Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Una mujer entregó a su hijo de 15 años por el homicidio de un policía

Se lo acusa de haber baleado en la cabeza a un agente de la Federal para robarle la moto en la colectora de la Panamericana

Viernes 19 de febrero de 2016
0

Tiene sólo 15 años. Pero a su corta edad ya tiene una grave acusación en su contra: haber asesinado de un tiro en la cabeza a un suboficial de la Policía Federal para robarle la mochila y una moto. Por su edad, es inimputable. Había sido entregado por su madre cuando se enteró que su hijo era investigado por el homicidio de un uniformado.

Así lo informaron a LA NACION calificadas fuentes judiciales. El menor fue apresado anteanoche por detectives de la policía bonaerense. Es el segundo sospechoso detenido por el homicidio del suboficial Diego Gamarra, de 38 años, asesinado hace una semana en el kilómetro 40,5 del ramal Pilar de la colectora de la Panamericana, a la altura de Tortuguitas. Sería el autor material del crimen, según se sospecha.

Casi 24 horas después del crimen contra el policía había sido detenido el primer sospechoso: un joven de 22 años que habría sido identificado por fuentes judiciales como Ricardo Juárez, de 20 años, conocido con el alias de "Ricky".

Juárez fue entregado a la policía por su madre, después de que por pedido del fiscal Carlos Palacios, a cargo de la investigación, la policía allanara el domicilio del sospechoso, en Lagomarsino, del partido de Pilar, pero con resultado negativo.

Había estado preso

"«Ricky» fue quien se escapó después del homicidio con la moto del suboficial Gamarra. Pero a poco de andar volcó. Cuando se acercó al lugar personal policial, sin saber que el joven huía después de haber participado de un crimen, el sospechoso comenzó a correr, pero los uniformados pudieron reconocerlo y recordaron que en algún momento lo habían identificado", explicó a LA NACION una fuente judicial.

El cabo primero Gamarra fue asesinado con un arma calibre 32. "En los allanamientos hechos todavía no se pudo encontrar el arma homicida. Sí se secuestró una pistola calibre 22", agregaron los informantes consultados.

A partir de la reconstrucción del hecho que llevaron adelante los investigadores judiciales, se cree que el policía fue atacado cuando estaba apoyado en el separador de carriles de la autopista.

En ese momento fue interceptado por dos delincuentes armados que circulaban en una moto estilo cross.

Bajo amenaza de muerte, los ladrones le sustrajeron el vehículo. En ese momento, el cabo primero habría dado la voz de alto y se identificó como policía para intentar frustrar el robo. Pero los delincuentes le dispararon. Un tiro en la cabeza le provocó a Gamarra la muerte en el acto. Cuando efectivos de la zona llegaron a la escena del crimen encontraron a Gamarra tendido en el piso y con su pistola reglamentaria en la cintura.

El suboficial también tenía en su poder una riñonera con sus documentos personales, mientras que no se logró hallar una mochila que, según sus allegados, siempre utilizaba para guardar el uniforme y otras pertenencias, por lo que se cree que los ladrones se la sustrajeron tras matarlo.

El cabo primero Gamarra fue asesinado 24 horas después de que mataran, en San Antonio de Padua, al subcomisario Pablo Antonio Goya, de 43 años. En ese caso, un grupo de delincuentes lo interceptó cuando llegaba a su casa. El oficial se defendió, lo que dio lugar a un enfrentamiento en el que se dispararon más de 50 tiros.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas