Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Sin curiosos ni cámaras a la vista, Macri comió un asado con los Rolling Stones

Los integrantes de la banda británica estuvieron con el Presidente y su esposa en la quinta de Malvinas Argentinas; esfuerzo por evitar un uso político del encuentro

Lunes 15 de febrero de 2016
SEGUIR
LA NACION
0
Al final del encuentro, Macri, su esposa y su hija posaron para la foto con la banda británica
Al final del encuentro, Macri, su esposa y su hija posaron para la foto con la banda británica. Foto: LA NACION / Prensa Gobierno

Sin curiosos ni cámaras cerca, y casi en secreto hasta últimas horas de la noche, el presidente Mauricio Macri se dio ayer un gusto grande: compartir una cena, con brindis incluido, en su quinta Los Abrojos y con los Rolling Stones como invitados exclusivos.

"Es una cena privada", fue el latiguillo repetido durante el fin de semana por voceros del Gobierno, a fin de bajarle el tono a un encuentro confirmado desde la Casa Rosada a LA NACION en la tarde del jueves. La frase se repitió mientras se acercaba el encuentro presidencial con Mick Jagger y sus compañeros de la mítica banda de rock británica, que en su cuarta visita al país conocieron al segundo presidente.

El primero, claro, fue el ex presidente Carlos Menem, que en 1995 abrió la quinta presidencial de Olivos para saludarlos y se fotografió sonriente con ellos mientras vestía un llamativo traje color crema.

Tal vez para evitar esa inevitable comparación, o críticas agregadas por el eventual "uso político" que pudiera hacerse del encuentro con las megaestrellas del rock mundial, Macri prefirió el bajo perfil y dio órdenes precisas: nada de cámaras a varias cuadras a la redonda de su quinta, y ningún curioso ni fan en las adyacencias. "No entra nadie", fue la orden que recibieron los encargados del ceremonial que conversaron con LA NACION.

Macri junto a su mujer y Mick Jagger
Macri junto a su mujer y Mick Jagger. Foto: Prensa Gobierno Nacional

De a uno, comenzaron a llegar los miembros de la banda. El primero fue el bajista Ron Wood, luego el guitarrista Keith Richards, y más tarde Jagger y el baterista Charlie Watts. Con Macri estaban su esposa, Juliana Awada; su hija, Antonia y su vocero, Iván Pavlovsky.

Macri no fue el único que cumplió el sueño de conocer a la banda que durante años rivalizó con los Beatles. Otro macrista que sucumbió a la "fiebre Stone" fue el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, quien el viernes se "encontró" con Jagger en el cementerio de la Recoleta, donde el cantante pasó un largo rato. "Pasé a saludar a @MickJagger y me contó que está fascinado con el calor de la Ciudad y de los fans", escribió en Twitter el jefe de gobierno porteño junto a una foto donde se lo ve fascinado con su interlocutor.

El asado transcurrió, según asistentes al encuentro, de manera cordial y relajada. Cuando todo terminó, Macri y los Stones se juntaron para la foto oficial, la única que fue distribuida a los medios.

Los Rolling Stones visitaron al presidente Mauricio Macri y a su mujer, Juliana Awada
Los Rolling Stones visitaron al presidente Mauricio Macri y a su mujer, Juliana Awada. Foto: Prensa Gobierno Nacional

Casi de inmediato, sus voceros comenzaron a pensar en la jornada de hoy, en la que el Presidente participará de la reunión de gabinete bonaerense que encabeza la gobernadora María Eugenia Vidal, mientras los docentes de esa provincia se preparan para la ardua negociación paritaria.

Una carta de Alicia Kirchner con reclamos

La gobernadora de Santa Cruz, Alicia Kirchner, le envió una carta al ministro del Interior de la Nación, Rogelio Frigerio, solicitando el envío de $ 600 millones para "hacer frente a diferentes obligaciones". Así lo transmitió por medio de un comunicado oficial de la provincia. Hace diez días, la gobernadora santacruceña acusó al presidente Mauricio Macri de "asfixiar" financieramente a la provincia. Ahora, a través de un comunicado, les exigió una "actitud federalista y una asistencia igualitaria a todas las provincias".

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas