Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

"Una imagen pintoresca, pero requiere cuidados"

Lo aconsejaron a sus socios las autoridades del club tras la llegada de los camalotes

Lunes 22 de febrero de 2016
0

La última semana de enero, el Club Universitario de Buenos Aires (CUBA) alertó a sus socios sobre la invasión de camalotes provenientes del Litoral tras las inundaciones que afectaron el nordeste del país. Además, les pidió tomar precauciones en la sede Núñez, que da al Río de la Plata.

Las imágenes aéreas de la zona hablaban por sí solas: un video desde el aire mostraba las embarcaciones amarradas que parecían apoyadas sobre un terreno verde. Con los días, gran parte de esos camalotes desaparecieron, pero no sucedió lo mismo con los que se acumularon en la bahía, del otro lado del "brazo" de terreno donde los socios aprovechan para tomar sol o disfrutar de las vistas del río.

"Las actividades náuticas en todo el río se están viendo afectadas dado que según la densidad puede simplemente ser una barrera infranqueable para veleros y lanchas", explicaron desde el club el último lunes de enero.

Las autoridades señalaron que podían dañarse los motores de las embarcaciones y, por eso, desaconsejaron la práctica del deporte a vela mientras la cantidad de camalotes fuera tan alta.

"La imagen puede ser pintoresca, pero requiere extremar cuidados para que no represente un riego para las personas que se acerquen a las zonas costeras -continuaron en la publicación del 25 de enero en www.cuba.org.ar-. Como es de público conocimiento, los camalotes traen consigo todo tipo de alimañas. Se han visto múltiples víboras, nutrias e insectos. Es por esto que se recomienda no acercarse a los lugares costeros donde haya huecos, pozos, maleza, restos de camalotes, etcétera."

Recordaron que la última vez que en esa sede del CUBA habían visto algo similar había sido en los años noventa. Ahora, el pico máximo de presencia de camalotes en la costa había sido dos días antes de esa comunicación, el sábado 23 de enero, debido a las condiciones del tiempo. "Desde entonces, mejoraron paulatinamente", agregaron. Y previeron: "Sin embargo, dado que continúan llegando más camalotes, no se sabe hasta cuándo se seguirán sufriendo sus efectos".

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas