Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Blandi no para y hace festejar a todo San Lorenzo

El N° 9 que eligió Guede para ser titular le está pagando con anotaciones clave en el comienzo del año; ayer, venció a Vélez 3-2

SEGUIR
PARA LA NACION
Domingo 21 de febrero de 2016
0

Todos los flashes fueron tras él. Es el hombre del momento en San Lorenzo. El jugador que los hinchas aplauden. Es un especialista. Un artesano. Un profesional buscado, codiciado. Hace goles simples -los cabezazos en Bahía Blanca-, como elegantes -la tijera de ayer ante Vélez-. Los goleadores tienen una tarea tan difícil como la de fraccionar diamantes o ser un buen agente secreto. Porque necesitan precisión para que sus ejecuciones tengan valor y deben pasar inadvertidos para que los defensores no los descubran. Nicolás Blandi vive un lindo romance con las redes rivales. Y eso cuando los dirigentes empezaban a cuestionarse la inversión hecha por él, cuando venía muy relegado con Edgardo Bauza. Pero todo cambió en apenas un mes. Ahora, su marca goleadora está en alza: en el triunfo 3 a 2 ante Vélez, volvió a exhibir su estirpe goleadora y su figura dentro del plantel crece a fuerza de anotaciones: lleva 4 en cuatro partidos (Boca, Olimpo-2- y Vélez) y es el artillero del equipo. Muchas veces no luce (como San Lorenzo) pero gana por el peso propio. Y Blandi se metió en la rotación de individualidades que Guede potenció para armar una base inicial en 2016. Cada uno aporta lo suyo. Y él, goles. El equipo también es ciclotímico. Con una defensa que todavía tiene materias por rendir para aprobar las exigencias del técnico, con un Mussis como termómetro del medio campo, con mucho juego ofensivo gracias al buen pie de Ortigoza, Belluschi y Barrientos, más el talento del Pipi Romagnoli. San Lorenzo tiene con qué para ilusionarse.

El delantero de 26 años se llevó todos los aplausos del Nuevo Gasómetro. Porque cuando la tarde venía complicada para San Lorenzo, desequilibró tras un centro de Buffarini. "El equipo y la forma de jugar nos ayuda mucho a los delanteros, hay que tratar de aprovechar lo que se genera. El 9 es un puesto especial, tenés que estar con la cabeza muy fuerte", dijo Nicolas, quién es la segunda vez que marca un gol de tijera: el otro fue el 15 de febrero de 2014, en el triunfo de San Lorenzo 1-0 ante Racing.

Blandi tenía algunas cositas más para ofrecer. Cuando el partido se terminaba, Blandi peleó la pelota ante el hostigamiento del arquero de Vélez y mandó el centro para que Matos, de cabeza, desatara la alegría definitiva: 3 a 2 y fiesta total en el bajo Flores. "Estoy bien, siento la confianza del entrenador, de mis compañeros. Siempre confié en mis condiciones y en mi trabajo, a la larga el trabajo da sus frutos" aseguró Blandi.

En el 2014, Blandi fue cedido por San Lorenzo seis meses al Evian de Francia, ya que Bauza no lo tenía como prioridad, a pesar de haber metido cinco goles en 35 partidos en 2014. Ahora, con el cambio de DT, parece haberse destapado: convirtió en el arranque de la pretemporada ante Independiente y siguió por los puntos oficiales ante Boca, Olimpo y Vélez. Al fin y al cabo, Blandi no está haciendo otra cosa que agradecerle a Guede con goles.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas