Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Salud: la respuesta a las emergencias y la atención materno-infantil, las claves

Un diagnóstico de situación revela una elevada desorganización de los recursos y ausencia de trabajo coordinado entre la Nación, la provincia y la ciudad; buscan integrar los esfuerzos

SEGUIR
LA NACION
Martes 19 de enero de 2016
En los hospitales pediátricos de la ciudad de Buenos Aires consultan más bonaerenses que porteños
En los hospitales pediátricos de la ciudad de Buenos Aires consultan más bonaerenses que porteños. Foto: Patricio Pidal/AFV
0

La atención hospitalaria, los servicios de emergencias, las condiciones sanitarias en la cuenca Matanza-Riachuelo y la acción coordinada en casos de desastres y catástrofes son sólo algunas de las urgencias con las que convive la población del territorio que comparten la ciudad y la provincia en lo que se conoce como área metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

Los ministerios de Salud de las dos jurisdicciones comenzaron a esbozar cómo se integrarán ciertos servicios que no reconocen límites en la General Paz ni el Riachuelo. Los cambios serán en etapas y los recursos tendrán que poder sostenerse en el tiempo.

En la ciudad, las consultas hospitalarias revelan que los bonaerenses utilizan más que los porteños los centros pediátricos y especializados. En la provincia, los desastres como las inundaciones desnudan la ausencia de un plan coordinado de respuesta sanitaria, mientras que la atención del embarazo y el parto muchas veces se reparte entre ambas jurisdicciones.

Foto: LA NACION

"Siempre sostuvimos la necesidad de coordinación entre la Nación, la provincia y los municipios para gestionar y financiar la salud pública en el AMBA con un sistema equitativo de cobertura universal. Eso significa ponerse de acuerdo en qué hace cada, uno desde la atención primaria hasta la alta complejidad, con la más correcta complementariedad", señalaron desde la Fundación Metropolitana, que impulsa políticas regionales para el AMBA.

La ministra de Salud de la provincia, Zulma Ortiz, enumeró las prioridades para la región: la atención materna y neonatal (hasta el primer año de vida), la respuesta a las catástrofes y otras emergencias, la digitalización de la historia clínica, la ampliación de la cobertura del SAME y el diseño de corredores epidemiológicos/endémicos.

"La propuesta es trabajar en conjunto para aprovechar los recursos y solucionar los problemas, que si no llegamos a coordinar, seguirán. En cuatro años -anticipó Ortiz-, debemos contar con un sistema de salud integrado que garantice el acceso y la cobertura universal para la población de la región metropolitana."

LA NACION no obtuvo hasta ayer respuesta del Ministerio de Salud porteño a las preguntas enviadas por correo electrónico, como lo habían solicitado colaboradores de la ministra Ana María Bou Pérez.

Intercambio cotidiano

De acuerdo con la Fundación Metropolitana, la población del AMBA creció un 17% en estos 20 años, es decir, unos 1,8 millones más de habitantes. Mientras que el 7% de los 3 millones de residentes porteños trabaja en el Gran Buenos Aires, hay un 10% de los habitantes de esa región que viaja a la ciudad para trabajar.

Y mientras los hospitales bonaerenses tienen una cama cada 423 habitantes, los centros porteños cuentan con una cada sesenta y ocho. "El gasto en salud no es insuficiente, sino que está mal distribuido y soporta importantes bolsones de ineficacia con recursos humanos y materiales duplicados, ociosos o mal desempeñados", apuntaron desde la Fundación Metropolitana.

El diagnóstico en la provincia coincide bastante. Desde ahí prometen que la reorganización y la calidad de la atención del embarazo y el recién nacido hasta el año de vida serán prioritarias. "Ahí hay un problema de organización del sistema. La cantidad de neonatólogos, obstetras y enfermeras especializadas requiere una mejor distribución, junto con la estandarización de las guías de práctica clínica y de los salarios a los profesionales", indicó Ortiz.

El plan incluye, también, digitalizar las historias clínicas para facilitar las consultas y los pagos de las prestaciones, incluidas las del programa nacional Sumar, que le garantiza cobertura a la población sin obra social ni prepaga. Pero muchos de esos servicios quedaban sin pagar por la falta de un sistema que integre las bases de datos entre la ciudad y la provincia. "Si tomamos la salud materna y neonatal -explicó Ortiz-, eso hace que se pierda información que impide que el recurso llegue a los beneficiarios porque la primera consulta del embarazo se hace en la provincia y el final del embarazo se atiende en la ciudad. Cuando se va a pagar, como el proceso está partido, no se paga en un lado ni en el otro."

También se trabaja en un comité de crisis, que actuará en caso de inundaciones, derrumbes, brotes o epidemias y hasta ocupación de predios, entre otros escenarios. Ortiz señaló: "Este año haremos pruebas piloto en algunos municipios y, una vez estandarizado el trabajo, se irá extendiendo " de manera coordinada con los Bomberos, Defensa Civil y la policía.

Como ya se anticipó, la ampliación del SAME porteño comenzará en el municipio de Tres de Febrero.

En la reorganización de la red de atención, la prioridad estará en los hospitales. "Es lo que menos inversión recibió en los últimos 20 o 30 años", dijo Ortiz, que anticipó que las unidades de pronta atención (UPA) seguirán sólo si resuelven los problemas para los que fueron creadas, sin superponerse con los hospitales.

Desde la Fundación Metropolitana también proponen crear una central de turnos única para los hospitales del AMBA.

El conflicto

La falta de coordinación entre jurisdicciones

En los últimos años, la Salud, como otras áreas de servicios públicos que comparten a diario porteños y bonaerenses, fue blanco de reclamos entre la Nación, la ciudad y la provincia por quién debía hacerse cargo de las distintas prestaciones.

La posible solución

Diseño de políticas de trabajo conjunto

La unificación de los criterios de trabajo en salud pública en el área metropolitana será clave para reorganizar los servicios y las respuestas a la población, además de mejorar la calidad y la eficiencia de manera sostenida.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas