Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

De artífice de las victorias a estrecho consejero político

João Santana trabajó con Dilma en 2010, y antes con Lula y el venezolano Hugo Chávez

SEGUIR
PARA LA NACION
Miércoles 24 de febrero de 2016
0

RÍO DE JANEIRO.-A lo largo de los últimos seis años, João Santana se fue convirtiendo en mucho más que el encargado del marketing de Dilma Rousseff para pasar a ser su consejero político y una de las pocas personas a las que escucha la presidenta brasileña.

Además de participar de las dos campañas presidenciales de Dilma y de redactar sus discursos más importantes, Santana era convocado al Palacio de Alvorada en los momentos de crisis, como las manifestaciones de junio de 2013. Las encuestas cualitativas y cuantitativas encargadas por Santana eran usadas por el gobierno para trazar su estrategia política.

Desde el año pasado, el asesor está alejado del gobierno brasileño y del Partido de los Trabajadores (PT) -ocupado de campañas en el exterior, por ejemplo en la Argentina-. En Brasil se limita a hacer contribuciones puntuales.

Desde 2006, Santana ayudó a elegir siete presidentes: Luiz Inacio Lula da Silva y Dilma, el salvadoreño Mauricio Funes, el dominicano Danilo Medina, el angoleño José Eduardo dos Santos y los venezolanos Hugo Chávez y Nicolás Maduro.

Antes de ser asesor, y todavía como periodista, Santana fue importante para el proceso de juicio político contra Fernando Collor de Mello, con su reportaje "Eriberto: testimonio clave". En marketing político, trabajó con Duda Mendonça, con quien luego rompió relaciones y a quien reemplazó en la campaña de reelección de Lula, en 2006. Mendonça había salido de escena por el escándalo del mensalão, luego de admitir en 2005 que había recibido dinero de una caja paralela del PT en el exterior.

Hijo de un hacendado productor de sisal, Santana nació en la ciudad bahiana de Tucano, a 250 kilómetros de Salvador. En la escuela, como tesorero del gremio estudiantil, se ganó el apodo de "Patinhas" y con ese nombre en la década del 70 fundó la banda Bendegó.

Santana ya se casó siete veces, y Mónica, su actual mujer, es también su socia. Es un conocedor de vinos y, cuando no está trabajando, uno de sus destinos preferidos es París.

Considerado un "genio" desde la campaña de 2006, cuando logró la reelección de Lula en medio del escándalo del mensalão, Santana también fue blanco de críticas, incluso dentro del PT, luego de la difícil campaña de 2014: parte de los problemas que enfrentó Dilma en el primer año de su segundo mandato son atribuidos al discurso adoptado para alcanzar su reelección. Durante la campaña, Dilma prometió no tocar los derechos de los trabajadores "ni aunque la vaca tosa", pero al ser reelegida modificó la normativa para acceder a ciertos beneficios, como el seguro de desempleo, algo que las centrales sindicales consideraron como un incumplimiento de la palabra dada. Santana también creó el muñeco "Pessimildo" para rebatir las previsiones del candidato del PSDB, Aécio Neves.

Ésta no es la primera vez que Santana es blanco de críticas. En 2008, la propaganda de la candidata petista para la prefectura de San Pablo, Marta Suplicy, preguntaba a los votantes si sabían si el entonces prefecto Gilberto Kassab (DEM), candidato a la reelección, era casado o tenía hijos, dejando entrever que era homosexual. Pero el tiro les salió por la culata y Suplicy fue derrotada.

Santana generó polémica en octubre de 2013, cuando afirmó a la revista Epoca que Dilma sería reelegida en primera vuelta porque se produciría una "antropofagia de enanos". Se refería a los entonces precandidatos Marina Silva (REDE), Aécio Neves (PSDB) y Eduardo Campos (PSB). Tras la muerte de Campos, los números de Silva se dispararon en las encuestas. Dilma se abocó a atacar a Silva y fue a segunda vuelta con Neves.

(Traducción de Jaime Arrambide)

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas