Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Auxiliar de subte: una tarea diaria con 45°C

Domingo 21 de febrero de 2016
Jorge Antonio Silva, auxiliar de la estación Carranza de la línea D
Jorge Antonio Silva, auxiliar de la estación Carranza de la línea D. Foto: Julián Bongiovanni
0

¿Cómo tener un viaje más placentero en subte un día de calor? Es uno de los desafíos con el que los porteños se enfrentan a diario, no sólo los pasajeros sino también las personas que trabajan bajo tierra. En días con registros térmicos superiores a los 35°C no hay ventilador ni aire acondicionado que alcance en los andenes y en las formaciones.

"Cuando pasan los trenes dejan un aire que refresca o nos paramos en los lugares donde circulan corrientes de aire, como las escaleras que van a la calle", explica Jorge Antonio Silva, auxiliar en la estación Carranza de la línea D. "Así el día va pasando rápido entre que ayudás a una mujer a bajar el carrito del bebe, a otra persona con problemas en la SUBE o a una persona mayor a la que le cuesta moverse", agrega.

Las estaciones cuentan con boleteros, auxiliares, personal de limpieza y supervisores. En Carranza trabajan seis boleteros, dos auxiliares y dos empleados de limpieza, con turnos de seis horas. El personal va rotando de manera que estén cubiertos los momentos de mayor circulación: de 7 a 10 y entre las 17 y 19.30, cuando circula el 75% de los pasajeros diarios.

"Si en la calle hace 35°C, acá se sienten 45°C o 50°C. Con la humedad es peor porque se multiplica, pero después de tantos años ya no me molesta", dice Jorge, que trabaja en el subte hace 14 años. Comenzó siendo personal de seguridad y luego fue boletero hasta llegar al puesto actual. Su tarea también es ayudar a las personas con algún problema de salud; en algunos casos, como consecuencia de las elevadas temperaturas. "Hay gente que baja agobiada por el calor y se toma un respiro en los andenes. Después vuelven a la calle y se cocinan de nuevo."

Dice que su preparación le permite soportar el clima adverso. Además de auxiliar de estación, Jorge es cabo segundo en reserva de la Infantería de Marina, para lo cual entrena tres veces por semana con la ropa de combate y todo el equipamiento militar.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas