Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Renunció el presidente de Acumar, el organismo encargado de la limpieza del Riachuelo

Amílcar López era hasta ayer el director ejecutivo del organismo; Sergio Bergman anunció que le pedirán que siga como parte de los equipos técnicos

SEGUIR
LA NACION
Lunes 22 de febrero de 2016 • 17:33
Foto: Archivo / Soledad Aznarez
0

El director ejecutivo de la Acumar, el organismo encargado de sanear el Riachuelo, presentó su renuncia porque a dos meses y medio de haber asumido no había consenso para nombrar el resto de los equipos. El ministro de Medio Ambiente, Sergio Bergman, presidente de la entidad en su carácter de ministro aseguró que le ofrecerán a López seguir a la cabeza del equipo técnico.

"El jueves vamos a recibir la ratificación de que Aníbal continúa al frente de los equipos técnicos, aunque yo voy a asumir la presidencia del Acumar. Es un excelente técnico, pero no podemos desaprovechar la oportunidad única de la Ciudad, la Provincia y la Nación tenemos la misma conducción", afirmó Bergman en declaraciones a A24.

La gestión de la Acumar está casi paralizada desde noviembre pasado. De hecho, todavía hay funcionarios de la gestión anterior que aún siguen en sus puestos y oficinas ya que son los únicos que tienen las firmas necesarias para poder trabajar todos los días. El organismo, que cuenta con 1000 empleados, debe decidir antes de fin de mes la continuidad de varios convenios con universidades y con entes que permitan seguir el trabajo que se realiza, por ejemplo, en la limpieza de márgenes. Eso, sin contar con el cumplimiento de la manda judicial que pidió a la Acumar la readecuación del plan de saneamiento y que debía ser presentado este mes.

"Hoy estoy presentando la renuncia (a la dirección ejecutiva) Se necesitan decisiones rápidas. Desde 2010 estoy en Acumar y conozco el trabajo (era uno de los representantes de la Ciudad). Sé lo que hay que hacer, pero no puedo seguir adelante si no hay definiciones respecto de las personas y de las políticas", confirmó López a LA NACION.

"El plan no existe. No se discutió nada porque no hay nadie designado. Sólo hubo una reunión de Consejo Directivo pero no hubo avances", indicaron dos integrantes de ese cuerpo que pidieron no ser identificados. La Acumar -organismo tripartito compuesto por la Nación, la Ciudad y la provincia de Buenos Aires- con la nueva gestión volvió a depender del Ministerio de Ambiente de la Nación, encabezado por Sergio Bergman.

Conflicto con Bergman

Bergman propuso a la mayoría de los integrantes del Consejo Directivo del organismo y dejó pocos lugares para las otras jurisdicciones, la provincia de Buenos Aires y la Ciudad. Eso fue lo que molestó y generó la renuncia de López . El 20 de enero Macri nombró a López como director del organismo, quien responde a la diputada nacional Silvia Lospennato, que antes estaba en Acumar, y al presidente de la Cámara baja, Emilio Monzó. Como segunda, en el organismo, se nombró a Gabriela Seijo, una dirigente de la Ciudad cercana al jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. También forma parte del Consejo Directivo de Acumar el biólogo y periodista Sergio Federovisky, que llegó allí tras el acuerdo político del macrismo con Sergio Massa.

Otros que forman parte del Consejo Directivo son: el ingeniero químico y ex Gerente General de Environmental Resources Management (ERM) Julio Torti, por el lugar de AySA; y el abogado y ex Director del Instituto de Vivienda de la Ciudad de Buenos Aires, Iván Kerr. En representación de la provincia de Buenos Aires, el abogado, docente universitario y ex candidato a intente por La Matanza, Miguel Saredi, y, el arquitecto y ex asesor en la gestión del Ministerio de Desarrollo Económico de la Ciudad de Buenos Aires, Martín Renom. Por la Ciudad se nombró al ingeniero y ex Director General de Limpieza del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Alberto Términe; y la economista y ex diputada nacional de la Coalición Cívica, María Fernanda Reyes.

La discusión ahora es por las direcciones. Frente a la Dirección de Asuntos Jurídicos, por ejemplo, Bergman quiere nombrar a Santiago Kaplun, secretario general de la DAIA y ex apoderado de los vecinos demandantes en la causa Mendoza, que originó el fallo de la Corte en julio 2008. Según pudo confirmar LA NACION, el letrado renunció al patrocinio y mandato de los vecinos que eventualmente podrían cobrar por los juicios que mantienen, incluso contra la Acumar.

En Medio Ambiente sostuvieron que faltan definir los directores operativos. "Todas las designaciones están siendo analizadas. Y respecto de los contratos y convenios con las cooperativas se resolverán favorablemente, renovándolos cada tres meses", explicó una fuente.

El saneamiento del Riachuelo fue ordenado por la Corte en julio de 2008 y hoy el juzgado de Morón es el que se lleva la causa con manda del máximo tribunal. En aquella sentencia se ordenó que el Defensor del Pueblo (cargo que está vacante hace casi tres años) y varias ONG conformaran un Cuerpo Colegiado que debe velar por el cumplimiento del fallo. Una de ellas, la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN) presentará mañana un pedido de informes sobre la actividad del Consejo Directivo de la Acumar y por la falta de actas y de transparencia en la gestión.

El organismo cuenta con un presupuesto proyectado para 2016 de unos 1000 millones de pesos. El dinero está depositado en un fideicomiso del Banco Provincia de Buenos Aires y, desde allí, se utiliza para pagar los sueldos y para las acciones y convenios que se firman con municipios y universidades.

También se espera la concreción de un colector cloacal de la margen izquierda que ya cuenta con financiamiento aprobado del Banco Mundial por 840 millones de dólares. La obra ya estaría a punto de comenzar; fue adjudicada a la empresa italiana Ghella y demandará unos cinco años de ejecución. Su objetivo principal es evitar que los líquidos cloacales caigan directamente en el caudal de agua.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas