Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Creatividad y empleo: el círculo virtuoso de Google

El gigante de Internet adoptó una serie de políticas de trabajo para facilitar y potenciar la innovación dentro de su estructura

Lunes 01 de febrero de 2016
SEGUIR
PARA LA NACION
0

"Las buenas ideas venden productos. Las ideas grandiosas cambian vidas. Desde abrir nuestra marca hasta abrir museos, vemos la creatividad como una manera de resolver problemas grandes y pequeños." Así se expresa en una nota Lorraine Tworill, VP de Google de Marketing global. Pero, ¿cuáles son las razones que llevaron a Google a ser una de las empresas más admiradas y respetadas por su creatividad? ¿Cómo es que poco tiempo llegó a ser una de las marcas más valiosas del mundo? Cuando se exploran las estrategias empleadas se observa que algunas han sido clave para conseguir el éxito.

1. Contratar el mejor talento

Según explican Eric Schimdt (CEO hasta 2011) y Jonathan Rosenberg (asesor de Larry Page, uno de los fundadores y actual CEO) en su libro Cómo funciona Google, identificar y atraer a los mejores es la tarea más importante que tienen los líderes en la compañía. Los candidatos son evaluados por su capacidad cognitiva, su conocimiento del rol y su experiencia de liderazgo. A estas tres condiciones se le suma una cuarta definida como "Googleyness": una cualidad sutil, vinculada a lo interesante que esa persona resulta. En Google se buscan técnicos excelentes en lo suyo, pero generalistas, con múltiples inquietudes e intereses, estilo que suele tener la gente creativa. Para saber si el candidato cumple el requerimiento, el entrevistador debe hacerse la pregunta: "¿Pasaría seis horas clavado en un aeropuerto con esta persona sin aburrirme?" El test busca detectar si el potencial empleado o empleada tiene "fit cultural", es decir, muestra condiciones para integrarse fácilmente y para aportar valor a la cultura de la empresa. Además de las obvias ventajas derivadas de nutrirse de talento excelente, se busca generar el "efecto manada", ya que un grupo de gente brillante atrae a otros como ellos. Muchos que ingresan a Google lo hacen con el deseo de trabajar codo a codo con los mejores.

2. Crear el ambiente adecuado

Google es célebre por el diseño de sus oficinas que, para muchos, parecen jardines de infantes para adultos. Toboganes gigantes, metegoles, mesas de ping-pong y de pool, bicicletas multicolor para trasladarse, zonas de relax, gimnasio con personal trainer, restaurantes gourmet de diferente origen étnico, cafeterías provistas con bebidas, frutas y snacks. Todo inserto en una arquitectura luminosa y con espacios amplios que facilitan los encuentros casuales entre empleados de diferentes áreas. El clima es tan amistoso y distendido que ir a trabajar deja de ser una carga y se convierte en un momento esperado. Se diluye el tabú de la frontera entre la vida personal y laboral. En la práctica desaparece el "balance vida laboral-personal" como dimensiones opuestas y se observa una integración entre ambas.

3. Estimular la serendipity

Steve Jobs también empleaba en sus empresas los espacios amplios para producir serendipity, esa afortunada conjunción de preparación, sagacidad e ideas que dispara la creatividad. Tanto en Pixar como en Apple existen los "atrios" que son grandes hubs (distribuidores) en lugares centrales de sus campus. En su biografía decía: "Si un edificio no estimula la colaboración se pierde un montón de innovación y la magia que es disparada por la serendipity. Entonces diseñamos un edificio que saque a las personas de sus oficinas y permita que se mezclen en un espacio central con personas que de otra manera no verían". Larry Page y Sergei Brin, los fundadores de Google, eran admiradores de Jobs, por lo que no es casual que hayan adoptado algunas de sus enseñanzas.

4. Tiempo libre

De poco serviría la generación de ideas si no se brindan los recursos para que prosperen, y el recurso más valioso es el tiempo. Schimdt cree que "las personas innovadoras no necesitan que se les diga que lo sean, necesitan que se les permita serlo". Por eso es que los googlers pueden disponer de un 20% de su tiempo para trabajar en los proyectos que les interesen. Si bien el 20% es más bien el 120%, ya que la investigación suele ocurrir en los fines de semana o durante la noche, nadie les impide que lo hagan. El 20% tiene más que ver con la libertad creativa que con el tiempo en sí. Fue durante estos espacios de creación que nacieron productos como Google News, Google Now, Google Maps, Street View y muchos otros.

5. Gestión de éxitos y fracasos

Para que la creación tenga sentido debe generar innovación, es decir, debe poder implementarse y producir cambio social. En Google todos quieren ser innovadores, y no exactamente por el premio económico que eso pueda suponer. Diversos estudios muestran que lo que motiva a las personas creativas es la necesidad de satisfacer su curiosidad y la de idear productos y servicios que mejoren la vida de muchos. Google busca innovaciones que produzcan cambios disruptivos aunque sin despreciar las incrementales, producto del trabajo diario y silencioso. Todas las ideas deben tener la posibilidad de nacer, pero -en un proceso algo darwiniano- no todas evolucionarán hasta producir un impacto lo bastante amplio como para convertirse en la siguiente estrella de Internet.

Google

Nada se pierde

Aprendizaje

En 2009, Google lanzó su servicio Google Wave, que nunca logró levantar vuelto. Sin embargo, algunos de los aprendizajes obtenidos durante el desarrollo de la plataforma que prometía revolucionar el correo electrónico fueron utilizados posteriormente para mejorar Google+ y Gmail.

Los autores son profesores de la Escuela de Negocios dela Universidad Di Tella

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas