Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Economías regionales: productores de peras y manzanas alertan que podría perderse mucha fruta como en 2015

Afirman que no alcanza con el efecto de la quita de las retenciones y la devaluación para revertir la crisis; piden fondos para recolectar la producción y quieren reunirse con Macri

SEGUIR
LA NACION
Miércoles 17 de febrero de 2016 • 11:02
Por la pérdida de rentabilidad, una empresa del Alto Valle envió a industria para jugo un millón de kilos de pera que originalmente iba a exportar
Por la pérdida de rentabilidad, una empresa del Alto Valle envió a industria para jugo un millón de kilos de pera que originalmente iba a exportar.
0

Pese a la quita de las retenciones que tuvieron y la mejora en su competitividad con la devaluación, desde diversas economías regionales alertaron al Gobierno que harán falta nuevas medidas porque hay producciones que afrontan el riesgo de tener un 2016 "tan crítico" como 2015.

Ayer, el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, fue recibido en la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came) por su titular, Osvaldo Cornide y presidentes de una veintena de economías regionales del Interior.

Si bien fue una reunión de presentación del ministro, varios de los referentes de las economías regionales aprovecharon para colar reclamos. Entre ellos, la necesidad de financiamiento para producciones que hoy están realizando tareas de recolección, como en el caso de las peras y manzanas en el Alto Valle de Río Negro y Neuquén.

La Argentina exporta el 75% de sus peras y el 50% las manzanas. El año pasado, por los bajos precios, la caída de los principales mercados compradores, Brasil y Rusia, el atraso cambiario, y la falta de recursos para cosechar, en la región del Alto Valle se perdieron 360.000 toneladas de estas frutas. Se trató de casi un 35% sobre una producción total de 1,2 millones de toneladas.

En 2015, los productores recibían un precio de 0,80 a 1,50 pesos el kilo, pero tenían un costo de 3 pesos el kilo. Iban claramente a pérdida. Ahora, pese a las medidas del Gobierno, la situación continúa complicada. En rigor, aumentaron los costos, que treparon a $ 4,50 el kilo, pero, paradójicamente, la fruta al productor "no tiene precio".

"Creo que la foto de 2016 puede llegar a ser peor que la de 2015", indicó Jorge Figueroa, presidente de la Federación de Productores de Fruta de Río Negro y Neuquén.

Figueroa señaló que el 65% del costo está representado por la mano de obra. Para aliviar esto piden financiamiento para recolectar la fruta. En este sentido, le reclaman al Gobierno un aporte de $ 400 millones. Según el dirigente, el Gobierno comprometió $ 150 millones. "Son necesarios, pero no suficientes y llegan algo tarde porque hay variedades de manzana que se están perdiendo en las chacras", comentó a LA NACION.

El dirigente precisó que "las medidas macroeconómicas son buenas, pero serán importantes si se puede recolectar la fruta". Añadió: "Todavía hay fruta del año pasado que se sigue tirando".

Federico Sacheri, protesorero de la misma entidad, reveló que hace unos días una empresa de la región decidió enviar para industria de jugo, por la pérdida de rentabilidad, un millón de kilos de pera que originalmente iba a exportación. Para comparar, un millón de kilos de pera equivale a todo el consumo de esta fruta en Neuquén.

"Si no se toman medidas se va a repetir lo de 2015 (por la fruta perdida). Necesitamos un incentivo para la industria juguera y una compensación", indicó.

A través del gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, los productores de fruta le pidieron recientemente una audiencia al presidente Mauricio Macri.

Para el presidente del sector de Economías Regionales de CAME, Raúl Robín, que además es productor de tabaco y caña de azúcar, hacen falta más "medidas puntuales" para las economías regionales.

"Hay sobreoferta en algunos productos, como en caña de azúcar, y la mejora de las medidas no baja a los productores. En caña, los anuncios que subieron del 10 al 12% (el porcentaje de etanol en las naftas) es una mejora en el largo plazo, pero no mejora ahora el precio por los sobrestocks", explicó Robín. Este dirigente señaló que los productores azucareros del Norte cobran por la bolsa de 50 kilos de azúcar lo mismo que hace cuatro años: 210 pesos.

"Algunas producciones están a mitad de cosecha y otras comenzando y necesitan recursos. Para algunas producciones, como el limón, las medidas alcanzaron, pero otras, como peras y manzanas y naranjas siguen en situación complicada", concluyó.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas