guantera una identificación del Ministerio de Justicia y Seguridad de la ciudad. En en el auto gris, en cambio, un carnet del área de Tránsito porteño reposa tras el parabrisas.

Ante la consulta de si está permitido estacionar en esa calle, la respuesta de una mujer policía es difusa: "Sí... no...", responde la agente que dialogaba a la sombra. Finalmente, confiesa que el auto gris es suyo. "Hace dos semanas estuve pagando multas porque vienen los de tránsito y me hacen la boleta. Vivo muy lejos y vengo a trabajar todos los días, ocho horas, ¿dónde voy a dejar el auto?", se pregunta.

Talonarios de multas sobre la guantera; chalecos y escudos de la Policía Federal acomodados sobre el tablero; credenciales de tránsito del Poder Judicial y de la Ciudad en la luneta. Todo vale para hacerles creer a los de la grúa que ese auto sí tiene permiso para estacionar allí. Pero no es cierto. Nadie respeta las normas. Ni los particulares ni los funcionarios que deben hacer cumplir la ley.

Son muchas las cuadras del microcentro donde los autos descansan a plena luz del día bajo el cartel de "Prohibido estacionar días hábiles, de 7 a 21", incluso muchos se ubican sobre la línea amarilla.

Fuentes del Ministerio de Justicia y Seguridad de la ciudad advirtieron a LA NACION que el flamante ministro del área, Martín Ocampo, será "muy exigente" para hacer cumplir las normas viales. "Ocampo acaba de asumir y hay malos hábitos instalados que se deben sancionar. Si corroboramos que un auto de nuestro ministerio cometió una infracción por mal estacionamiento en la calle Alsina, por ejemplo, será sancionado. Hay que dar el ejemplo", comentó un vocero del área.

En Reconquista al 200, hay autos oficiales detenidos en la calle
En Reconquista al 200, hay autos oficiales detenidos en la calle. Foto: Fernando Massobrio

Sobre Julio A. Roca, casi llegando a Plaza de Mayo, 10 autos estaban estacionados en ambos lados de la acera, donde claramente rige una prohibición. "Vehículo oficial: Consejo de la Magistratura de C.A.B.A, por favor no acarrear, Roca 530", reza un cartel pegado en una combi Citroën blanca. Enfrente, otra camioneta, con letras bordó, descubre que varios funcionarios de este organismo dejan sus autos en lugares no permitidos.

Un vocero del Consejo de la Magistratura explicó a LA NACION que las camionetas estaban allí porque el edificio de este organismo estuvo en obra hasta hace unos días. "Siempre trasladamos cosas hacia el Ministerio Público o a juzgados y por eso se dejan las camionetas en la vereda, estarán, a lo sumo, una hora", comentó el funcionario.

La normativa porteña establece prohibiciones para el tránsito que incluyen, por ejemplo, la de estacionar "en los sectores de parada para detención de transporte, colectivo de pasajeros y taxi". Pero los propios funcionarios son los que hacen caso omiso, según una recorrida que hizo LA NACION.

Nicolás Gómez, que trabaja en el microcentro, sostiene que es muy frecuente ver a los autos mal estacionados. "Esto pasa todos los días; muchos son autos oficiales. Por lo menos deberían tener responsabilidad y darse cuenta de que si hay una parada de colectivo no se puede estacionar ahí", dice, mientras señala a una camioneta de la ciudad detenida sobre Diagonal Sur.

La Secretaría de Transporte porteña informó a LA NACION que el promedio de acarreos en toda la ciudad durante 2015 fue de 13.000 autos por mes. De los vehículos oficiales no hay demasiadas noticias.

Sobre la avenida Rivadavia al 300, en Plaza de Mayo, el sentido de circulación es único. La normativa especifica que "queda prohibido el estacionamiento general de vehículos junto a la acera izquierda los días hábiles de 7 a 21 horas". Sin embargo, varios autos se ubican allí, incluso un deteriorado colectivo amarillo del área de Salud del gobierno porteño.

"No se puede estacionar, pero como son buses turísticos se suele permitir. Ahí enfrente tampoco se puede, pero si querés estacioná tu auto que no pasa nada", dice un Policía Federal a esta cronista, mientras explica que la imposición de multas corresponde a los agentes de Tránsito de la ciudad, y no a ellos.

Voceros de la Policía Federal indicaron a LA NACION que "siempre se les indica a los agentes que esas prácticas disuasorias para estacionar están prohibidas, y hay sanciones en caso de infringir la normativa".


del editor: por qué es importantes. Si los mismos funcionarios que deben sancionar a los imprudentes no respetan las normas, se predica con la ley del todo vale.
Compartilo
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas