Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Solari: su carrera como DT en Real Madrid, Tinelli y el mensaje para los que discuten a Messi

Entusiasmado con la formación de juveniles en Real Madrid, el ex jugador de River y San Lorenzo analiza el fútbol argentino

SEGUIR
LA NACION
Miércoles 20 de enero de 2016 • 19:38
0

El despido de Rafa Benítez y la promoción de Zinedine Zidane del Castilla a la primera de Real Madrid significó un ascenso para Santiago Solari en el organigrama de la cantera del club. Director técnico campeón en las categorías Cadete A y B, Solari estaba llevando al título al Juvenil B, al que lo dejó en el primer puesto, con nueve puntos de ventaja. Le dieron la responsabilidad del Juvenil A (la reserva de la Argentina).

A los 39 años, Solari hace la carrera de entrenador en el club en el que ganó todo, con el mérito de hacerse un hueco en la formación de los Galácticos que encabezó Zidane. El fútbol es un asunto de familia en los Solari. Con padre (Eduardo) y tío (Jorge) con pasados de futbolistas y directores técnicos, sus primos-hermanos y segundo (Esteban, David y Augusto) son jugadores en actividad y dos de ellos andan por el mundo. "Da para un libro", dice Santiago cuando se refiere a su árbol genealógico futbolístico.

–Pido una referencia sobre tu trabajo y me dicen que sos "el entrenador más brillante" de la academia del Real Madrid. ¿Exageran mucho?

–Seguramente.

–Ahora va la contracara de ese informe: que sos "remolón", en el sentido de que te gusta vivir tranquilo, y eso es muy difícil en la profesión de DT, sobre todo con el grado de crueldad que hay en primera división.

–Nací y crecí en el fútbol de primera división. Mi viejo jugó 15 años y después dirigió otros 20 años en primera. Después yo jugué 15 años en primera división. No conozco otra cosa. Es la historia de mi vida. Será por eso que la vivo tranquilo.

–¿Fue cierto que estuviste cerca de ser ayudante de campo de Zidane? Florentino Pérez te tiene una alta estima.

–Ojalá, estoy muy agradecido y trabajo todos los días para mantener esa estima. Zizou está en el primer equipo con su grupo de trabajo, el mismo del Real Castilla, y yo entreno el Juvenil A. Tengo una muy buena relación con él desde que fuimos compañeros. Mi vestuario está a 30 metros del suyo, estoy a su disposición.

–Florentino Pérez cambió 11 entrenadores en 12 años de gestión. ¿Hay más paciencia en la cantera?

–En este club el nivel de exigencia es el mismo para todos. Los tiempos del primer equipo son los de la alta competencia. Los tiempos de la cantera respetan los de un proceso formativo.

–La Masía de Barcelona es una escuela de fútbol con una identidad futbolística determinada. ¿La tiene Real Madrid en su fútbol base? ¿Cuál es?

–Con 114 años de historia y diez Copas de Europa el Real Madrid es, oficialmente, el mejor club del siglo y también es el más importante del mundo por su prestigio y por su grandeza. No se me ocurre una identidad más relevante a nivel futbolístico que la del Real Madrid. Y la cantera es el club, un club con cultura ganadora, que aspira siempre a lo máximo desde la humildad, la entrega y la sobriedad. Ahora, si te referís estrictamente a lo futbolístico, por supuesto: trabajamos para formar equipos y futbolistas valientes, ofensivos, que dominen todos los aspectos del juego, con mentalidad ganadora y con comportamiento ejemplar. Para hablar del estilo y la metodología no nos alcanza la sección de deportes.

–¿Cómo te definirías como DT ? Pasaste por las escuelas argentina, española e italiana. ¿Cuál te marcó más?

–Y también pasé por la uruguaya y la mexicana. Cada país vive el fútbol a su manera. En todos ellos es igual de emocionante, aunque no igual de divertido. Las que más me marcaron fueron la argentina y la española, donde más años estuve.

–¿Qué DT influyó más en vos? ¿Qué sistema táctico utilizás?

–Todos los entrenadores que tuve me han enseñado algo. Los buenos ejemplos son una bendición. Los malos ejemplos son el aprendizaje. Con respecto a los sistemas, son casi siempre un punto de llegada, no de partida. Importa antes quienes son los jugadores, sus roles, el estilo que el entrenador pretende conseguir, la estrategia, la táctica, el rival, la cancha, etc. El sistema es lo último, tal vez lo menos importante.

–¿Disfrutás de esta profesión como cuando jugabas?

–Jugar no se compara con nada. Amo el fútbol. Ahora lo disfruto desde otra posición. Y cuando puedo, juego algún partido con los veteranos.

–¿Qué méritos o virtudes tuvieron tus equipos campeones?

–Llevar el Cadete B y el Cadete A en años sucesivos fue una hermosa experiencia. Ganamos el torneo los dos años, pero en el segundo pude apreciar el crecimiento y la evolución de esos mismos chicos a nivel individual y colectivo. El mayor éxito, sin dudas, es que no hubo bajas: todos promocionaron a Juvenil C. Con el Juvenil B hicimos un semestre muy competitivo, sacamos 9 puntos al segundo. Desde la semana pasada el reto es cambiar la dinámica de este Juvenil A, que viene cuarto y debe mejorar. También, por supuesto, pelear por la Liga de Campeones Juvenil.

–¿Ahora estás más expuesto a los resultados, ya no hay un carácter tan formativo?

–El fútbol es formativo siempre, incluso en primera. Los resultados importan, también, siempre, incluso en las inferiores. Al menos cuando uno trabaja en la formación para la elite.

–A veces en la formación titular del Madrid hay sólo un jugador de la cantera, como Carvajal, que además tuvo que irse a Alemania para consolidarse en primera, volver y tener un lugar. ¿Sentís que estás preparando jugadores para la primera de otros equipos?

–Al contrario. Es una enorme satisfacción y es muy difícil competir con el Real Madrid también en eso. Además de los 8 canteranos que tiene actualmente el primer equipo, hay más de 100 jugadores formados en nuestra cantera en activo en primera división y más de 50 en segunda en todo el mundo. Casi todos los equipos de la Liga tienen jugadores formados en el Real Madrid. Son números que nos enorgullecen.

–En la Argentina muchas veces se los apura en su maduración porque deben cubrir los huecos de una primera división exportadora...

–Sí, es cierto. En Argentina a veces no respetamos los plazos formativos.

–¿Hasta cuándo te imaginás entrenando juveniles? ¿Tu aspiración es dirigir primera división, en qué momento?

–Creo en la formación. No sólo en la del futbolista, también en la de los entrenadores. Y por supuesto en la de los dirigentes. Sí, quiero dirigir en primera. Todo a su tiempo.

–¿Hay algún chico argentino que hayas dirigido o lo estés dirigiendo?

–No.

–En las inferiores argentinas hay déficit de laterales y volantes organizadores. ¿Se te ocurre algún remedio?

–Sí. Varios. Pero eso es como la fórmula de la Coca-Cola.

–Hay una percepción generalizada: a los chicos futbolistas ahora no les interesa tanto aprender del juego, consumirlo, tienen otras distracciones. ¿Cómo luchás contra eso?

–Me parece que es al revés. A ningún chico lo obligan a jugar al fútbol. Es una elección y el que quiere ser futbolista profesional no tiene otro camino que la dedicación y el sacrificio. Un adolescente que va al colegio 6 o 7 horas, que después viene a entrenar otras 3 horas diarias y que los sábados se acuesta temprano porque tiene que jugar los domingos es un ejemplo de esfuerzo y dedicación. Demasiado poco tiempo le queda para otras distracciones.

–Siempre tuviste inquietudes culturales. ¿Se lo transmitís a tus jugadores, al margen del campo futbolístico?

–Lo llamaría instinto de supervivencia... Y sí, intento explicarles que el fútbol no es una salida laboral para todos. Ni para siempre.

–En una nota de 2011 con El Gráfico dijiste que te gustaba el Barcelona y reconocías la influencia de Guardiola. Nadie puede dudar de tu madridismo, pero das un perfil guardiolista.

–No creo, no pienso perder el pelo.

–¿Qué te genera Messi, se puede todavía decir algo original de él?

–Messi es una de esas cosas que uno sabe que no va a volver a ver. Ya no hay nada original que se pueda decir sobre él. Él es original.

"Estoy seguro de que Tinelli puede hacerlo bien"

Radicado en Madrid desde que hace más de cinco años cerró la etapa de futbolista en Peñarol, Solari pide por una renovación en la AFA.

–¿Qué opinás del fútbol argentino?

–Lo sigo siempre que puedo. El último torneo se me complicó porque todavía no logré descifrar el fixture.

–En tu paso por San Lorenzo, en 2008, fue decisivo el aporte de Tinelli. ¿Lo ves como la nueva dirigencia?

–La AFA necesita una renovación seria. De formas y en el fondo. No sólo un cambio de nombres. Tinelli es un hombre hecho a sí mismo, con indudable capacidad de gestión. Estoy seguro de que puede hacerlo bien, como en San Lorenzo.

–Si algún día dirigís en la Argentina, ¿en qué club te gustaría hacerlo?

–En los clubes donde jugué.

–Gallardo, Coudet, Sava, Cocca, Bassedas... todos contemporáneos tuyos que ya dirigen en primera y varios fueron campeones. ¿Vos vas en otra frecuencia?

–Ni idea. Ojalá todos la estemos pasando igual de bien.

–¿Por qué el seleccionado no gana un título desde 1993?

–Espero que con una AFA renovada las explicaciones lleguen solas. De todas formas, ojalá que con el Tata ganemos algo. Gran técnico y gran tipo.

–Mucha gente sigue discutiendo y cuestionando a Messi. ¿Cuál es tu posición?

–No discutir con fanáticos.

cm/jt

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas