Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Con el PJ dividido, Vidal logró aval para tomar deuda por $ 60.000 millones

Parte del bloque kirchnerista acompañó con su voto al oficialismo; los municipios recibirán $ 10.000 millones para obras y seguridad; prevé un gasto global de $ 354.000 millones

Viernes 15 de enero de 2016
SEGUIR
LA NACION
0
El momento de la votación en la Legislatura, al aprobarse anoche el presupuesto provincial para este año
El momento de la votación en la Legislatura, al aprobarse anoche el presupuesto provincial para este año. Foto: DyN

LA PLATA.- La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, superó ayer uno de los escollos más complicados que debió afrontar desde que arrancó su gestión: logró el consenso con la oposición, incluso con gran parte del Frente para la Victoria (FPV), para aprobar la ley de presupuesto 2016, que incluye un endeudamiento de $ 60.000 millones, $ 10.000 de los cuales irán directamente a los 135 municipios de la provincia.

El total del presupuesto provincial será este año de $ 354.000 millones. De los 36 diputados del FPV, 18 lo votaron completo; el endeudamiento sólo encontró resistencia en el sector kirchnerista, liderado por José Ottavis. También se aprobó la ley fiscal impositiva.

El trámite legislativo continuaba anoche en el Senado provincial, donde se descontaba el voto positivo.

"Estamos muy contentos. Quiero destacar que se dialogó con todos los bloques opositores y con los intendentes. Quedó bien clara la postura de los intendentes, a favor de la gobernabilidad. Lo que pasó hoyes una buena demostración de madurez política", dijo el ministro de Gobierno bonaerense, Federico Salvai, que junto con su par de Economía, Hernán Lacunza, estuvieron al frente de las negociaciones.

La sesión estaba pautada para las 13. En las horas previas, el oficialismo ya se había mostrado confiado. El macrista Manuel Mosca, vicepresidente de la Cámara baja y jefe del bloque de Cambiemos, había explicado que para encontrar el consenso se decidió posponer el endeudamiento para cumplir con las obligaciones con el Banco Provincia, cercanas a los $ 30.000 millones. También se resignó una partida para crear un fondo de liquidez.

Es decir, de la cifra inicial, cercana a los $ 100.000 millones, el endeudamiento quedó en $ 60.000 millones. Los 50.000 destinados a la gobernación serán destinados a un plan de obras y de los 10.000 que irán a los municipios, 7000 deberán ser destinados a obras de infraestructura y 3000 a seguridad. Serán desembolsados en tres cuotas: en abril, agosto y octubre, y se repartirán por coeficiente de coparticipación.

El diputado oficialista Marcelo Daletto fue el primero en hablar. Luego de pedir que se aprobara la norma debido a la "crítica situación" que atraviesa la provincia, aclaró: "La provincia tiene una necesidad de endeudamiento de 90.000 millones de pesos. Sabemos y aceptamos que por el consenso necesario para aprobar la ley, el endeudamiento será de 50.000 millones. Pero queremos dejar en claro la necesidad que tiene la provincia de un endeudamiento de 90.000 millones".

Después habló Ottavis. Y anticipó que todo el bloque votaría "en forma positiva" el presupuesto, aunque aclaró que "algunos diputados vamos a votar en forma negativa el artículo 32". Luego cuestionó la presentación del proyecto que hizo el ministro Lacunza. Y soltó este reproche: "Nos hubiera gustado poder trabajar con el bloque de Cambiemos y del Frente Renovador, que votan como un solo bloque".

Le siguió la diputada massista Valeria Arata; dijo que el bloque "acompañará el presupuesto porque entendemos que es la herramienta fundamental que necesita esta gobernadora para gobernar". Una postura similar exhibió Marcelo Díaz, del FAP. "Escuché atentamente las palabras de Ottavis; quiero decirle que si vota en contra el artículo del endeudamiento, votará también en contra el reparto de los fondos a los intendentes", dijo.

Apoyo de intendentes

Cuando las internas dentro del FPV y un llamado de Cristina Fernández a Ottavis -que el legislador desmintió- hicieron caer la última sesión de 2015 y el tratamiento del presupuesto se pospuso, el gobierno de Vidal se concentró en buscar el apoyo entre los intendentes, oficialistas y opositores. Lo consiguió.

De hecho, ayer, unos 30 intendentes fueron bien temprano a la Legislatura para empujar la aprobación del presupuesto. Con ese fin se habían reunido, anteanoche, Gabriel Katopodis, Sergio Massa y Martín Insaurralde. Pero, a pesar de las presiones, nuevamente las posturas encontradas en el PJ hicieron zozobrar, durante la tarde, ese optimismo.

Por un lado, un grupo de 12 diputados, liderado por el vicejefe del bloque del FPV, Walter Abarca, había mostrado su intención de votar el presupuesto. En cambio, otros 14 legisladores que responden al presidente del bloque, José Ottavis, mantenían una posición más dura. Los otros diez estaban indecisos.

El timbre sonó a las 18, y una hora después empezó la sesión. Había 91 diputados; sólo faltaba César Valicenti, del FPV. Y 18 de los 36 diputados del FPV, entre ellos Fernando Navarro y Horacio González, acompañaron el presupuesto y el endeudamiento.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas