Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Un paso trascendental en el deshielo: Obama hará una histórica visita a Cuba

Será el primer presidente norteamericano en pisar la isla en casi 90 años; el viaje será el 21 y el 22 de marzo; se reunirá con Raúl Castro y con disidentes

Viernes 19 de febrero de 2016
Obama, ayer, durante una ceremonia informal en la Casa Blanca
Obama, ayer, durante una ceremonia informal en la Casa Blanca. Foto: EFE / Michael Reynolds
0

WASHINGTON.- Después de 88 años de desencuentros y rivalidades, un presidente norteamericano volverá a pisar la isla de Cuba dentro de un mes. El presidente Barack Obama anunció ayer que viajará a La Habana este 21 de marzo, en lo que será uno de los pasos más trascendentales de la política de deshielo que acordó con Raúl Castro a fines de 2014.

"El mes próximo viajaré a Cuba para promover el progreso y los esfuerzos que pueden mejorar la vida de los cubanos", anunció Obama en Twitter. Estados Unidos "ha logrado progresos significativos" en 14 meses de deshielo, agregó, y precisó en anticipación a sus críticos de la oposición republicana que abordará "directamente" las "diferencias" que los separan.

"Estados Unidos siempre defenderá los derechos humanos en todo el mundo", subrayó, en alusión a la manifiesta falta de libertades civiles en la isla comunista.

La Casa Blanca explicó en un comunicado que durante la visita, el 21 y 22 de marzo, Obama se reunirá con el presidente Raúl Castro y "se relacionará con miembros de la sociedad civil, empresarios y cubanos de actividades diversas".

No está en agenda un encuentro con Fidel Castro, el líder revolucionario que sacó a la isla de la órbita norteamericana y la llevó a la órbita soviética. Lo que sí quedó definido es que también se reunirá "con disidentes, con miembros de la sociedad civil, incluidos aquellos que se oponen a las políticas del gobierno cubano", según aclaró más tarde Ben Rhodes, asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca y uno de los negociadores del histórico deshielo entre los dos viejos rivales.

Obama seguirá luego viaje a la Argentina, para reunirse el 23 y 24 con el presidente Mauricio Macri en Buenos Aires, como parte de su esfuerzo en afianzar las relaciones con sus vecinos de América latina.

Del lado cubano, la encargada de temas de Estados Unidos de la cancillería, Josefina Vidal, saludó la visita como "un paso más" en el mejoramiento de las relaciones bilaterales, y recogió el guante sobre la cuestión de los derechos humanos.

"Creemos que va a ser una oportunidad importante para que él pueda tener una aproximación directa a la realidad cubana", dijo Vidal, y agregó que Cuba "está abierta a conversar con el gobierno de Estados Unidos sobre cualquier tema, incluyendo los derechos humanos", sobre los que ambas partes mantienen "diferentes concepciones y puntos de vista".

La única visita de un presidente norteamericano a Cuba fue en enero de 1928, según la información que debió desempolvar ayer el archivo histórico del Departamento de Estado, cuando Calvin Coolidge viajó para la 6» Conferencia Internacional de Estados Americanos en la capital cubana. Desde entonces mediaron 88 años sin que otro mandatario pisara suelo habanero, una situación que se volvió directamente imposible después de la revolución.

Obama y Castro anunciaron sorpresivamente, en mensajes difundidos de manera simultánea a fines de 2014, que iniciarían el restablecimiento de las relaciones diplomáticas. El bautismo fue ese mismo día, con un intercambio de espías y otros presos políticos, y avanzó hasta incluir la apertura de embajadas.

La nueva relación ha lidiado desde entonces con el rechazo de la oposición republicana en el Congreso y las críticas de la comunidad cubana en el exilio, pero tomó una dinámica propia. Esta semana ambos gobiernos acordaron reanudar la aviación comercial luego de cinco décadas de interrupción. Después de firmar el acuerdo, el Departamento de Transporte abrió una convocatoria a las aerolíneas norteamericanas para asignar hasta 110 vuelos diarios a Cuba, más de cinco veces la cantidad actual.

El asesor Rhodes expresó que si bien hubo avances en los últimos meses, éstos son "insuficientes". "Todavía hay mucho que puede hacerse para adelantar esta apertura de modo que sea bueno para los cubanos y los estadounidenses", afirmó.

El presidente Coolidge viajó a Cuba "en un barco de guerra", pero la de Obama será una visita "muy diferente", agregó Rhodes, al señalar que el cambio de política hacia la isla se tradujo en mejoras para "las vidas de los cubanos" y el "emergente" sector privado cubano.

La guerra que afronta Obama es ahora una lucha interna con la oposición republicana, que domina las dos cámaras del Congreso, y que ayer cuestionó el viaje sin medias tintas.

Con su visita a la isla, Obama busca, según expertos, su "momento Nixon en China": afianzar su legado como el presidente que relanzó las relaciones con Cuba, como Nixon hizo con China durante un viaje a Pekín en 1972. Los sucesores de Nixon no dieron marcha atrás en la política hacia Pekín, como Obama espera que su sucesor en la Casa Blanca no desande el camino de acercamiento que inició hacia La Habana.

Los pasos del deshielo

Desde que EE.UU. y Cuba anunciaron su acercamiento hubo varios avances

17/12/2014

El deshielo

Obama y Raúl Castro sorprenden al mundo al anunciar simultáneamente el deshielo entre EE.UU. y Cuba

11/4/2015

El primer encuentro

Obama y Castro se reúnen por primera vez en Panamá, durante la VII Cumbre de las Américas

14/8/2015

La visita de Kerry

Tras 54 años, el secretario de Estado iza la bandera de EE.UU. en la embajada norteamericana en Cuba

29/9/2015

Castro viaja a EE.UU.

Obama y Castro se reúnen en Nueva York, en la sede de la ONU, y el líder cubano pide el fin del embargo

Agencias AP, DPA, EFE y Reuters

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas