Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El dolor lumbar, una molestia frecuente en los corredores

Las molestias en la zona lumbar puede derivar en una lesión; prestá atención a estos consejos que nos aporta Daniel López (*), maratonista, masajista y fiosioterapeuta

Jueves 27 de julio de 2017 • 19:05
0

La espalda suele ser una de las partes más propensas del cuerpo a sufrir lesiones o molestias . Y mucho más en concreto la zona lumbar. Porque mientras corremos, los pies impactan contra el piso y este choque se traslada a las piernas, a las caderas y a la columna vertebral. Surge allí un desequilibrio biomecánico que puede causar dolor de espalda, sobre todo en la zona media.

Entre los motivos que pueden desencadenar este molesto dolor surgen:

- Agacharse o levantar pesos incorrectamente.

- Dormir con un colchón viejo o de mala calidad.

- Caminar encorvado.

- Dormir sin almohada o con una almohada que no se ajusta a nuestro cuerpo.

- Sentarnos con malas posturas. Prestá atención en la oficina y te darás cuenta. Mirá a tu alrededor.

- No tener bien trabajada la zona dorsal.

- Correr con zapatillas inadecuadas o viejas.

- Correr con unas plantillas deficientes.

- Tener exceso de peso.

- Correr con una técnica deficiente.

- Correr permanentemente en superficies duras.

Descubrir a qué se debe el dolor de espalda puede llevarnos bastante tiempo. Sin embargo, la tensión muscular suele ser la causa más común entre los corredores. Para estos casos, lo más recomendable es consultar a un médico especialista en columna, un kinesiólogo, a un masajista de confianza, o a un osteópata.

Una pared abdominal tonificada es una de las bases fundamental para mantener una buena postura al correr. De esta manera, se pueden evitar problemas en la zona lumbar. Porque si los músculos lumbares están débiles y poco ejercitados también puede suscitarse dolores en la espalda. Para ello, el trabajo abdominal es esencial. Cuando hago abdominales, es decir cuando contraigo los músculos del abdomen, estoy relajando la musculatura lumbar. En este orden de afecciones, el nervio ciático , que es el más prolongado del cuerpo, puede generar dolor cuando se comprime. Este nervio se extiende desde la columna hasta los pies y las molestias pueden sentirse en los glúteos, en una pierna o ambas, o hasta puede sentirse en el pie.

Pautas para evitar dolores en la espalda:

- Realizá una correcta entrada en calor antes y después de cada entrenamiento. No importa que sea corto. Si es largo, mucho más.

- Estirá siempre los músculos isquiotibiales; es decir, los músculos posteriores del muslo de dos a tres veces al día para minimizar el estrés de la zona media de la espalda.

- Sistematizá el entrenamiento de fuerza en las zonas abdominales y espinales. Con 3/4 series de 15/20 repeticiones alcanza. Podés agregar flexiones de brazos.

- Usá las zapatillas correctas de acuerdo a tu pisada o bien usá plantillas deportivas personalizadas.

- Alterná el terreno donde corrés. Hacerlo siempre en asfalto o cemento te genera mayor y constante impacto. Alternativas como pasto o tierra minimizan los riesgos.

(*) Daniel Lópéz es masajista, fisioterapeuta y maratonista. Teléfono: 11-4143-7397. E-mail: wdanlo@hotmail.com.ar

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas