Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Cómo resolver la anemia de goles: Independiente suma su séptimo delantero en un año y medio

La llegada de Leandro Fernández al Rojo es una nueva apuesta ofensiva; en la era Moyano, la mayoría de los delanteros que llegó al club no rindió bien

Martes 12 de enero de 2016 • 17:00
SEGUIR
LA NACION
0
Diego Vera, en seis meses, se convirtió en uno de los mejores delanteros del Rojo. Una excepción a la regla de los últimos tiempos
Diego Vera, en seis meses, se convirtió en uno de los mejores delanteros del Rojo. Una excepción a la regla de los últimos tiempos. Foto: Archivo

Hay que remontarse muchos años atrás para encontrar esos temibles delanteros con los que alguna vez contó Independiente. Esos que marcaron a fuego la historia del fútbol argentino. Los dueños del área rival. Goleadores como los que cada vez hay menos en el mundo. Delanteros temibles como Vicente De la Mata, Arsenio Erico, Antonio Sastre, Ernesto Grillo, Luis Artime Daniel Bertoni, Jorge Burruchaga o, más acá en el tiempo, el propio Kun Agüero. Algunos de los mejores atacantes en la rica historia del Rojo. Una historia que en el presente encuentra en esa posición su mayor asterísco. Hoy la número 9 no tiene dueño.

Es Leandro Fernández la nueva cara que se sumará al plantel de Mauricio Pellegrino. Será el séptimo refuerzo de ataque durante la gestión de Hugo Moyano, que lleva 18 meses como presidiente. Los seis anteriores suman más de 72 millones de pesos invertidos, que aún no rinden frutos.

Fernández, la nueva carta de gol de Indpendiente
Fernández, la nueva carta de gol de Indpendiente. Foto: Archivo

Hay que ir casi diez años atrás para encontrar el último goleador que Independiente tuvo en un campeonato. Germán Denis, en el Apertura 2007, terminó con 18 tantos. La mitad de festejos tuvo, por ejemplo, Lucas Albertengo, quien fue el máximo anotador del Rojo en el último campeonato, en los 20 partidos que jugó antes de lesionarse.

A principios de 2015, seis meses después del ascenso y tras un buen torneo, el Rojo perdió dos jugadores con gol. Uno, un volante ofensivo: Rolfi Montenegro. Referente en aquel equipo, peleado con Almirón, se fue del club. El otro Sebastián Penco , hombre de tantos clave en el ascenso. Habían llegado a mitad de año Juan Martín Lucero, goleador de la B Nacional con Defensa y Justicia, y Claudio Riaño , de flojo presente en Boca. Entre Montenegro y Penco marcaron más tantos que los dos "nuevos". Claro que aquel Independiente de buen campeonato encontró en Federico Mancuello una carta goleadora. El hoy jugador de Flamengo se vistió de figura.

"Germán Denis, que marcó 18 goles en el Apertura 2007, fue el último jugador de Independiente que terminó como goleador del campeonato "

Por eso la preocupación en el mercado de pases de un año atrás se enfocó en el ataque: Independiente salió a buscar delanteros. En 2015 llegaron dos. José Valencia y Lucas Albertengo. Jugadores con realidades muy distintas en el club.

Albertengo fue transferido desde Atlético de Rafaela. Con la camiseta del Rojo jugó 20 partidos en el 2015 y convirtió 10 goles entre campeonato, Sudamericana y Copa Argentina: goleador del equipo. José Valencia, en cambio, duró seis meses: hizo uno en nueve partidos y a mitad de año dejó el club en medio de una polémica. Su salida facilitó la llegada de Diego Vera.

El uruguayo fue el quinto y el mejor delantero que llegó a Independiente. En sólo seis meses terminó con ocho goles en 19 partidos. Rápidamente se quedó con el puesto. Con él, también, arribó Jorge Pereyra Díaz, desde el fútbol de Malasia. Con muy pocos minutos en cancha, decidió irse del club a fin de año. Otro charrúa que se puso la camiseta del Rojo a mediados del año pasado fue el volante ofensivo Cristian Rodríguez. El Cebolla hizo tres goles en 13 partidos.

Lucas Albertengo, uno de los goleadores del Rojo
Lucas Albertengo, uno de los goleadores del Rojo. Foto: Archivo

La poca efectividad de los delanteros, entre los que se suma Matías Pisano (estaba en el club desde 2013), sumados a que Independiente perdió durante gran parte de 2015 a Federico Mancuello, su figura, llevó tanto a Almirón como a Pellegrino a buscar soluciones entre los jugadores de las inferiores. Francisco Pizzini no logró aportar una cuota goleadora. Fue Martín Benítez la grata revelación para los Rojos: marcó siete tantos en el campeonato, una buena cifra para un delantero que, en total, lleva 10 en Primera.

Muchos de estos ya no están. Pisano, Riaño, Pizzini, Pereyra Díaz, Valencia y Penco, siete delanteros que perdió el Rojo en el último año y medio. Ninguno supo o pudo hacerse dueño de un puesto fundamental. También se fue Mancuello, quien era la gran figura del equipo. Ahora a Independiente llega Leandro Fernández, el séptimo refuerzo para el ataque en un año y medio. El quinto en los últimos 12 meses. Su antecedente sirve para ilusionarse: viene de convertir 15 goles con Godoy Cruz en el último campeonato, más que cualquier otro atacante de Independiente.


Los millones gastados. Son 72,7 los millones de pesos que gastó Independiente en delanteros. Fueron 22 millones por Fernández, 23,5 millones por Albertengo, 15 millones por Vera, 9 millones por Lucero, 2 millones por Riaño y 1,2 millón por Valencia. Pereyra Díaz llegó sin cargo.

tb/ae

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas