Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Bajan el tono al cruce con Trump

Según el Vaticano, el Papa no se refirió al candidato republicano en su respuesta

Sábado 20 de febrero de 2016
0

ROMA (De nuestra corresponsal).-El padre Federico Lombardi, vocero de la Santa Sede, aclaró ayer que las declaraciones que hizo el Papa durante la conferencia de prensa que concedió de regreso de México no fueron un ataque personal contra el precandidato presidencial norteamericano Donald Trump .

"Francisco dijo lo que sabemos muy bien los que seguimos su magisterio y sus posturas: que no hay que construir muros, sino puentes. Naturalmente, esto después fue muy ampliado, pero no quiso ser, de ningún modo, un ataque personal ni una indicación de voto", explicó el vocero papal.

También bajó el tono de la polémica el propio magnate estadounidense, que después de haber acusado a Francisco de haber hecho un comentario "vergonzoso" para un líder religioso, dijo que el Papa "es una persona maravillosa" (a wonderful guy). También manifestó estar listo para reunirse con él "cuando quiera", según la cadena CNN.

"Pienso que [el Papa] dijo algo mucho más soft de lo que informaron inicialmente los medios. Claro, no fue algo lindo para decir, porque nosotros debemos tener una frontera. Al momento no tenemos una. Tenemos que construir una y lo haremos. Necesitamos seguridad, es lo que piden los ciudadanos", dijo Trump.

Durante la conferencia de prensa en el avión, el Papa nunca mencionó a Trump, sino que, después de una pregunta sobre sus planes de construir un muro a lo largo de la frontera con México y de deportar a los 11 millones de inmigrantes ilegales, sin citar el nombre del candidato, afirmó que "una persona que piensa sólo en hacer muros, sea donde sea, y no hacer puentes, no es cristiano".

"Esto no está en el Evangelio", agregó. Por otro lado, al ser consultado sobre qué deberían hacer los católicos estadounidenses, el Papa dijo: "No me meto".

Sus respuestas tuvieron inmensa repercusión en la campaña electoral norteamericana. "El Papa dice continuamente que no hay que construir muros, lo dijo también con respecto a las cuestiones de migración en Europa. No se trata de una cuestión específica, limitada a este caso", dijo Lombardi, para echarle agua a la polémica. "Es su actitud general -agregó-, muy coherente con lo que es seguir con coraje las indicaciones del Evangelio de solidaridad."

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas