Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Reforma electoral: tres ejes clave para entender la discusión que plantea el Gobierno

Juan Abal Medina, Alejandro Tullio y Sebastián Galmarini analizan el proyecto del secretario de Asuntos Políticos y Fortalecimiento Institucional, Adrián Pérez

Jueves 25 de febrero de 2016 • 22:09
SEGUIR
LA NACION
0
Los especialistas coinciden en que es el momento oportuno para llevar adelante la reforma
Los especialistas coinciden en que es el momento oportuno para llevar adelante la reforma. Foto: Archivo

Uno de los ejes de campaña de Cambiemos consistió en el compromiso de llevar adelante una reforma electoral tendiente a transparentar el proceso electoral. Si bien se realizaron planteos relativos a tres aristas centrales, todavía no hay una propuesta concreta.

Estos tres puntos que componen la "propuesta en formación", tal y como lo planteó Adrián Pérez a la LA NACION, se concentran en la utilización de una boleta única (ya sea en papel o electrónica), la simplificación de los calendarios electorales en todo el país y la creación de un organismo autónomo encargado de monitorear el proceso electoral.

Ocurre que avanzar hacia una reforma no resulta tarea sencilla, ya que para ser aprobado el futuro proyecto de ley requeriría una mayoría especial.

Sergio Massa, líder del Frente Renovador y diputado por la provincia de Buenos Aires, expresó públicamente su visto bueno respecto de la iniciativa. Por su parte, el senador Juan Manuel Abal Medina sostuvo a LA NACION: "El sistema nacional es bastante arcaico, tiene cuestiones lentas y engorrosas, pero también es seguro. Si creo que hay cuestiones que deben seguir mejorando y que la reforma política es una tarea permanente."

La opinión de los especialistas

LA NACION consultó primero a Adrián Pérez, el abogado elegido por Mauricio Macri para encarar este proceso, y luego a tres de los especialistas más calificados para referirse a las temáticas de reforma electoral. Ellos son Juan Manuel Abal Medina, politólogo y senador nacional por el Frente para la Victoria, Sebastián Galmarini, politólogo y senador provincial por el Frente Renovador y Alejandro Tullio, abogado que se desempeñó al frente de la Dirección Nacional Electoral (DINE) por casi 15 años; y analizaron punto por punto lo que se conoce hasta el momento sobre la reforma.

"El sistema nacional es bastante arcaico, tiene cuestiones lentas y engorrosas, pero también es seguro"
Abal Medina

Utilización de una boleta única

Según Pérez, la boleta partidaria que se utiliza actualmente presenta complicaciones. "El ciudadano va y no encuentra la boleta. Por eso la boleta única electrónica (BUE) es una buena propuesta que ya contó con muy buena recepción en la ciudad, además, cuenta con un respaldo en papel." Pero así como la aplicación de la BUE en la Ciudad no se dio sin críticas, existen muchos detractores de la boleta única. Una de las observaciones es que se le ha hecho es que su utilización alarga el proceso de escrutinio.

Abal Medina: La modificación del procedimiento de votación debe ser encarado de una manera integral cuidando que no se fragmente el voto. El voto electrónico no está muy difundido en el mundo, de hecho es un procedimiento que se utiliza mayormente en América latina.

El Sistema de boletas únicas separadas por categoría que se utiliza en Santa Fe no me parece muy útil porque la lista más votada para los legisladores termina siendo la que tiene una cabeza más conocida. Estoy de acuerdo con la BUE ya que tiene algunos elementos interesantes, por ejemplo, permite el voto partidario y no desacopla la voluntad popular en distintas categorías.

La boleta partidaria no es un mal per se. Es utilizada en Uruguay, España, Francia, Suecia, etc. Lo que sucede es que existen cuestiones que en general no son sanas para la expresión democrática, como la ley de lemas, los sistemas de acoples, todo ese tipo de procedimientos a nivel subnacional si creo yo que hay que trabajarlos, siempre entendiendo que son competencias provinciales.

Galmarini: En cuanto a esta modificación nosotros creemos que es más importante pensar en su control más que en su forma ya que no existe un sistema ideal de voto. Proponemos que lo controle una universidad pública, como por ejemplo la Universidad Técnica Nacional (UTN), junto a la DINE y a la Cámara Nacional Electoral.

Tullio: La experiencia demuestra que en Chaco, Neuquén, Salta, Ciudad de San Luis y en CABA la BUE ha funcionado bien. Esto no es algo nuevo ya que se está usando en buena parte del país. Ya hay una experiencia acumulada que demuestra que funciona y en algunos casos muy bien. Ahora, las experiencias que se han llevado adelante son de elecciones de nivel municipal y provincial. Los tres niveles implicarían una complejidad de sistemas electorales diferentes. Por ejemplo, lo que sucedió en las elecciones provinciales de Tucumán fue como consecuencia del sistema electoral de acoples que permite una multiplicidad de opciones inabarcables. El problema no está en la forma de votar sino en el sistema electoral.

Simplificación del cronograma electoral

En cuanto a este punto Pérez sostiene que esto busca simplificar el cronograma en una única fecha para elecciones nacionales". Y agrega que para lograr este objetivo se necesitaría llegar a un acuerdo con las provincias.

Abal Medina: La propuesta es interesante para ser estudiada. La unificación del cronograma de votación también es interesante por la gobernabilidad. Obviamente por la competencia de las provincias requiere un acuerdo marco con ellas, pensando en una fecha para las elecciones provinciales y otra para las nacionales. Es cierto que no es útil para gobernabilidad argentina comenzar un año electoral en marzo y terminarlo en octubre.

Galmarini: No creo que la unificación de las fechas de votación en todo el país sea viable, ni tampoco muy importante. También creo que muchas de las provincias van a exigirle al Gobierno mayor autonomía para poder tomar más decisiones localmente y así ejercer su federalismo.Large

El robo de boletas es una de las metodologías más comunes
El robo de boletas es una de las metodologías más comunes. Foto: Archivo / Ignacio Colo

Tullio: Esto no es posible por la Constitución Nacional ya que se trata de facultades provinciales. En este caso cada una de las provincias debería pronunciarse y sería una cuestión absolutamente voluntaria. En segundo lugar, no creo conveniente la simultaneidad de elecciones a nivel local, provincial y nacional. Lo que hay que promover es un acuerdo en el que haya un período donde se desarrollen las elecciones provinciales y otro para las nacionales, de esa manera se evitaría el "efecto arrastre" que es una distorsión de las elecciones. Es un espacio para la demagogia o para la distorsión de la política como elecciones limpias, libres y transparentes; las mismas tienen que estar precedidas de un debate político oportuno, amplio y pertinente y la mejor manera de hacerlo es separando el momento del debate local del momento del debate nacional.

Creación de un organismo autónomo

Para Pérez, la creación de un organismo autónomo persigue el objetivo de "ganar la confiabilidad del electorado". Se trataría de una institución extra poder totalmente separada del poder ejecutivo, para así evitar cualquier sospecha de injerencias del Gobierno de turno. Este punto implicaría modificar a la Dirección Nacional Electoral, que actualmente se desempeña como el "organismo técnico del Poder Ejecutivo Nacional especializado en materia de administración electoral".

Abal Medina: Me gusta la idea pero un organismo autónomo no debe reemplazar al rol de la justicia. Debería contar con un directorio con participación de mayorías y minorías de las cámaras y la sociedad civil.

Galmarini: Esta no creo que sea la solución al problema de la falta de transparencia, también se generaría desconfianza. Argentina debería construir un fuero electoral específico.

Tullio: El organismo tiene que ser autárquico porque la autarquía tiene dos características fundamentales, primero, tiene un presupuesto propio, y segundo, su autonomía impide que haya cualquier riesgo de que se articule al órgano electoral a favor o en contra de algún partido. Se trata de una autarquía financiera y funcional. Esto en los hechos se ha venido dando. Ahora, no estoy de acuerdo con un órgano extra poder ya que en ese caso debería modificarse la Constitución Nacional. Este ente debería estar despolitizado.

Diferencias centrales entre el sistema actual y el plan oficial

Boleta

Ahora: mezcla de boleta partidaria, BUE y boleta única.

Reforma: boleta única (para marcar opciones) o boleta única electrónica

Calendario electoral

Ahora: desdoblamiento de fechas de votación a nivel municipal, provincial y nacional

Reforma: unificación de las elecciones a nivel nacional y provincial de las fechas (lo cual requerirá el acuerdo con los gobernadores y legisladores provinciales ya que la decisión de la fechas de votación en un atributo provincial establecido en la Constitución Nacional)

Organismo electoral

Ahora: Dirección Nacional Electoral (DINE), Cámara Nacional Electoral que dependen del Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda y al Poder Judicial respectivamente.

Reforma: proponen un organismo autárquico del poder ejecutivo

El secretario de Asuntos Políticos agregó otros puntos que le gustaría contemplar en la reforma. Estos son la obligatoriedad del debate entre candidatos presidenciales, la inclusión de los datos biométricos del votante para la votación y la prohibición de la cadena nacional en períodos de campaña electoral.

Las boletas partidarias se reemplazarían por boletas únicas o BUE
Las boletas partidarias se reemplazarían por boletas únicas o BUE. Foto: Telam / José Romero

Desde el massismo piden la inclusión de temas tales como, por ejemplo, paridad de género en la conformación de las listas (50/50), una ley de incompatibilidad de funciones públicas y limitar las elecciones indefinidas a todos los cargos. Si el Gobierno concede algunos de estos puntos, el apoyo del FR se verá por demás justificado y acompañarían el proyecto en el Congreso.

Siguiendo a Abal Medina, para que el FpV apoye esta reforma se necesitaría "una discusión amplia y profunda con partidos políticos y especialistas". "En el 2009 - para la creación de las PASO - estaban todos de acuerdo pero por una cuestión de posicionamiento votaron en contra, pero vos sabías que muchos sectores apoyaban lo que estabas haciendo".

"Es más importante pensar en su control más que en su forma ya que no existe un sistema ideal de voto"
Sebastián Galmarini

Las experiencias con la Boleta Única Electrónica (BUE)

La provincia de Salta y CABA no son el único caso. San Luis, Río Negro, Chaco, Buenos Aires y Córdoba también apostaron por el cambio y utilizan la boleta única o admiten (total o parcialmente) el voto electrónico. Así y todo, esta metodología no califica exclusivamente como voto electrónico ya que la máquina imprime una constancia del voto luego de seleccionar los candidatos a través de una pantalla táctil, también registra la información en el chip RFID de la misma.

El sistema de BUE también despertó algunas quejas en relación a la posibilidad de cometer fraude, aunque según varios especialistas esto es complicado de lograr. Entre sus beneficios se destaca, por ejemplo, la imposibilidad del "voto cadena" o "calesita" porque no se le puede dar el sobre con la boleta al votante para que vaya y lo deposite en la urna. También hubo acusaciones en relación a la redacción del pedido de licitación. Muchas veces existe la sospecha que se hace a medida de la empresa que se desea que salga adjudicataria.

"Hay que debatir si es el mejor sistema y considerar que es una herramienta cara y limitada. Hay que estudiar un tipo de voto que se adapte mejor a los argentinos. Existen métodos mejores como el de la lapicera electrónica", sostiene Galmarini.

La importancia de no quedarse en la superficie

Los reformistas hablan de la necesidad de actualizar el proceso de votación para dotar de mayor rapidez al escrutinio, alcanzar la plena transparencia y reducir la cantidad de fiscales necesarios. La realidad es que el sistema electoral ideal no existe y es central no quedarse en la superficie de los cambios tangibles.

"Cualquier reforma electoral implica rever el fortalecimiento de los partidos", agrega Abal Medina. Otros temas que deben ser tenido en cuenta a la hora de pensar esta reforma son las estructuras partidarias, la base del sufragio y su emisión, los órganos electorales, las circunscripciones electorales, el piso electoral, corregir las desviaciones (malapportionment), estructura de la boleta (de lista cerrada y bloqueada, cerrada y desbloqueada o abierta) y, sobre todo, buscar la manera de alcanzar la efectivización, agilización y eficiencia en la carga de los datos.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas