Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Un partidazo también puede ser condicionado por una polémica

San Lorenzo y Vélez jugaron un encuentro intenso, de ida y vuelta y a pura emoción, pero el juez Beligoy cometió errores clave y perjudicó más al Fortín que al Ciclón

SEGUIR
LA NACION
Domingo 21 de febrero de 2016
0

Hubo emociones, hubo show de goles, pero también polémicas. San Lorenzo y Vélez jugaban un intenso encuentro, lleno de situaciones. Fernando Belluschi vio solo a la figura (Nicolás Blandi) y lo habilitó con un quirúrgico pase al vacío. El N° 9 quedó solo frente a Alan Aguerre y, cuando estaba por anotar su segundo gol, llegó el lateral izquierdo Damián Pérez para quitarle limpiamente desde atrás la pelota. Blandi cayó, pero no hubo falta. De todos modos, Federico Beligoy sancionó penal.

Eso desvirtuó un encuentro que hasta ese momento era limpio, con pocas polémicas, aunque intensamente jugado. Pero a partir de allí ya no fue lo mismo: amarilla para Pérez, expulsión de Cubero por exceso verbal, incluso hubo un jugador que, en la desesperación por protestar, terminó pecheando al árbitro. Y gol de Buffarini a falta de 15 minutos para el final.

El desarrollo, hasta ahí, era correcto. Hubo 25 faltas, 11 de San Lorenzo y 14 de Vélez, cinco por debajo del promedio del torneo. Es más, los médicos sólo ingresaron sobre el final para atender al arquero de Vélez tras un choque con Blandi.

Todo venía en los carriles normales hasta esos 15 minutos fatídicos. La primera polémica se dio a los 16 del segundo tiempo cuando Toledo, de gran encuentro, pecó de inexperto y le pegó una patada a Buffarini. El árbitro lo resolvió con una amonestación para ambos. Un minuto más tarde expulsó por doble amarilla a Cufré por una falta a Blanco, en una decisión que pareció exagerada. Luego, el comentado penal y, tan sólo 60 segundos más tarde, expulsó a Buffarini, en lo que se pareció más a una compensación que a un acto disciplinario.

Christian Bassedas, DT de Vélez, estaba enojado, aunque intentó mantener la cautela: "No quiero hablar desde la calentura, pero hubo jugadas desfavorables para nosotros. Cuesta mucho armar los partidos para perderlos por factores externos". En el mismo sentido se expresó Mariano Pavone. "La expulsión de Cufré fue demasiado rigurosa. Nos vamos con mucha bronca porque el partido estaba controlado y les regalan un penal", comentó, fastidioso.

Las críticas llegaron hasta del vestuario local. Leandro Romagnoli acusó a Beligoy de "no saber manejar el partido". Para el Pipi, la jugada de Toledo fue determinante: "El reglamento dice que, ante una agresión, hay que expulsar. Como sabía que se equivocó, echó después a otro de Vélez... El penal pareció falta, pero después se vio que no. Ahí se le fue de las manos", concluyó el 10. Como se ve, el clásico tuvo de todo, aunque hubo un equipo que se sintió más perjudicado que otro.

Bassedas: "Igual, éste sigue siendo el camino por seguir"

Christian Bassedas se fue con bronca por el arbitraje, pero eso no le nubló la visión del partido: "Destaco la entrega del equipo, la actitud, que le permitió pelear hasta el final, pero nos vamos dolidos. Igual, éste sigue siendo el camino por seguir. Jugamos bien, generamos situaciones y mostramos carácter para revertir un resultado adverso", opinó el entrenador de Vélez. Para el DT, aún deben corregir errores, pero están entregando una mejor imagen como equipo a la observada en la pretemporada.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas