Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Los viajes, otro rival incómodo en medio de la turbulencia

El equipo sufre por el bajo nivel, los resultados y las lesiones; no sólo se le viene una seguidilla de partidos entre el torneo y la Libertadores: también deberá afrontar un recorrido exigente

SEGUIR
PARA LA NACION
Sábado 20 de febrero de 2016
0

El horizonte vislumbra días más que agitados para el plantel de River. Y en el medio de tanta incertidumbre, por las dos derrotas seguidas y el flojo nivel futbolístico exhibido en las tres primeras fechas del Torneo Transición, aparece un rival adicional: los viajes. Luego del traspié con Godoy Cruz, se acerca una seguidilla de partidos extenuantes que comenzarán mañana ante Central, en Rosario, en el primero de los cuatro viajes que el equipo de Marcelo Gallardo realizará en los próximos 27 días. En total, recorrerá cerca de 16 mil kilómetros y jugará siete partidos, tres por la Copa Libertadores y cuatro por el torneo local, entre ellos el primer clásico ante Boca. Habrá desgaste físico y también presión por ganar, como sucede siempre en un club como River.

Si bien la distancia por recorrer es mucha, lo que más preocupa a Gallardo es el momento y las circunstancias en que le llega al plantel la agotadora secuencia de compromisos. Lo más cansador será el viaje a Valera, Venezuela, para dar el primer paso en la defensa de la Libertadores frente a Trujillanos. La idea de River es realizar los 5052 kilómetros en vuelo chárter hasta Valera, que habilitaría el aeropuerto Antonio Nicolás Briceño para recibir su primer vuelo internacional debido a la llegada del millonario, según informaron los medios venezolanos de la zona. De esta manera, el equipo argentino evitaría los 600 kilómetros de distancia que existen entre Caracas y Valera.

El equipo regresaría directamente luego de jugar en el estadio José Alberto Pérez, y llegaría a la Argentina el viernes. Además, debido a ese extenso viaje, la dirigencia acordó con sus pares de Independiente postergar el partido de la 5a fecha del torneo local para el lunes 29, a las 21.15.

A partir de allí, comenzarán días claves para el futuro del elenco de Núñez. En la 6a jornada, que se disputará el domingo 6 de marzo, recibirá a Boca en el primer superclásico oficial del año. Un partido con peso propio. Cuatro días más tarde, jugará como local ante San Pablo (dirigido por Edgardo Bauza y con Jonathan Calleri como N° 9) por el segundo compromiso de la Libertadores. Y después, encadenará dos viajes consecutivos. El primero será 792 kilómetros entre ida y vuelta para visitar a Colón en Santa Fe. Pero en el segundo acumulará otros 4474 kilómetros con un destino más que complicado: La Paz y sus 3600 metros de altura. El partido ante The Strongest marcará el fin de una sucesión de viajes y compromisos en los que River recorrerá, en total, 15.930 kilómetros totales.

Tal como sucedió el año pasado, el elenco de Gallardo tendrá que afrontar una dura cita en Bolivia, pero con la diferencia que en la última edición de la Libertadores, el calendario no fue tan exigente. Debutó ante San José de Oruro el 19 de febrero, y recién volvió a tener un viaje largo el 12 de marzo, cuando jugó ante Juan Aurich en Chiclayo, Perú. En el medio, recibió a Quilmes, visitó a Belgrano en Córdoba e hizo de local ante Tigres, de México, y Unión.

El exigente calendario 2016 obliga a Gallardo a utilizar un sistema de rotación permanente para regular las cargas físicas y poder cumplir con todo. Sin embargo, eso conlleva algunos riesgos que pueden ser perjudiciales para lo que él pretende del equipo. "Entreno 25 jugadores. En esa alternancia, veo cuáles son las respuestas. Considero que tengo buenos futbolistas para encarar un cuatrimestre cargado de competencias", comentó el DT.

Tras las derrotas ante Belgrano y Godoy Cruz, el Muñeco sabe que no puede dejar más puntos en el camino si quiere lograr su primer torneo local en River. "Es un campeonato corto. A la larga, cuesta recuperar los puntos. Pero no hay que desesperarse porque esto recién empieza. Intentaremos el domingo ir a descontar esos puntos, contra uno que ha ganado todos los partidos", explicó Gallardo, quien tiene pensado poner como titulares a Rodrigo Mora, Leonel Vangioni, Lucho González e Ignacio Fernández.

Es un cuatrimestre con mucho en juego, en el que River intentará recuperar la estirpe ganadora y contundente del 2015. "Sumar de a tres en Rosario y arrancar bien la Libertadores son los objetivos más próximos", admite Gallardo, quien entre micros y aviones, deberá acomodar las ideas para que el momento de turbulencia pase rápido .

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas