Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Cómo fue el crimen de la argentina Laura Pamela Viana en Río de Janeiro

La joven salió a tomar algo a la playa junto a dos amigas mientras su marido y su hijo de cuatro años se quedaron en el departamento que alquilaban; la atacaron pese a que no se resistió al asalto

SEGUIR
LA NACION
Miércoles 17 de febrero de 2016 • 10:43

RÍO DE JANEIRO.- Laura Pamela Viana, una chaqueña de 25 años, llegó el fin de semana pasado a Río de Janeiro, para pasar una semana de vacaciones junto a su marido, su hijo de cuatro años y otros cuatro amigos. Anoche, fue asesinada en la playa de Copacabana por uno de los dos delincuentes que la asaltaron mientras estaba con dos amigas disfrutando de una noche tranquila en la playa.

El grupo de turistas había alquilado un departamento en Copacabana, uno de los barrios más turísticos de la ciudad, para hospedarse. Anoche, después de una fuerte lluvia, Viana - oriunda de Fontana, Chaco- y dos amigas decidieron salir del departamento e ir a tomar algo a la playa, mientras que su marido y su hijo se quedaron en el departamento, junto a los otros dos miembros del grupo.

Las tres jóvenes cargaron una heladerita y se instalaron en las arenas de Copacabana, a la altura del lujoso hotel Copacabana Palace, una de las zonas más iluminadas de ese barrio.

Poco después de las 2 de la mañana, dos hombres se acercaron al grupo de las turistas argentinas y comenzaron a molestarlas, pidiéndoles cosas hasta robarles sus pertenencias. Ellas no se resistieron, pero uno de los hombres sacó un cuchillo, atacó a la joven de 25 años por debajo de las costillas y la hirió en el corazón.

La joven chaqueña comenzó a perder mucha sangre y pese a que una ambulancia la trasladó rápidamente al hospital Miguel Couto, en el barrio de Gávea, no pudo resistir y falleció.

"Los atacantes fueron detenidos al poco tiempo y reconocidos por los testigos. Ahora estamos tratando de agilizar los trámites para la liberación del cuerpo y del seguro de viaje para que el grupo pueda volver a la Argentina cuanto antes", señaló a LA NACION el cónsul general argentino en Río de Janeiro, Marcelo Bertoldi, quien aclaró que en el caso intervienen tanto la Comisaría Especial de Atención al Turista como la División de Homicidios.

Aunque la seguridad en Río de Janeiro mejoró mucho en gran parte debido al proceso de pacificación de las favelas -comenzado en 2008-, en el último año, debido a la profunda crisis económica que sufre Brasil, ha habido un nuevo brote de criminalidad.

Te puede interesar