Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Decomisan en favor del Estado bienes incautados a Los Monos

Se trata de 46 autos de lujo, cuatro motos de alta cilindrada y nueve inmuebles, entre ellos un haras; la justicia federal espera avanzar ahora en otra causa por lavado de dinero, que tiene 23 acusados

SEGUIR
PARA LA NACION
Viernes 19 de febrero de 2016
0

ROSARIO.- Los fiscales provinciales de la causa de Los Monos pidieron el decomiso de los bienes incautados en el expediente 913/12 a la familia Cantero, luego de que el año pasado 11 miembros de esta banda admitieran las imputaciones por asociación ilícita y firmaran un juicio abreviado con penas que van de tres a seis años.

Son 46 autos, cuatro motos y nueve inmuebles. Se espera que la medida motorice una investigación más profunda por el lavado de dinero del producto del narcomenudeo que hizo famosa a la violenta organización criminal, causa que está en marcha en el fuero federal, con 23 acusados.

El caso de Los Monos descubrió el velo y exaltó de manera casi mitológica la historia de un grupo mafioso que a partir de un amplio despliegue territorial ganó dinero y poder. Montados en la expansión de la demanda de cocaína en los barrios más pobres, los Cantero pasaron de galopar a caballo a transitar en autos importados y a construir una mansión en Pérez, con una pileta con la forma del ratón Mickey. Pero no necesitaron de un engranaje sofisticado para sumar bienes y blanquear el dinero: sólo familiares y amigos como testaferros.

El haras ubicado a unos metros de la intersección de las rutas 33 y 14 es el inmueble más importante de la banda de Los Monos que fue allanado. El propietario anterior de ese campo era el hermano de Raúl Omar José, que hace cinco años fue condenado a prisión perpetua por el asesinato de Claudio Álvarez, su-boficial de la delegación de Drogas Peligrosas de la Policía Federal.

La transferencia del lote donde se construyó la mansión deja entrever un vínculo que va más allá de la simple negociación inmobiliaria. Se sospecha que un narco de menor escala terminó cediendo a los Cantero el campo como pago de una deuda por droga.

La construcción de ese inmueble y la refacción de otras viviendas en poder de la banda encierran otras historias. Un punto clave que sirvió para relacionar los inmuebles incautados en Rosario, Funes, Pérez y Granadero Baigorria con la banda fue el tipo de porcelanato utilizado para revestir los pisos y los baños.

En el expediente 913/12 se detectó que los Cantero habían hecho una compra de porcelanato en la empresa Colomé por un millón de pesos. La adquisición de esa mercadería la realizó Mariano Ruiz, que fue detenido en Buenos Aires, en un departamento de Recoleta, a fines de agosto de 2014.

Ruiz, que se plegó al juicio abreviado y pagará una condena de tres años, ordenó el pago del porcelanato con cheques y envió a Roberto Cavalli, otro miembro de la banda, a retirar los accesorios sanitarios. Los cheques que entregó a la empresa ubicada en Sarmiento y La Paz nunca pudieron ser cobrados porque figuraban como robados, por lo que la firma hizo una denuncia judicial.

Se sospecha que Ruiz se quedó con el dinero en efectivo de los Cantero y pagó con los cheques robados. Cavalli fue acribillado el 7 de noviembre pasado cuando paró en el semáforo de Sorrento y Circunvalación; iba en un auto con su esposa, embarazada, y su hija. Desde un Peugeot 207 dos jóvenes lo mataron de seis disparos.

Compradores de vehículos

Un capítulo aparte ocupan los vehículos que adquirían los miembros de la banda: 46 autos y cuatro motocicletas. Catorce coches de alta gama -entre ellos, BMW, Toyota Hilux, Volkswagen Vento, VW Passat y un Mini Cooper- que estaban en poder de Los Monos fueron registrados a nombre de Mauricio Yebra, empleado del Sindicato de Obreros y Empleados de la Educación y la Minoridad (Soeme), que también está bajo la lupa de la justicia federal.

Lo que se investiga en otro expediente, el 10.315/2015, es, justamente, si Yebra adquiría de forma "legal" los autos que utilizaba la banda y si era, en consecuencia, uno de sus principales "testaferros".

Con la información que surgió del expediente que tramitó en la justicia provincial, el 23 de junio pasado se abrió una causa por supuesto lavado de dinero en el fuero federal, que tiene a la Unidad de Información Financiera (UIF) como querellante. En el expediente, la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac) apuntó a 23 personas como sospechosas de actuar como testaferros para acumular propiedades y vehículos de la banda.

Ante la falta de una ley de extinción de dominio, que tiene media sanción del Senado nacional, el único recurso que le queda al Estado para cortar el flujo económico de las bandas narcocriminales es a través del decomiso, como prevé el artículo 23 del Código Penal, aunque se necesita que haya una condena previa. Como este caso se cerró con un juicio abreviado en la justicia provincial, esa opción es viable, mientras se investiga el supuesto lavado de dinero. Ahora el gobierno provincial tiene que decidir el uso que les dará a esos bienes.

Las investigaciones en los fueros federal y provincial sobre las bandas narcocriminales serán analizadas hoy en una reunión que encabezarán en Rosario la procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, y el gobernador Miguel Lifschitz, junto con otros funcionarios. El objetivo es avanzar en la coordinación de las investigaciones en las dos esferas de la Justicia, algo que parece dejar atrás los cuestionamientos cruzados que surgieron cuando se inició la causa de Los Monos en la justicia provincial en 2013. Desde el fuero federal se argumentó en ese momento que esa investigación frustró la pesquisa por narcotráfico.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas