Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

A dos años de su arresto, Leopoldo López no pierde la fe: "A la dictadura de Maduro le quedan horas"

El dirigente de la oposición venezolana asegura que el presidente bolivariano es "ineficiente, incapaz y corrupto"

Jueves 18 de febrero de 2016 • 10:09
Leopoldo López junto a su esposa Lilian Tintori
Leopoldo López junto a su esposa Lilian Tintori. Foto: AFP
0

Fue el 18 de febrero de 2014 el día en que Leopoldo López tomó la decisión. La orden de captura en su contra había sido la noticia de las últimas horas y no estaba dispuesto a esconderse. Así que lo anunció ante miles de sus seguidores, que le rogaban que no lo hiciera, que llevaban ropas blancas, que ondeaban banderas azules, rojas y amarillas.

López lo sabía. Y lo dijo frente al megáfono: "Yo me presento ante una justicia injusta".

¿La razón de su encarcelamiento? Conspiración, incitación a delinquir, intimidación pública, incendio y daño a la propiedad pública, homicidio agravado premeditado y terrorismo. El gobierno chavista lo acusa de ser el responsable de las protestas pacificas que se transformaron en problemáticas y que ocurrieron el 12 de febrero, por las que murieron dos personas en manos de los agentes de seguridad.

Hoy, hace ya dos años que López está encerrado. Y en el medio, la oposición, Voluntad Popular, el bloque político al que adhiere, ganó la mayoría de la Asamblea Nacional Venezolana.

Sus condiciones no son buenas: pasa sus horas aislado, esporádicamente puede ver a su familia, lo único que le permiten hacer sin problemas es leer. Prefiere los libros de Historia. Hay días en que elige la Biblia. Todos los días a las 8 de la noche se queda sin luz, entonces aprovecha el tiempo para meditar o para hacer yoga.

López no pierde la valentía. Por eso, en una de las pocas visitas que le hace su abogado, se anima a responder a través de una servilleta de papel las preguntas que le hace un periodista del diario español El Mundo.

"Sé que voy a salir en libertad, no tengo dudas de eso. Sé que cuando lo haga estaré más fuerte de alma, mente y cuerpo. Saldré fortalecido y sin rencores; el odio y el resentimiento son las reacciones propias de quienes han llevado a nuestro país a esta crisis humana tan severa. Voy a salir en libertad para seguir luchando por las mismas causas por las que siempre he luchado, y voy a seguir luchando mientras tenga vida, por las mismas nobles causas por las que fui encerrado: el bienestar y prosperidad de nuestro pueblo, la defensa de la democracia y la libertad de los venezolanos", dice.

Leopoldo López, al ser arrestado
Leopoldo López, al ser arrestado. Foto: Archivo

También cuenta que lo más difícil de su encarcelamiento es la distancia con sus seres queridos: "Cuesta ver cómo en muchas ocasiones a Lilian, que viene a visitarme con Leopoldo y Manuela, le niegan el acceso. Confieso que me pega mucho ver a mi esposa e hijos atropellados por la arbitrariedad y me lleno de frustración e indignación. Lilian en ocasiones le ha dicho a nuestra hija que no podían pasar porque yo estaba en clases. Es un consuelo saber que la inocencia de los niños es aliada en situaciones como ésta, pero en el fondo sé que Manuela e incluso Leopoldo, que dio sus primeros pasos en esta prisión, perciben lo que está pasando. Ellos también son víctimas del abuso, de la discriminación, de la violación a nuestros derechos".

Y tampoco pierde la fuerza: "Estoy convencido de que ha valido la pena mi encarcelamiento, de que le quedan horas a la dictadura. Estoy convencido de que Venezuela ha de superar esta situación, de que podemos sacarla del desastre al que hoy la tienen sometida. No me he fijado plazos, sé que voy a salir en libertad. Cuando lo haga estaré más fuerte de alma, mente y cuerpo. Saldré fortalecido y sin rencores; el odio y el resentimiento son las reacciones propias de quienes han llevado a nuestro país a esta crisis humana tan severa. Voy a salir en libertad para seguir luchando por las mismas causas por las que siempre he luchado: el bienestar y prosperidad de nuestro pueblo, la defensa de la democracia y la libertad de los venezolanos".

Mucho menos perdió sus convicciones políticas: "Hay que cambiar a este gobierno ineficiente, corrupto y antidemocrático. Por tener esa convicción fue que hace dos años hicimos un llamado a los venezolanos a conquistar un cambio pacífico democrático y constitucional, que nos costó nuestra libertad. Hoy estoy más esperanzado y me digo que ha valido la pena todo esto, porque veo que está convicción ya es de toda la Mesa de la Unidad Democrática, que está más dispuesta que nunca a concretar este 2016 el cambio. Hay que cambiar al modelo que fracasó. Quienes hoy desgobiernan nuestro país no sólo son los responsables de esta enorme crisis por ineficientes, por incapaces, lo son por corruptos, porque han saqueado a Venezuela al punto de robarse el mayor ingreso petrolero de nuestra historia".

Esta semana, la nueva Asamblea Nacional aprobó la ley de amnistía para liberar a los presos políticos, entre ellos López; sin embargo, el presidente Nicolás Maduro no parece dispuesto a dar marcha atrás.

Lilian Tintori reclama su libertad
Lilian Tintori reclama su libertad. Foto: Reuters
En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas