Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Apenas el sordo rugido de un león cansado

SEGUIR
PARA LA NACION
Domingo 21 de febrero de 2016
0

MADRID.- Como esos coches de Fórmula 1 que se tiran vueltas con el dosificador puesto, limitando la velocidad y sin arriesgar daños, Barcelona alterna partidos de espectáculo en los que saca a Messi como chica de la torta y partidos plomizos con los que funciona en la Liga, gana tres puntos y transita sin emociones ni músculos dañados en la cabeza de la clasificación. Tanto es así que después del gol de Suárez, 2-1 en el Insular de Las Palmas -una hora más en la península ibérica-, el sesteo del Barcelona pareció el sordo rugido de un león tan cansado y aburrido a punto de abatir a su presa de un soplido.

No sopló el Barça o no sopló lo suficiente, y el rival tuvo a los culés con la soga al cuello hasta el final. Leo Messi penó por el campo bajo una crisis existencialista de primer orden. Fue el Messi desganado que no jugó o jugó andando, compitiendo con Neymar por ver quién parecía más extraviado. Bajó todo lo que pudo a hacer funciones de mediocentro al verse sin punta y sin ganas arriba, abrumado por la ausencia de juego y de sí mismo. Desde allí amenazó sin suerte con el compás, tratando de dirigir un juego inexistente.

El Barça ganó porque lo normal en estos equipos es que lo hagan dejándose caer y levantando polvo. Lo justificaron los aficionados por la cercanía del Arsenal en la Champions (esta semana), pero la bajada de tensión del 10 fue tan alarmante que el equipo casi se marcha de las islas con dos puntos menos. En los últimos minutos, Leo pudo sentenciar con alguna carrera alocada al arco contrario, pero hacia la mitad se quedó sin aire y sin fuerza, sin duda más producto de no ejercitarse que de hacerlo. El Arsenal es una de sus víctimas preferidas de todos los tiempos y en Londres lo recuerdan con la misma fascinación y el mismo pavor que a Jack el Destripador. Ayer fue Jack, quizás el martes sea el Destripador.

* Escritor y periodista español

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas