Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Murió una mujer tras ser atacada por un perro Pitbull que pertenecía a su hijo

Una mujer tucumana murió como consecuencia de las graves heridas que le provocó el perro ; el animal fue sacrificado por su hijo tras el fatal ataque a su madre

Martes 26 de enero de 2016 • 11:14
SEGUIR
PARA LA NACION
0

SAN MIGUEL DE TUCUMAN.- María Juliana Manzur, de 67 años, murió ayer como consecuencia de las graves heridas que le provocó un perro de raza Pitbull, perteneciente a su hijo. La tragedia tuvo lugar en el paraje rural Huasa Pampa, sobre la ruta provincial 326, en el departamento de Monteros, a unos 65 kilómetros al sur de la capital tucumana. Tras el violento ataque, el dueño del animal decidió sacrificarlo.

Según informó la Policía, Manzur había salido hasta un cañaveral,ubicado al frente de su casa, a buscar unas cañas huecas para encender fuego cuando el perro, de tres años, llamado "Terry", se le abalanzó sin motivo aparente y le mordió el brazo.

La hija de la víctima, Ana Julia Santillán, escuchó los gritos desgarradores de su madre y salió para tratar de auxiliarla. Con un palo, le pegó al animal en la cabeza hasta que logró que la suelte, pero tras unos segundos, el pitbull volvió a atacar a la mujer, le provocó graves lesiones en el rostro y la mordió con fuerza en el cuello, hasta que la mató.

Según testigos, la hija de la víctima le pidió auxilio a su hermano, Pedro Santillán, quien vive en una casa contigua y era propietario del perro, pero éste no llegó a tiempo para salvar a su madre.

Cuando el personal de la comisaría de León Rougés, en cuya jurisdicción se produjo el ataque, llegó al lugar del hecho, Manzur estaba muerta, tirada sobre un charco de sangre. Con la ayuda del dueño, los efectivos ataron al perro, que según la familia, nunca antes había atacado a una persona.

El fiscal de feria del Centro Judicial Concepción, Edgardo Sánchez, quien actuó en la causa, había dispuesto que el animal quede alojado bajo cuidado de personal policial en la comisaría de León Rugés, hasta su traslado al Instituto Antirrábico de esta capital, previsto para hoy a primera hora. Sin embargo, cuando el personal policial fue a buscar al animal, Santillán les comunicó que lo había sacrificado para evitar que ataque a alguien más.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas