Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Brasil no logra despejar la tormenta: anuncian otro ajuste y mayor recesión

Mientras el recorte del presupuesto será de US$ 5780 millones, las autoridades revieron sus previsiones y estimaron que el PBI caerá 2,9%; sube el desempleo

SEGUIR
LA NACION
Sábado 20 de febrero de 2016
Dilma, ayer, al hablar en una academia de la policía militar sobre el virus del zika
Dilma, ayer, al hablar en una academia de la policía militar sobre el virus del zika. Foto: AFP / Roberto Stuckert Filho/
0

RÍO DE JANEIRO.- Las señales de alarma se siguen acumulando y la economía de Brasil continúa barranca abajo. Pese a que el gobierno de Dilma Rousseff anunció ayer nuevas medidas de ajuste con un recorte presupuestario adicional de 5780 millones de dólares, las autoridades revieron todas sus previsiones para este año y el pronóstico es cada vez más tormentoso.

Frente a la estimación oficial hasta ayer de que la actividad económica se contraería 1,9% en 2016, ahora se prevé que el PBI caerá un 2,9% este año, según indicaron los ministros de Economía, Nelson Barbosa, y de Planificación, Valdir Simão, en una conferencia para anunciar el nuevo paquete de cortes.

Se trata ya de un cálculo demasiado optimista si se tiene en cuenta que los analistas financieros del mercado advierten desde el inicio del año que la retracción sería de por lo menos 3,4%, y sobre todo después de que anteayer la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), con sede en París, empeoró su previsión de -1,2% a fines del año pasado para una brutal caída de 4%.

El baldazo de agua fría de la OCDE fue acompañado por el propio Banco Central brasileño, que en su valoración de la recesión del año pasado apuntó que la economía del gigante sudamericano se habría encogido 4,08%, más que las predicciones del mercado, que apuntaban una contracción de 3,7%.

La cifra oficial de 2015 será recién divulgada por el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE) el 3 de marzo próximo. De cualquier modo, todo indica que Brasil atravesará dos años seguidos de recesión, situación que no ocurría desde los años 30.

Ayer, los ministros Barbosa y Simão también empeoraron sus proyecciones acerca de la inflación para este año, luego de que en 2015 cerró en 10,67%, casi el doble que la meta de 5,5%. Para este año se preveía una tasa de 6,47%, pero las nuevas proyecciones oficiales la estiman ahora en 7,1%, mucho más cerca del cálculo que hacen los analistas del mercado, que la ubican en 7,6%.

Y, como si fueran pocas las malas noticias para cerrar la semana, los funcionarios reconocieron que el gobierno pediría al Congreso autorización para duplicar el déficit previsto para este año, de 0,5% para 1% del PBI (o sea, unos 14.800 millones de dólares). Sería el tercer año consecutivo que las cuentas públicas cerrarían en rojo, luego del déficit de 0,57% de 2014 y de 1,88% del año pasado.

Pese a este pésimo panorama por delante, Barbosa y Simão intentaron mostrarse ilusionados con los recortes que presentaron, y que los especialistas ya descartaron como insuficientes.

"Estamos dando continuidad al esfuerzo de reducción de gastos; hay contribución de todos los ministerios", resaltó Simão, titular de Planificación, al detallar las carteras que sufrirán la poda total de 5780 millones de dólares. "Partimos de un escenario más restrictivo. El sacrificio será mucho mayor que el que hicimos el año pasado", indicó, al recordar que el presupuesto de este año ya era 13.600 millones de dólares inferior al anterior.

"El ajuste anunciado es insuficiente para poner en equilibrio las cuentas públicas, aunque es difícil decir exactamente de cuánto debería ser", explicó el analista de mercado Alex Agostini.

El mayor impacto, de poco más de 1000 millones de dólares, lo sufrirá el Programa de Aceleración del Crecimiento (PAC), que abarca grandes obras de infraestructura.

Luego serán también muy afectados los ministerios de Salud (940 millones de dólares) y de Educación (346 millones). La decisión de que sean éstas las áreas más golpeadas causó sorpresa porque la propia presidenta ha insistido en que las inversiones en obras de infraestructura son claves para retomar el crecimiento, además de que el año pasado comenzó su segundo mandato bajo el lema "Patria Educadora". Encima, esto se suma en un momento en el que el país está en virtual pánico por la epidemia del virus del zika, que se presume estaría vinculada al aumento de casos de microcefalia en bebes recién nacidos.

Además, en el plan de recortes fiscales presentado ayer incluye la posibilidad de congelar el salario mínimo para contener el gasto.

Originalmente, el gobierno tenía pensado hacer el anuncio del recorte la semana pasada, pero luego lo postergó hasta marzo. La decisión no cayó bien en la agencia calificadora de riesgo Standard & Poor's (S&P), que esta semana volvió a rebajar el rating de Brasil (de BB+ para BB) ante la falta de compromiso con el ajuste fiscal que sostiene es necesario, y que se dificulta por la crisis política que enfrenta el gobierno de Dilma. S&P ya había causado un fuerte golpe a Brasil cuando en septiembre último le quitó su preciado grado de inversión; otra agencia, Fitch, siguió el camino en diciembre.

Más allá de las cuestiones financieras, la recesión se siente con fuerza en el mercado laboral. Ayer, el IBGE reveló que la tasa de desempleo aumentó de 8,7% a 9% en el trimestre septiembre-noviembre del año pasado, y ya afecta a 9,1 millones de brasileños. En comparación con el mismo período del año anterior, el índice aumentó un 41,5%. La tasa actual es la más alta desde la crisis internacional de 2008, y los especialistas apuntan que la pérdida de puestos de trabajo se profundizará aún más este año.

Varias señales de la debacle

5780

Millones de dólares

Es el recorte del presupuesto para este año que anunció ayer el gobierno brasileño

-2,9%

PBI

El gobierno estima que la economía se contraerá 2,9% en 2016; según la OCDE, la caída será de 4%

9%

Desempleo

Aumentó en el último trimestre de 2015; ya afecta a 9,1 millones de brasileños

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas