Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Los cinco temas que traban la cumbre para evitar Gran Bretaña deje la Unión Europea

Avanza el segundo día de negociaciones en Bruselas y se asoma el fantasma del "Brexit"; Grecia amenazó con vetar un posible acuerdo si el bloque decide cerrar las fronteras

Viernes 19 de febrero de 2016 • 12:15
Cameron busca llevarse una propuesta para someter a referéndum
Cameron busca llevarse una propuesta para someter a referéndum. Foto: AP
0

BRUSELAS.- Las arduas negociaciones entre Londres y Bruselas para convencer a los británicos de que se queden en la Unión Europea se están retrasando más de lo previsto y crecen las dudas sobre si un compromiso a veintiocho será posible hoy mismo, en parte por la amenaza griega de vetar un acuerdo, según informaron fuentes comunitarias.

Atenas vive bajo la amenaza de que sus vecinos cierren las fronteras a los refugiados que van desde el país heleno hacia a Alemania y el Reino Unido, principalmente.

Por ello, exigió que las fronteras se mantengan abiertas hasta la cumbre sobre la crisis de los refugiados que la UE y Turquía celebrarán en marzo, o vetará el acuerdo con las concesiones que el primer ministro británico David Cameron arranque a Bruselas.

"El gobierno griego no aprobará el texto" que salga de la llamada cumbre del Brexit, que intenta evitar la salida británica del bloque, dijo una fuente gubernamental en Atenas.

La amenaza se conoció en el segundo día de negociaciones sobre las demandas británicas, después de una noche prácticamente en blanco.

"Estuve aquí hasta las cinco de la madrugada (...) Hicimos progresos pero todavía no hay acuerdo", dijo Cameron a su llegada a la sede de la reunión.

El objetivo es que Cameron vuelva hoy a Londres con una buena oferta de Bruselas que le permita convocar ya el referéndum al que se comprometió sobre la permanencia del Reino Unido en la UE.

Una encuesta de opinión mostró el viernes que la campaña para abandonar el bloque tenía una ventaja de dos puntos, con un 36 por ciento de apoyo.

Cinco frentes abiertos

"Hasta ahora hemos logrado progresos en el sentido de que seguimos hablando, pero no podremos considerar que hay un acuerdo hasta que exista consenso en todas las cuestiones abiertas", señalaron fuentes diplomáticas británicas.

Las cinco cuestiones que quedaban abiertas son la duración del mecanismo para restringir el acceso a los beneficios sociales, la retroactividad de la indexación de las ayudas por hijo, cómo introducir algunos cambios en los tratados, la relación entre países de dentro y fuera de la eurozona y las implicaciones de una Unión cada vez más estrecha.

Cameron se reunió esta madrugada hasta en tres ocasiones con el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, la última de ellas hacia las 4:00 GMT, y hoy mantiene otra serie de bilaterales para intentar acercar posiciones.

Los países que se han mostrado más reticentes al acuerdo son los del grupo de Visegrado (República Checa, Eslovaquia, Polonia y Hungría), Francia y Bélgica, por distintos motivos.

Bélgica, en concreto, quiere que la UE pueda avanzar más rápidamente sin que bloqueen otros este proyecto y quiere una mención que deje claro que el acuerdo no podrá ser renegociado en caso de un "no" en el referéndum británico.

Fuentes británicas aseguraron hoy que Londres no tiene ningún problema con que haya una mención en este sentido en el acuerdo.

Ese punto se ha llegado a denominar cláusula de "autodestrucción" del acuerdo si no sale el "sí" en el referéndum, previsto para junio si hay un acuerdo esta semana.

"No vamos a permitir que otros países puedan utilizar estos textos como una base para relanzar de nuevo un procedimiento que sería hostil contra Europa, volver a textos que no hubieran sido validados en un referendo", explicó el primer ministro belga, Charles Michel, a su llegada a la cumbre.

Recalcó que "no habrá una segunda oportunidad" para llegar a un acuerdo con Londres, "es ahora o nunca", agregó.

"Aquí defendemos unas convicciones y estoy determinado a hacer todo lo posible para que un acuerdo sea posible porque creo que la UE es más fuerte con el Reino Unido y viceversa, pero no será al precio de renunciar a algunos valores fundamentales que son líneas rojas", indicó.

"Considero que el que podamos reforzar nuestra relación política en los próximos años, todos aquellos que lo deseen, en todo caso, no debe ser negociable", insistió, en referencia a la interpretación de una "Unión cada vez más estrecha" que quiere evitar Cameron.

Agencias EFE, Reuters y AFP

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas