Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Un fiscal acusó a los gendarmes de disparar a una murga

El procurador de Violencia Institucional los denunció por tentativa de homicidio y abuso de funciones

SEGUIR
LA NACION
Miércoles 03 de febrero de 2016
0

Después de escuchar a vecinos de la villa 1-11-14 que relataron en detalle cómo la Gendarmería Nacional habría atacado con proyectiles de plomo y postas de goma a los integrantes de una murga, la mayoría niños, la noche del viernes pasado, la Procuraduría de Violencia Institucional (Procuvin) denunció a los uniformados por el posible delito de tentativa de homicidio doloso calificado por el abuso de sus funciones y solicitó que se investigue la responsabilidad de funcionarios jerárquicos de la fuerza federal de seguridad.

Así lo informaron a LA NACION calificadas fuentes judiciales. La denuncia fue presentada ayer por el titular de la Procuvin, Miguel Palazzani, ante la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional porteña. Los voceros consultados informaron que después de un sorteo el expediente quedó a cargo del fiscal Carlos Velarde y del juez Guillermo Rongo.

"Quienes tienen deberes institucionales pueden tener la obligación de evitar una afectación. En estos casos, el deber de no atentar contra la integridad física de personas que se encuentran reunidas en el marco de un espectáculo popular también puede exigir hacer algo para intentar evitar una afectación a la integridad física de esas personas. Tanto más si es visible que hay niños, mujeres embarazadas y adultos mayores, por su especial condición de vulnerabilidad", sostuvo el fiscal Palazzani en su denuncia.

El incidente en investigación se produjo a las 21 del viernes, cuando personal de la Gendarmería que integraba el denominado operativo Cinturón Sur intentó recuperar dos autos que habían sido robados pocas horas antes y que estaban dentro del asentamiento del Bajo Flores. El Ministerio de Seguridad informó que los uniformados habían sido atacados por vecinos de la villa 1-11-14 con botellas, piedras y disparos de arma de fuego. Nada se comunicó acerca de ningún otro incidente al margen de ese ataque.

Según la información oficial, como producto de ese ataque el cabo Gabriel Baspineiro sufrió una herida de arma de fuego con orificio de entrada, sin salida, en el brazo izquierdo, mientras que el sargento Ezequiel Cardozo sufrió una herida de arma de fuego en la pierna derecha, con fractura expuesta de tibia. El domingo, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y el jefe de la Gendarmería, comandante general Gerardo José Otero, visitaron a los heridos en el Complejo Médico Churruca-Visca, de la Policía Federal, donde están internados.

"Vamos a defender a todos los efectivos, no dejaremos que los ataquen con tanta impunidad", publicó la ministra en su cuenta de Twitter tras esa visita protocolar.

Fotos y videos

Mientras esa imagen oficial se hacía pública, el lunes, vecinos y organizaciones sociales difundieron a través de las redes sociales un video del momento del incidente nocturno -en el que se oyen los gritos de los chicos y los pedidos de la gente a los gendarmes para que no disparen más- y muchas fotos que muestran a niños y adultos, todos integrantes de la murga Los Auténticos Reyes del Ritmo, con heridas provocadas por postas de goma.

Ayer, un día después de sostener que los únicos heridos eran los gendarmes y de que no habían tenido un incidente con ninguna murga, el Ministerio de Seguridad difundió un comunicado donde informó que se "decidió iniciar una investigación con el objetivo de dilucidar lo ocurrido en el operativo Cinturón Sur".

"Se tomó la determinación de enviar una comitiva de la Subsecretaría de Participación Ciudadana con la finalidad de recoger información y testimonios y, de esta manera, evaluar eficientemente lo acontecido en el lugar. A la vez, y de manera independiente, se abrió una investigación en la Dirección de Violencia Institucional del Ministerio", se informó.

También se explicó que se inició una investigación interna para determinar el "accionar del personal de la Gendarmería Nacional, parte del cual permanece internado".

Más temprano, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, había dicho: "Nos preocupa la información [la denuncia de la represión] y estamos colaborando con la Justicia".

Una de las personas que declararon ante la Procuvin contó cuando que estaba ensayando con la murga vio llegar a personal de la Gendarmería, un móvil de la Federal y una grúa. Recordó que el director de la murga y un grupo de padres corrieron a los chicos para que pasaran los vehículos oficiales. Pero que en ese momento se bajó de un móvil un gendarme con una escopeta y de mala manera dijo: "¿Qué pasa acá?". Los vecinos, según el relato de la testigo, le pidieron por favor, que había chicos, pero comenzaron los disparos.

"Había chiquitos, gente mayor y no les importó. Empezaron los disparos y nos gritaban «negros de mierda», nos insultaban. Yo empecé a retroceder, a correr, agarré a mi hijo y atiné a tirarme contra las paredes. Se escuchaban las detonaciones y yo cubría a mi hijo; en ese ínterin es donde me lastiman", declaró la testigo de cargo. Según expuso el fiscal Palazzani en su denuncia, la mujer "detalló cada una de las heridas producto de los disparos recibidos y agregó que nadie disparó contra los gendarmes. Que después, ya en el hospital, se enteró de un gendarme herido, pero [afirmó que] ninguno de la murga y de los vecinos de ahí tenía armas".


Del editor: qué significa. La denuncia fiscal refleja el alto grado de probabilidad de que el exceso en la represión haya ocurrido. Desnuda, además, la falta de reacción institucional.
Compartilo
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas