Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Trump ganó la tercera interna al hilo y llega entonado para el "supermartes"

Con el sorpresivo apoyo del voto latino, superó por amplio margen a Cruz y Rubio en los caucus republicanos de Nevada; el martes hay elecciones en más de 10 estados

SEGUIR
PARA LA NACION
Jueves 25 de febrero de 2016
Exultante, Trump festejó anteanoche su impactante triunfo en Nevada, con respaldo del voto latino
Exultante, Trump festejó anteanoche su impactante triunfo en Nevada, con respaldo del voto latino. Foto: Reuters / Jonathan Ernst
0

NUEVA YORK.- Donald Trump se impuso en la primaria de Nevada y completó un hat trick en el inicio de las internas presidenciales que consolida su candidatura antes del "supermartes", una cita decisiva en la definición de los candidatos que competirán por la Casa Blanca en noviembre.

Trump arrasó en el caucus (asamblea) de Nevada, al imponerse con el 46% de los votos y por una amplia diferencia al senador Marco Rubio, que obtuvo el 24%, y al senador Ted Cruz, que consiguió el 21,4%. Ben Carson y John Kasich terminaron muy relegados, con menos del 5% de los sufragios.

Tras su contundente victoria, la tercera luego de sus triunfos en New Hampshire y Carolina del Sur, ya nadie discute si Trump puede quedarse con la nominación presidencial republicana. La duda, ahora, es si es posible impedirlo. "Ganamos con los jóvenes, ganamos con los viejos, ganamos con los más educados, con los menos educados, ¡amo a los menos educados!", festejó Trump, anteanoche, en Las Vegas, al celebrar su victoria en Nevada desplegando su ya habitual fanfarronería.

"¿Y saben por qué estoy realmente contento? Porque lo he estado diciendo por mucho tiempo: 46% fueron los hispanos, ¡46%! ¡Número uno con los hispanos!", celebró.

En efecto, una encuesta en boca de urna de la cadena CNN mostró que Trump se quedó con el 45% del voto hispano, contra el 27% de Rubio y el 18% de Cruz. Poco importó que Rubio haya vivido en Nevada o que los dos senadores sean hispanos de origen cubano. En Nevada, tampoco pareció importar los insultos de Trump a los mexicanos, la promesa de deportar a 11 millones de inmigrantes indocumentados o de construir un muro en la frontera con México, "pagado por México".

Latino Decisions, una organización abocada al análisis del electorado hispano, decisivo en las elecciones presidenciales, se apresuró en aclarar que "sólo un muy pequeño porcentaje de los latinos de Nevada son republicanos", y la amplia mayoría son demócratas o independientes. Aun así, en esa minoría de minoría, Trump logró imponerse.

Aunque el grueso de los delegados que elegirán al candidato en la convención partidaria no ha sido elegido aún, el hat trick de Trump confirmó su condición de máximo favorito en la carrera de los republicanos en un año en el cual las figuras vinculadas del establishment han tenido enormes dificultades para conectar con un electorado frustrado, seducido por el estilo del magnate inmobiliario.

"Es importante tomar un respiro profundo", dijo Rubio, ayer, en un intento por calmar las aguas. "Esta carrera tiene que continuar estrechándose, y una vez que eso suceda y empiece a consolidarse el respaldo, mientras más rápido lleguemos a eso, mejor vamos a estar."

Es su gran apuesta: quedar en pie como el único candidato capaz de derrotar a Trump, y unir lo que quede del Partido Republicano detrás suyo para impedir que el millonario sea nominado candidato presidencial en Cleveland en julio.

El equipo de Rubio tiene la mirada puesta en una fecha: el próximo 15 de marzo, cuando la interna llegará a Florida y Ohio, dos estados "grandes" que otorgan la mayor cantidad de delegados con la modalidad "el ganador se lleva todo", no de manera proporcional al voto. Para ese entonces, esperan que Kasich, gobernador de Ohio, ya no esté en carrera. Kasich enfrenta una fuerte presión del establishment para dar un paso al costado.

Como Rubio, Cruz salió mal parado de Nevada pero aparece con mejores posibilidades de tener un buen desempeño en el "supermartes", donde se ponen en juego 595 delegados. Antenoche recordó que ya venció a Trump en Iowa.

"La única campaña que ha vencido a Donald Trump y la única campaña que puede vencer a Donald Trump es esta campaña", les dijo a sus seguidores. Cruz recibió ayer el respaldo del gobernador de Texas, Greg Abbott, y buscará el apoyo de los evangélicos del Sur para mover a Rubio a un costado.

A ambos les queda poco tiempo para frenar a Trump, que ha roto con todos los pronósticos y cada día aparece más cerca de convertirse en el elegido del Partido Republicano para recuperar la Casa Blanca.

La danza de delegados

81

Donald Trump

Se impuso en tres de las cuatro elecciones. La semana próximapodría cosechar 440 delegados en el "supermartes"

17

Ted Cruz

El senador por Texas ganaría el próximo martes los 155 delegados de su estado

17

Marco Rubio

Los pronósticos le auguran una campaña cuesta arriba por el impulso de Trump

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas