Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El espionaje en Ezeiza se extendió a su hija Iara

Hay un procesado e investigan si es un espía

Domingo 17 de enero de 2016
SEGUIR
LA NACION
0

El seguimiento que sufrió el fiscal Alberto Nisman el 12 de enero de 2015, cuando regresó a la Argentina por el aeropuerto de Ezeiza no se limitó a él. El espionaje alcanzó también a su hija Iara, según constancias judiciales.

Nisman regresó de Europa el día 12 y las cámaras de seguridad del aeropuerto siguieron cada uno de sus pasos. El 21 de enero las pantallas del canal de cable C5N, propiedad de Cristóbal López, allegado al kirchnerismo entonces en el poder, mostró el recorrido de Nisman por la aeroestación, con su valija.

Esa grabación del recorrido de Nisman fue objeto de una investigación judicial que realizó el juez federal de Lomas de Zamora Alberto Patricio Santamarina. Con la ayuda de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), el juez determinó que las imágenes del recorrido de Nisman fueron grabadas con un celular enfocado al monitor de una de las computadoras del sistema de control, que se llama Viewstation 3, y que está localizada en la terminal A del aeropuerto de Ezeiza.

Se accedió a esas imágenes del registro histórico del servidor el 21 de enero, a través del usuario tzareff, asignado al jefe de la sección Control de Equipaje de la Dirección de Aduana, Gonzalo Tzareff.

Las imágenes fueron grabadas con un celular tres días después de que el cuerpo de Nisman apareció muerto en su departamento del piso 13 de la torre Le Parc de Puerto Madero y transmitidas por TV al día siguiente.

Una investigación de la PSA detectó que una cámara de seguridad de Ezeiza captó una silueta que podría ser de Tzareff de espaldas mientras grababa con un celular, probablemente uno de los suyos marca LG, las imágenes de Nisman que le mostraba el monitor Viewstation 3. Habría visualizado esas imágenes en el monitor mediante una herramienta del sistema conocida como playback y luego registrado esas imágenes con el celular.

Tzareff se negó a declarar cuando lo interrogaron sobre el punto y negó haber entregado las imágenes a la TV. Pero el juez Santamarina lo detuvo. Cuando revisaron los dispositivos electrónicos que tenía en su poder encontraron cuatro teléfonos celulares. En esos teléfonos tenía además tres imágenes de la declaración de aduana realizada el 16 de enero de 2015 por Iara Nisman, la hija del fiscal, donde quedó asentado el ingreso al país de la joven con un teléfono celular que compró en Europa y declaró al ingresar con su madre, Sandra Arroyo Salgado.

Procesado

Así consta en la causa en que se investigó el espionaje. El juez Santamarina procesó al empleado de la Aduana por violación de deberes de funcionario público y abuso de autoridad. Los jueces de la Cámara Federal de La Plata, César Álvarez, Olga Calitri y Leopoldo Schiffrin, confirmaron el procesamiento de Tzareff, aunque con otra calificación que tiene un castigo similar.

Los camaristas lo procesaron por un delito que castiga con un mes a dos años de prisión a quien "a sabiendas e ilegítimamente, o violando sistemas de confidencialidad y seguridad de datos, accediere, de cualquier forma, a un banco de datos personales".

Es de destacar el voto del camarista Schiffrin: "Resulta más que sospechoso que se haya realizado el seguimiento fílmico del Dr. Nisman en el aeropuerto dos días ates de que dicho fiscal radicase una denuncia de relevancia en lo vinculado a la causa AMIA. Sin embargo, lo que le da más trascendencia al asunto es que sólo seis días después de dicho acontecimiento, el 18 de enero, el Dr. Alberto Nisman haya sido encontrado muerto en su departamento en circunstancias todavía no aclaradas".

Para el camarista, a Nisman lo siguieron con las cámaras, más allá de que la grabación se registró el día 21 de enero, con el fiscal ya fallecido.

El dato del espionaje sobre el fiscal que ahora se sabe alcanzó también a su hija quedó incorporado como parte del expediente judicial en que se investiga su muerte. Ya no se trata sólo de la aparición de un cuerpo en un departamento de Puerto Madero, sino de la muerte de un fiscal federal que estaba siendo vigilado.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas