Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El Gobierno denunció vandalismo en el Posadas

Advirtieron sobre serias irregularidades administrativas; los gremios negaron las acusaciones

SEGUIR
LA NACION
Jueves 18 de febrero de 2016
Ibarra, Lemus, Díaz Legaspe y Garavano, ayer, en conferencia
Ibarra, Lemus, Díaz Legaspe y Garavano, ayer, en conferencia. Foto: Presidencia
0

El gobierno de Mauricio Macri formuló una denuncia penal por "daños al patrimonio" del hospital Posadas, reveló "amenazas y hechos vandálicos" contra la conducción del centro de salud que dirige Alberto Díaz Legaspe, y anunció que revisará 2035 contratos de agentes que ingresaron el año pasado en el hospital. La mitad de esos ingresos ocurrió en los últimos 45 días de la intervención de Martín Latorraca, designado por la ex presidenta Cristina Kirchner.

"Tenemos varias explicaciones posibles de estos hechos que queremos que la Justicia investigue", dijo ayer el ministro de Salud, Jorge Lemus, durante una conferencia en la Casa Rosada.

Los funcionarios de Salud aseguraban ayer por lo bajo que la gran mayoría de esos empleados son militantes de Nuevo Encuentro, agrupación de Martín Sabbatella, jefe político de Latorraca. Además, muchos de ellos, confiaron, son barras bravas del Club Deportivo Morón y todos son afiliados de ATE. Sin embargo, Lemus, se cuidó de mencionar públicamente la filiación. "No queremos que hagan una defensa política, van a decir que los denunciamos por ser de Nuevo Encuentro. No, los denunciamos por delincuentes", dijo a LA NACION un alto funcionario de Salud.

En la conferencia, participaron también los ministros de Modernización, Andrés Ibarra, y de Justicia, Germán Garavano.

"En 48 horas más, se presentarán otras denuncias por más irregularidades, además de un sumario administrativo", dijo Lemus.

Otras irregularidades heredadas de la gestión anterior incluyen la concentración del 80% de las compras en un solo proveedor de Morón, la ejecución de apenas el 25% del presupuesto de 2015, una deuda con proveedores por más de 100 millones de pesos, la paralización de licitaciones sin motivo aparente y la suspensión de obras en el vacunatorio y en la unidad de terapia intensiva, la unidad coronaria y la guardia para adultos.

"Hay un deterioro de las instalaciones que puede tener que ver con la falta de mantenimiento, pero hay otro que no es casual", sostuvo Díaz Legaspe. "Con los trabajos paralizados, se inició la semana pasada una obra que estaba pospuesta en el vacunatorio y en un aparente intento de reparación eléctrica dejaron de funcionar las heladeras", agregó. El feriado de Carnaval también estuvieron paralizados los 25 ascensores del hospital durante casi cinco horas.

"Para nosotros, es difícil explicarlo. Los peritajes con los que contamos nos hacen pensar que [lo del resonador] no fue un accidente. Lo más leve sería por lo menos una negligencia grave", añadió.

Ayer, Nuevo Encuentro atribuyó el daño al resonador magnético a "una operación política montada por el macrismo para echar trabajadores", según tuiteó el propio Sabbatella. Acompañó su mensaje con un documento que habría difundido ayer el Servicio de Diagnóstico por Imágenes. "Comunicamos que el equipo se encuentra en actividad operativa habitual", se lee. El texto asegura que, tras extraer la silla de ruedas del magneto, se documentó "el correcto funcionamiento" del equipo de acuerdo con el Informe de Servicio 04802 de la empresa Philips.

"El hecho corresponde a un accidente con factores de riesgo múltiples, distantes de un accionar voluntario y premeditado", agrega el documento. El texto no incluye la firma de ningún profesional responsable, sino que finaliza con un "Atte. Diagnóstico por Imágenes. Alta Complejidad".

Darío Silva, secretario general de ATE Morón, consideró que el daño al resonador fue "un hecho ingrato". En diálogo con LA NACION aseguró que cada inconveniente de los últimos días tiene "una historia" detrás. "No es de ahora -aseguró-. Lo del resonador fue un accidente que ocurrió el viernes pasado por la noche debido a la inexperiencia de un residente de primer año que entró con una silla de metal en lugar de aluminio. Cuando el técnico le pidió que levantara al paciente para subirlo a la camilla, se enganchó la silla y el resonador la atrajo. Hablamos con todos en el servicio y no es un sabotaje ni un boicot".

Por su parte, la Cicop Seccional Hospital Posadas, el gremio que nuclea a profesionales del centro de salud, emitió ayer un comunicado en el que asegura, luego de hablar con los responsables del servicio, que "el episodio del resonador se trató de un accidente, pero de ninguna manera, de un sabotaje". Aclara, además, que el equipo ya está funcionando. Sobre los desperfectos en los ascensores y el vacunatorio, la Cicop evitó "emitir juicios de valor", aunque indicó que "probablemente tengan relación con la precaria situación de algunas áreas".

Por ahora, de las actuaciones internas surge que el viernes pasado, un residente del hospital trasladó a un paciente en silla de ruedas al Servicio de Diagnóstico por Imágenes. Llegó hasta la sala del resonador y se retiró porque el paciente tenía movilidad como para acomodarse en la camilla. En el lugar estaba el técnico a cargo y había un médico radiólogo de guardia, que son los que conocen el procedimiento a seguir en un caso así. Se abrió un sumario administrativo para determinar la actuación de los profesionales. Por lo pronto, ayer, cuando llegaron los peritos de la Policía Científica a la sala del resonador, faltaba la silla de ruedas que se había incrustado en el equipo.

A su vez, fuentes de la empresa Philips, proveedora del resonador, explicaron a LA NACION que despegar la silla del magneto del resonador demandó cuatro horas. Anteayer, la empresa determinó que el impacto de la silla había dañado la cobertura plástica del equipo y una bobina que permite hacer las resonancias de cabeza. Aun así, luego de realizar una prueba con un voluntario, el ingeniero evaluó que el equipo podía volver a operar. Otra bobina, la que permite captar las imágenes neurovasculares, se utiliza transitoriamente para hacer las imágenes de cabeza.

"Estamos evaluando qué daños tiene la bobina, si son parciales o totales, para poder informarles a las autoridades del hospital y cotizar el reemplazo", indicaron desde la empresa.

Los conflictos, una constante

16/04/2015

Se produce un brote infeccioso en la sala de recuperación nutricional neonatal del hospital. Como consecuencia de esto, muere una beba.

18/04/2015

El Gobierno interviene el hospital. Esto provoca la salida del titular del Consejo de Administración, Donato Spaccavento. Asume Martín Latorraca, vinculado a Nuevo Encuentro, de Martín Sabbatella. Como director de Relaciones Institucionales se designa a Daniel Spina, presidente del Club Deportivo Morón.

26/01/2016

Designan a Alberto Díaz Legaspe como director ejecutivo. Una comisión normalizadora inicia una revisión administrativa.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas