Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

"Fuimos superiores y merecimos más"

Rodolfo Arruabarrena sabe fue "sólo un triunfo", agradeció a los jugadores y aseguró que "el equipo ha levantado muchísmo"

SEGUIR
LA NACION
Jueves 18 de febrero de 2016
0

SAN JUAN (De un enviado especial).- Esta vez habló. El Vasco Arruabarrena, sereno, tuvo un reconocimiento, antes que otra cosa: "Me voy conforme; comparado con los partidos anteriores, el equipo ha levantado muchísimo, estoy agradecido a los jugadores", dijo, en un vestuario con un clima distinto del de las últimas fechas.

En ese sentido se lo consultó por Daniel Osvaldo, que en las últimas horas había manifestado su apoyo al DT: "Osvaldo fue siempre un profesional, ha jugado infiltrado y ha rendido, ahora en la vuelta le dolerá todo". Y sobre lo que significó el resultado, no dudó: "Es obvio que necesitábamos este resultado, pero fuimos superiores y merecimos más. Es sólo un triunfo, no hay que exagerar, podemos dar más".

Lejos de las tensiones que supusieron su ubicación en un puesto que no es el suyo, Cata Díaz se mostró sereno: "Nunca pusimos en duda al Vasco, sabemos que es una buena persona. Tiene que ser nuestro entrenador por mucho tiempo".

Además del aire que le dio a Rodolfo Arruabarrena el gol de Carlos Tévez, precedido de rebotes y tan a los tumbos como la actualidad de Boca, la imagen del equipo en el partido de anoche es un dato que debe haberle dado al director técnico el aliento para pensar en que puede revertir la situación que lo tiene, aún, en la cuerda floja.

Se vieron jugadores con otra presencia, que se impusieron en el campo sin sentir el peso que sintieron ante Temperley, San Lorenzo y, en especial, Atlético Tucumán. Como si ellos tampoco tuvieran más margen para alejarse del precipicio.

"En los últimos partidos los rivales jugaron con nuestra desesperación, y es lógico, a mí me pasaba cuando jugaba contra Boca", sigue el Cata. "Este triunfo da confianza, pero es apenas un partido. Tenemos que mejorar muchísimo".

El margen del Vasco tiene una agenda bastante ajetreada

Boca recibirá a Newell´s el sábado, en la Bombonera. Luego viajará a Colombia, donde el miércoles enfrentará a Deportivo Cali, en el arranque de la Copa Libertadores. Más tarde habrá dos enfrentamientos con Racing. El domingo 28, por el torneo local, y el jueves 3 de marzo, por la Libertadores. La seguidilla terminará el 6 de marzo, en Núñez, con la visita a River.

Boca había vivido durante la tarde un clima de tensa calma en el hotel sanjuanino donde se hospedó. El plantel había llegado en la noche del martes a esta ciudad exhibiendo rostros serios y con un casi nulo contacto con el centenar de hinchas que los recibió. El único dirigente de peso que viajó con la delegación fue Juan Carlos Crespi. La sensación de un cuerpo técnico que estaba en soledad en la cruzada por revertir la situación era evidente.

La postura del cuerpo técnico parecía clara a esa altura: no iría a renunciar. Estaba claro entonces y lo está ahora más aún, que ninguna de las partes quiere asumir la decisión de culminar el ciclo. La intención de los dirigentes es que Arruabarrena renuncie, para evitar el costo político y económico que generará el despido de alguien a quien acaban de renovarle el contrato hasta mediados de 2017.

Pero ayer, la entrega no tuvo pausa. La continuidad de Arruabarrena será algo que Boca deberá resolver más tarde o más temprano. Ayer, esa determinación volvió a quedar pospuesta por el endeble imperio de un resultado que no se daba desde hacía demasiado tiempo para Boca.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas