Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Lopérfido habló de los desaparecidos y avivó una fuerte polémica

Relativizó que sean 30.000 y reaccionaron Carlotto y Pérez Esquivel

Miércoles 27 de enero de 2016
SEGUIR
LA NACION

Una fuerte controversia suscitaron en el ámbito político las reflexiones del ministro de Cultura porteño, Darío Lopérfido, en un encuentro en Pinamar, donde habló sobre los procesos de violencia política en el país y recordó que existen distintas visiones sobre el recuento de víctimas de la represión militar.

"En la Argentina no hubo 30.000 desaparecidos", dijo, al citar investigaciones que contrastan con los números que defienden las organizaciones de derechos humanos. Y deslizó la versión de que "ese número se arregló en una mesa".

Le salieron al cruce referentes del área, encabezados por la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, que extendieron su malestar al presidente Mauricio Macri, por su decisión de no recibir a las organizaciones de derechos humanos y derivar un pedido de audiencia en su jefe de Gabinete, Marcos Peña, quien finalmente recibirá hoy a las entidades.

Al compartir un diálogo en el espacio itinerante "Margen del mundo", organizado por el periodista Luis Majul, el ministro de Cultura participó anteayer en Pinamar de la presentación del libro Cerrar la grieta, del periodista Edi Zunino.

Tras señalar que "la Argentina es un país con una historia violenta, pero no más violenta que en otros países", citó investigaciones que ponen en duda el número de 30.000 desaparecidos, como los libros La historia íntima de los derechos humanos en la Argentina, de Graciela Fernández Meijide, y ¡Viva la sangre!, de Ceferino Reato, entre otros. Desestimó, además, la versión que atribuye "a los Montoneros la construcción de la democracia, cuando en realidad atacó a un gobierno constitucional".

Lopérfido explicó a LA NACION que la propagación simultánea de las exposiciones en Twitter, en síntesis de 140 caracteres, disparó reacciones en cadena en las redes sociales.

Desde temprano reaccionó ayer Carlotto. "¡Qué maldad empezar a manipular cifras! Si no son 30.000, que nos dé la lista de los que él piensa que son", le recriminó, en diálogo con radio Del Plata.

Ya la ex diputada y secretaria de la Conadep, Graciela Fernández Meijide, había relativizado en 2009 el número de 30.000 desaparecidos, cuando declaró que las víctimas fatales del terrorismo de Estado eran 7954, según la documentación que tenía en su momento la Secretaría de Derechos Humanos.

La cifra de Carlotto

Sin margen para esa mirada, Carlotto insistió en sus cálculos: "Nosotros manejamos el número de 30.000 porque los propios depredadores y genocidas la llevaron a 45.000, entre muertos y desaparecidos. Hubo familias que quedaron diezmadas y nadie hizo denuncias. Se registraba como se podía", graficó la presidenta de Abuelas.

Adolfo Pérez Esquivel sumó también su rechazo. "Le pediría a Lopérfido que se informe. Soy un sobreviviente de la época de la dictadura", dijo el titular del Servicio de Paz y Justicia, al personalizar en el ministro porteño las distintas visiones sobre el número de víctimas.

"Esta persona quiere tratar de revertir una realidad que es imposible revertir. Este gobierno quiere revertir muchas cosas", lamentó Pérez Esquivel, al cargar contra Macri. "Está trabajando de comodín del Departamento de Estado norteamericano", acusó.

Arrimó también sus críticas Hebe de Bonafini, presidenta de las Madres de Plaza de Mayo. "A mí no me sorprende, porque ésta es la derecha fascista que estuvo con los militares. Odian a nuestros hijos. Y tienen el mismo odio contra las madres y las abuelas", dijo, al victimizarse e insistir en que "el gobierno de Macri es una dictadura".

Carlotto, por su parte, no disimuló su molestia por la decisión de Macri de no recibir a los organismos de derechos humanos. "Nos dio una respuesta muy descortés: que no tiene tiempo. Por eso nos derivó a Peña", se lamentó.

"Nosotros estamos acostumbradas a tratar con altísimos personajes del mundo entero, que tampoco tienen tiempo, pero tienen otras formas", se quejó, al sentirse discriminada por el Presidente, que el día anterior había recibido en su despacho a sobrevivientes el Holocausto.

Los números de la discordia

Polémica por las víctimas del terrorismo de Estado

Darío Lopérfido

Ministro de cultura

"En la Argentina no hubo 30.000 desaparecidos. Esa cifra se arregló en una mesa cerrada"

Estela de Carlotto

Abuelas de plaza de mayo

"¡Qué maldad empezar a manipular cifras! Si no son 30.000, que nos dé la lista de los que él piensa que son"

Adolfo Pérez Esquivel

Paz y justicia

"Le pediría a Lopérfido que se informe. Soy un sobreviviente de la época de la dictadura"

Te puede interesar