Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Un hombre asesinó a cuchilladas a sus nietos y a su hija y se ahorcó en el living de la casa

En una carta dijo que los mató porque el padre abusaba de los chicos

SEGUIR
LA NACION
Lunes 22 de febrero de 2016

Los cuerpos de cuatro personas, entre ellos un bebé y un chico de 8 años, fueron hallados a última hora de anteayer y en un avanzado estado de descomposición dentro de una vivienda de Villa Ballester, en San Martín. La mujer y sus hijos murieron acuchillados; el abuelo y padre de las víctimas estaba ahorcado. "Los maté para liberarlos de esta vida, porque eran abusados por su padre", decía una carta fechada el 16 de febrero que los investigadores presumen que fue redactada por el hombre, que, según la hipótesis principal del caso, se habría quitado la vida tras cometer los crímenes.

El hedor que provenía del interior de la casa situada en Emilio Zola al 1200 llamó la atención de los vecinos de la cuadra, que decidieron llamar al 911. Personal de la comisaría 2» de Villa Ballester llegó al lugar y llamó al cuartel de bomberos local para derribar la puerta de entrada de la casa, donde nadie respondía a los insistentes llamados.

La escena con la que se encontraron los peritos era macabra. Un hombre, que luego fue identificado como Andrés Fidel Mazzei, de 66 años, estaba ahorcado en el hall de entrada del inmueble. Metros más atrás, sobre una mesa, yacía una mujer muerta y, en una de las habitaciones, dos chicos estaban tendidos sobre una cama, también asesinados. La mujer, Florencia, de 33 años, era hija de Mazzei. Las otras víctimas, Lucas, de 8 años, y Joaquín, de 11 meses, eran los nietos del hombre, indicaron a LA NACION las fuentes consultadas.

Los voceros dijeron que todos los cuerpos estaban en avanzado estado de descomposición y que, en principio, se determinó que tanto la mujer como los niños fueron asesinados a puñaladas. Los efectivos secuestraron algunos cuchillos que serán peritados en las próximas horas para determinar si alguno de ellos fue utilizado para concretar los homicidios. En tanto, los investigadores aguardaban el resultado de la autopsia para establecer precisiones sobre las causas y la data aproximada de las cuatro muertes.

La investigación

Dentro de la vivienda los peritos hallaron una carta manuscrita. El mensaje, fechado el 16 de este mes (cinco días antes de que los cadáveres fueran encontrados), afirmaba que el triple homicidio tenía como objetivo "liberarlos de esta vida" porque, denunciaba parte del texto, las víctimas habían sido abusadas por su padre. No queda claro en el mensaje si se refiere al padre de los chicos o al propio Mazzei.

Fuentes con acceso a la pesquisa indicaron a LA NACION que el abuelo había denunciado ante las fiscalías 1, 2 y 14 de San Martín que sus nietos habían sido abusados, presuntamente por el padre.

Un vecino de la familia que se identificó como Eduardo fue quien llamó al 911 porque sintió un "olor nauseabundo y porque había moscas. Pensábamos que era algún animal...", dijo, aún sorprendido por el trágico desenlace de su denuncia.

Una hermana de Mazzei habría asegurado ante la Justicia que su padre no tenía ningún tipo de antecedentes y habría aportado el dato de que el progenitor de al menos uno de los niños residía en la provincia de San Luis. Pero estos datos aún no habían sido confirmados anoche por los investigadores, según agregaron las fuentes consultadas.

La familia Mazzei era oriunda de la localidad vecina de José León Suárez y hacía alrededor de una semana que alquilaba la casa en la que anteayer aparecieron los cuatro cadáveres. El hecho es investigado por el fiscal Daniel Cangelosi, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) N° 3 del Departamento Judicial de San Martín.

Te puede interesar