Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Harper Lee: escritora misteriosa de un clásico del siglo XX

SEGUIR
LA NACION
Sábado 20 de febrero de 2016
Foto: AP / Rob Carr

Tuvo una vida muy larga y muy secreta. La escritora estadounidense Harper Lee, autora del clásico Matar a un ruiseñor, murió ayer, a los 89 años, en la residencia The Meadows, en su localidad natal de Monroeville, en Alabama. Había nacido el 28 de abril de 1926, estudió Derecho y, en los años 50, se trasladó a Nueva York para trabajar en una compañía aérea.

En la Gran Manzana, Lee publicó en 1960 el libro que la llevaría a la fama, una novela de cariz autobiográfico por la que ganó el premio Pulitzer al año siguiente. El suyo fue un caso único: toda su fama y su prestigio se sostuvieron en esa obra.

El relato es un alegato por la igualdad, la justicia y contra el racismo. Narra un episodio que ocurrió en el pueblo natal de Lee, en el cual el abogado Atticus Finch (personaje inspirado en el propio padre de la autora) defiende a un hombre negro acusado injustamente de haber violado a una muchacha blanca. La novela fue llevada al cine con gran éxito por Robert Mulligan, con Gregory Peck como actor protagónico, y ganó tres premios Oscar en 1963.

En una entrevista de radio de 1964, Lee dijo que "nunca había esperado" el éxito alcanzado por su novela, y aseguró haber estado convencida de que moriría en las manos de los editores. Nada más lejos de la realidad: se vendieron más de 10 millones de ejemplares y fue incluido por la mayoría de los centros de educación secundaria de Estados Unidos en sus planes de estudio.

Después de la publicación de Matar a un ruiseñor, Lee regresó a su localidad natal y no fue hasta febrero de 2015 que publicó su segunda obra: un manuscrito de la década de 1950, titulado Ve y pon un centinela, preludio de su primera novela, en el que la autora habla sobre el fin de la inocencia y el idealismo.

La vida de Harper Lee, que siempre se negó a dar entrevistas, ha estado plagada de misterios. Durante años, y hasta que apareció el último manuscrito, se pensó que sólo había escrito un libro. Se la empezó a llamar "la Garbo de la literatura", en alusión a su soledad. Sus apariciones públicas para recibir un premio o un título honorario han sido siempre todo un acontecimiento. En estas ocasiones, la escritora no hablaba más que para decir un simple "Gracias".

En la efervescencia por la edición de su última novela, un amigo de la autora contribuyó a incrementar aún más el misterio que rodea a la creación literaria de la novelista, dando a entender que hay un tercer volumen, un relato policial inédito titulado The Reverend.

"Sé que existe porque Louise, la hermana de Lee [ya fallecida], me lo dijo", contó a los medios Wayne Flynt, académico de la Universidad de Auburn, que mantuvo contacto con Lee durante décadas. Además, dijo que esa novela negra se basa en la historia real de un pastor que mató a tres personas y fue absuelto del crimen. Aunque admitió que no habló del tema directamente con la escritora, afirmó que Louise se lo comentó en 2003, aunque no indicó en manos de quién podría estar ese manuscrito.

El vínculo Harper-Capote

La escritora fue la hija menor de cuatro hermanos. Asistió a Huntingdon College, una escuela metodista local para mujeres, donde escribía artículos ocasionales para el periódico del campus y viñetas de ficción para la revista literaria de la universidad.

Además de sus dos novelas conocidas, Lee fue autora de varios artículos publicados en la prensa estadou-nidense entre 1961 y 2006. Siempre firmó sus libros como "Harper", aunque la llamaban Nelle (su nombre completo es Nelle Harper Lee).

Mucho se ha especulado acerca de su colaboración con el escritor Truman Capote en la escritura de A sangre fría, un libro que, casualmente, este año celebra su 50 aniversario.

El excéntrico escritor, pionero del Nuevo Periodismo, nació, como Lee, en Monroeville, que es un pueblo de unos escasos miles de habitantes que tiene pocas comunicaciones con el exterior.

Lee y Capote eran vecinos. Compartieron juegos infantiles y sus primeras andanzas literarias.

Capote, muerto en 1984 (a los 59 años), pasaba temporadas en casa de unos parientes en Monroeville. Lee, por su parte, vivía con sus padres y sus hermanas. En el pueblo nació una gran amistad entre ambos que, con el tiempo, la rivalidad literaria terminó resintiendo.

El biógrafo de Capote, Gerald Clarke, afirmó que el vínculo que los unía "era más fuerte que la amistad: era una angustia común. No tenían otros amigos verdaderos. Nelle era demasiado ruda para la mayoría de las chicas y Truman demasiado suave para la mayoría de los chicos".

En 1959, Capote leyó en The New York Times la noticia del asesinato de una familia de granjeros en Holcomb. Esta historia sería el punto de partida del argumento de A sangre fría. El escritor se contactó con Harper Lee y la invitó a acompañarlo al lugar de los hechos para preparar un reportaje. "Truman no encajaba, y nadie hablaba con él. Pero Nelle salió y estableció la relación con la gente. Logró los contactos con los habitantes del lugar y pudo introducir a Truman", dijo años después Harold Nye, uno de los detectives del caso.

La escritora habría trabajado juntamente con Capote en las entrevistas y en la investigación periodística para la elaboración del libro, aunque el escritor no reconoció públicamente esta contribución. Luego, Lee ganó el Pulitzer, lo que, según algunos biógrafos, alimentó los celos de Capote, que nunca lo consiguió.

Harper Lee, sin embargo, no aludió nunca públicamente a este episodio. Fue otro de los secretos de la misteriosa escritora de un clásico del siglo XX.

Gratitud y admiración

Stephen King

Escritor

"Celebremos la vida de Harper Lee, que escribió un clásico estadounidense y ayudó a su amigo Truman Capote a escribir otro"

Elvira Lindo

Escritora y periodista

"Gracias, Harper Lee, por ese libro que tanto sigue enseñando, generación tras generación, sobre la piedad, la furia, el miedo, el perdón. No es novela, es poesía sobre la infancia."

Liniers

Dibujante

"Leí Matar a un ruiseñor cuando tenía 16 años y se quedó conmigo toda la vida"

Te puede interesar