Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Aprueban el estándar eSIM para eliminar el chip plástico en los dispositivos móviles

La clásica tarjeta SIM que se pasa de teléfono a teléfono cuando se cambia el equipo ahora será totalmente digital; está pensada para la Internet de las Cosas, pero también funciona en celulares y otros accesorios; permitirá que el usuario cambie de plan o compañía sin tener que buscar un plástico nuevo

Jueves 18 de febrero de 2016 • 11:06
SEGUIR
LA NACION
0
La clásica tarjeta SIM será eventualmente reemplazada por una función integrada dentro del dispositivo
La clásica tarjeta SIM será eventualmente reemplazada por una función integrada dentro del dispositivo. Foto: Archivo

La Asociación GSM, la entidad que agrupa a los principales jugadores del mundo móvil y define los estándares con los que se rigen, publicó hoy la aprobación de una nueva versión de la SIM, el chip que distribuyen las compañías de telefonía móvil para que un teléfono disponga de un número de teléfono y una conexión de datos a la red celular.

El chip ha ido reduciendo su tamaño en los últimos años (hoy el formato más pequeño es el nano SIM, o 4FF, que debutó en 2012) y ahora se transformó en una función de software, cortesía del eSIM, o SIM embebida (también llamada de provisionado remoto). Apple y Samsung, miembros de la Asociación GSM, ya venían trabajando en el tema.

¿Para qué sirve? Permite ponerle un chip "universal" a un dispositivo, para que sea posible elegir entre múltiples operadoras sin tener que cambiar físicamente el plástico, tanto en un mismo país como cuando se viaja y se quiere evitar el roaming. Ya existían algunas tarjetas SIM univesales (Apple comenzó a ofrecerla en EEUU con el iPad Air 2) pero esto va un paso más adelante, porque prescinde del plástico. El otro objetivo es permitir unir varias SIM a un mismo plan de datos; algunas operadoras ya ofrecen algo así, pero la eSIM estandariza y simplifica el proceso.

¿Para quién es? Aunque no hay motivos para que no se use en un teléfono, el objetivo principal de la eSIM es abastecer a otro tipo de dispositivos que requieren una conexión móvil, sea porque son de difícil acceso (todo lo que tiene que ver con la Internet de las Cosas) o porque disponen de muy poco espacio físico. El reloj Samsung Gear S2, por ejemplo (que ayer se presentó en la Argentina) es el primero en tener una versión certificada con este estándar eSIM; tiene una conexión 3G, pero no hay que abrirlo para ponerle el chip. Esto permite más dispositivos con conexión celular, porque evitar tener que destinar una parte del dispositivo al chip, la bahía que lo almacena, el sistema de apertura para acceder a ella, etcétera.

¿Cuándo estará disponible? La lista de compañías que ya dieron su apoyo es enorme; desde las operadoras más grandes del mundo (AT&T, CK Hutchison, Deutsche Telekom, Etisalat, EE, KDDI, NTT DOCOMO, Orange, Rogers, SFR, Sprint, Telefónica, Telenor, TeliaSonera, Telstra, TIM, Transatel, Verizon y Vodafone) hasta los fabricantes de SIM, de tecnología 4G (Gemalto, Giesecke & Devrient, Morpho, Nokia, Oasis Smart SIM, Oberthur Technologies, Qualcomm, STMicroelectronics, Trustonic y Valid), pasando por los fabricantes de dispositivos clásicos (Apple, Huawei, LG, Microsoft, Sony y Samsung) y otros, como fabricantes de autos que quieren que sus vehículos tengan conexión a Internet móvil propia (General Motors, Nissan, Renault y Volvo ya dieron el sí). En junio próximo habrá más detalles. Por supuesto, este anuncio no alcanza a los dispositivos que ya están en el mercado y que usan un chip de plástico, sino a los que llegarán más adelante.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas