Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El Chacho y los números que enamoran a Central

Coudet, con ideas claras y su personalidad contagiosa, no sólo armó un equipo que acapara elogios, sino que consiguió una estadística récord: es el entrenador de mayor eficacia

SEGUIR
PARA LA NACION
Sábado 20 de febrero de 2016
0

ROSARIO.- El funcionamiento enamora. Los números también. Las ilusiones se multiplican. Las ganas del equipo de Eduardo Coudet inspiran respeto. Puede sonar exagerado, pero pasó mucho tiempo para que, en una institución de la exigencia de Rosario Central, un plantel logre amalgamar preciso funcionamiento y estadísticas altamente positivas. ¿Eso lo transforma en un candidato al título? Sí, claro. Este arranque no es más que la continuidad de lo ofrecido por el equipo durante la campaña en el torneo local de 2015 y la Copa Argentina, en donde cayó injustamente ante Boca por los errores en los fallos arbitrales de Diego Ceballos. Pero este plantel parece a prueba de contratiempos.

Los más "viejos" podrán recordar al prócer que fue Angel Tulio Zof, o -más acá- a un utilitario Edgardo Bauza, que con una propuesta menos atractiva ubicó a Central a un paso del título (en el Apertura 1999 quedó subcampeón con 43 puntos y a tan sólo uno de un imbatible River dirigido por Ramón Díaz). Ni siquiera Miguel Angel Russo, que llegó a una final de Copa Argentina, logró poner al equipo de cara a un título en el certamen local. Su experiencia en ganar clásicos ante Newell's (nunca perdió) lo ubicó en un pedestal también histórico para el hincha, pero con el aroma de un amor demasiado particular.

Ahora aparece el Chacho Coudet, que va en busca de esa síntesis unificadora: enamorar y volver a lo más alto del podio.

Foto: LA NACION

Los números de Rosario Central son extraordinarios en la gestión Coudet. Desde su debut ante Racing, en Avellaneda, en la primera fecha del Torneo de 30 equipos, en febrero del 2015, sumado a este arranque fenomenal, disputó 33 partidos, de los cuales ganó 19, empató 11 y apenas cayó en tres oportunidades.

Sus verdugos, toda una curiosidad por caso, fueron River (2-1), Quilmes (3-1) y Banfield (2-1), todos en condición de visitante. Otro dato para destacar de esta campaña es que en sólo tres ocasiones no marcó goles (Newell's, River y Vélez).

El Chacho se convierte en el mejor entrenador canalla en cuanto a las estadísticas con un mínimo de 30 partidos dirigidos (incluye la Copa Argentina 2015), con el 69 por ciento de los puntos en juego.

El corazón del equipo está en Arroyito, donde Rosario Central se hizo inexpugnable. Lleva disputados 17 encuentros con Coudet al frente, de los que ganó 10 y empató 7, anotando 26 goles y recibiendo apenas 9. De hecho, en el actual certamen comenzó con dos victorias consecutivas sin recibir goles (1-0 ante Godoy Cruz y 2-0 Newell's). Si se agrega el importante triunfo sobre Independiente en Avellaneda (2-0), se transforma en el único equipo de este campeonato de Transición que no recibió goles.

Se da otra particularidad en los números: tanto Boca, campeón del torneo anterior, San Lorenzo (subcampeón) y Rosario Central, suman en los últimos 33 partidos la misma cantidad de puntos: 68. Sin dudas, son los tres equipos que mayor protagonismo tienen en el ámbito local en el último período, dejando incluso a River fuera de esta discusión, aunque claro está, con destacadísimos logros en el ámbito internacional.

Hablando de River, mañana se verán en un encuentro donde pueden definir sus rumbos en el torneo. El equipo de Gallardo, un candidato que arrancó explosivo, con un 5 a 1 a Quilmes, y se desinfló con las dos caídas ante Belgrano y Godoy Cruz, llega a jugarse una carta importante. Serán tres puntos determinantes según queden de un lado o del otro. Y no será un partido más, si de estadísticas se habla: River es el equipo que le lleva mayor diferencia a Central en los números generales. La diferencia es abismal: los millonarios ganaron en 81 oportunidades, empataron en 43 y se registran 33 victorias canallas. Incluso, en el barrio de Arroyito, los de Nuñez también superan en los números con 28 victorias sobre 22. Achicar la brecha será otro desafío para un Chacho que hace rato está escribiendo su propia historia.

Entre tantas virtudes que tiene el Central de Coudet es dar por tierra cualquier especulación, pre concepto y estadísticas. ¿Un dato reciente? Central no ganaba ante Independiente en Avellaneda desde el Clausura 2002, sumando apenas dos empates y ocho derrotas. Aquella vez lo hizo de la mano de Cesar Menotti por 4 a 1.

Rosario Central tiene en Marco Ruben a su as de espadas, el goleador indiscutido y el mejor delantero, con 21 goles en la temporada anterior, más el que anotó en el clásico pasado. Que encontró, además, en Marcelo Larrondo un socio con el que parecen entenderse a la perfección. Entre ambos anotaron 30 de los últimos 52 goles, considerando que el uruguayo llegó a mitad de la temporada pasada. Cada gol, podría decirse, se transformó en puntos importantes.

Números y estadísticas. Más allá de eso, el reconocimiento de la gente por su entrenador crece día a día. Atrás quedó el personaje Chacho para encontrarse con un conductor de reflejos rápidos, buen ojo para las incorporaciones y una visión del fútbol que gusta en Arroyito. El tiempo juzgará su tarea y escribirá su historia. El final, como todo en el fútbol, es incierto.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas